Pancho Puelma

Clases de piano desde los ocho años y la participación en bandas como Leña Húmeda y Q.E.P. forjaron el oficio de Francisco Puelma, pero fue un hecho doméstico el que determinó su éxito: el primer embarazo de su mujer lo motivó a sentarse al piano y componer una bienvenida a su hijo. Así nació la canción “Esperando nacer”, que se convertiría en una de las más tocadas por radios durante la segunda mitad de los años ’80, y cuyo éxito marcó para siempre el recuerdo del músico entre el público.

Fechas

Viña del Mar - 01 de julio de 1959

Décadas

1980 |1990 |2000 |2010 |

Géneros

Grupos

Jorge Leiva / Marisol García

Francisco Puelma es viñamarino, y en el conservatorio de esa ciudad comenzó a estudiar piano en 1967. Tras diversos cursos de perfeccionamiento, y cuando cursaba la enseñanza media en el Colegio Alemán de Valparaíso, integró por tres años el conjunto de rock sinfónico Leña Húmeda. En 1978 ingresó a estudiar Arquitectura en la Universidad Católica de Valparaíso, confiado en que podría mantener ambas actividades en paralelo.

La canción del padre primerizo
Pero su vocación musical pudo más. Dejó la casa paterna y la carrera, comenzó a componer, compró un teclado Fender, se mudó a Santiago (para seguir con estudios de música) y ganó un encuentro de cantautores organizado por “Magnetoscopio Musical”, el programa de videoclips de TVN. Tras un breve paso por el grupo pop Q.E.P. en 1985 —”Otro día más en la ciudad”, uno de los éxitos de ese cuarteto, es de su autoría— grabó por su propia cuenta el tema “Esperando nacer”, una balada sobre teclado y adherente estribillo de la que hizo cien copias en cassette y que en un principio envió a varias radios sin resultado.

Sólo cuando Radio Recreo de Viña del Mar comenzó a tocarla, el sello RCA decidió incorporarla a un compilado. El éxito fue entonces inmediato y abrumador.La historia de un niño en gestación que escucha intrauterinamente las expectativas de sus parientes sobre su futuro caló hondo en el gusto popular chileno, que por esos años se abría al pop en español, y que daba inicio a un boom pop del que Pancho Puelma sería uno de los protagonistas. La canción estuvo varios meses en las parrillas radiales, y cuando en 1986 al fin apareció en el primer disco de Puelma no hubo duda que el título debía ser Esperando nacer.

El músico se presentaba entonces como parte de una banda, Los Socios, entre quienes se incluían originalmente el guitarrista Roberto Lizarzaburu (ex Banda Metro) y el baterista Mauricio Clavería (más tarde miembro de La Ley). Con ellos Puelma grabó un segundo trabajo, se hizo número habitual de programas de televisión y se presentó incluso en el Festival de Viña del Mar de 1988. En el libro Las voces de los ’80, el músico aclara que «los medios me fueron obligando a llamarnos Pancho Puelma y Los Socios, pero nunca fue esa mi intención […]. No me hizo bien esa individualización, esa figuración».

La caída y el renacimiento
Problemas personales determinaron que su carrera se detuviera. Una reconocida adicción a las drogas (de la que habló con los medios e incluso hizo un especial de televisión), sumado al cierre de espacios tras el boom popero de los ’80, lo mantuvieron alejado de la música durante casi toda la década siguiente. Problemas con la ley y una separación matrimonial acentuaron una crisis de la que se recuperó paulatinamente.

Nuevos discos, el trabajo en jingles publicitarios y su desempeño musical en hoteles y centros de turismo marcaron esa recuperación. El 2005 fue parte de la competencia del programa “Rojo VIP”, de TVN. Desde entonces ha participado en distintos festivales y el 2008 lanzó su disco Y no me canso, grabado en México y con un tema central en torno a la autosanación y compromiso con la música.

En junio de 2013 se incorporó al festival Las Voces de los 80, en parte inspirado por el ya citado libro de entrevistas del periodista Emiliano Aguayo, y en donde Puelma declara: «Ya sé que siempre voy a estar en la música, aunque muera pobre […]. Sigo aferrado a mi piano, tocando y cantando, según las temporadas y lo que venga».

La doble vida de Amaro Labra

Con una biografía de Gonzalo Planet y un concierto, Sol y Lluvia celebra 40 años este sábado.  Su líder, el diputado Amaro Labra, habla de esa historia, y de sus dos oficios. La política y la música.  Entrevista de MusicaPopular.cl: “A lo mejor no hago melodías “rebuscadas y hermosas”, como dice Jorge González. Hago lo que puedo hacer”.

Fallece Lucho Gatica,
la mayor voz chilena de todos los tiempos

Su deceso fue anunciado oficialmente por la familia y la noticia ha tenido gran repercusión en México, país que lo consagró como el más grande intérprete de boleros del siglo pasado.  Aquí, la historia musical de la voz que provino desde Rancagua y dejó huella como “el Frank Sinatra latinoamericano”.