María Jimena Pereyra

La ganadora de la primera generación del programa televisivo «Rojo, fama contrafama» fue, en el año 2003, María Jimena Pereyra. El triunfo la llevó a convertirse en punta de lanza del fenómeno mediático y discográfico que generó ese espacio de TVN. Junto a ella, Leandro Martínez, María José Quintanilla, Daniela Castillo y otros jóvenes intérpretes saltaron del anonimato al estrellato en pocos meses, convirtiéndose en artistas súperventas que fueron acogidos con entusiasmo por una industria en crisis. Tras tres discos, a fines del 2006 salió del programa, y aunque nunca se ha desligado e la televisión -ha sido conductora o panelista en varios espacios- nunca ha dejado de presentarse en vivo y de editar discos.

Fechas

Ciudad de La Plata (Argentina) - 20 de noviembre de 1976

Décadas

1990 |2000 |2010 |

Géneros

Jorge Leiva

Llegada a Chile
La historia de María Jimena tenía varias diferencias con la de sus pares en «Rojo». Argentina de nacimiento, tuvo en su país un acercamiento profesional al canto, y entre los 13 y los 16 años incluso editó dos discos con la multinacional CBS (Voy al frente y Confidencias). Fue, además, parte de una telenovela llamada «Chances».

Su éxito, sin embargo, fue discreto, y por razones más bien económicas la cantante llegó a Chile en el 2001 (traía un disco independiente que nunca llegó a editarse: Estar contigo). Tras desempeñarse como vendedora, promotora y cantantes de pubs, se presentó al año siguiente a la selección de «Rojo», donde junto a otros doce cantantes fue seleccionada para participar de un espacio planteado a la manera de un concurso de talentos, en el que los participantes debían interpretar repertorio popular (baladas, casi siempre) y poner frente a la evaluación de un jurado su voz, carisma y desplante escénico.

Pese a un inicio discreto y en plena temporada veraniega, la emisión diaria fue convirtiendo a «Rojo» en un inesperado fenómeno de audiencia. Cuando terminó la primera temporada, en febrero de 2003, los participantes ya eran ídolos populares. El triunfo de María Jimena incluyó, entre otros premios, un contrato discográfico para la esforzada inmigrante argentina.

Consecuente con la lógica del programa, el primer disco reunía una serie de covers de la música romántica chilena, con el tema «Amor por ti», de Marco Aurelio, como carta de presentación, en una versión a la que propio autor agregó unos versos, 30 años después de la versión original.

«Si me vas a abandonar», de Buddy Richard, el bolero de Jaime Atria «Noche callada», y un viejo éxito de Frecuencia Mod («Cállate (ya no me mientas)»), completaban Dedicado, un disco de ventas sorprendentes para el período de crisis que por entonces acusaba la industria disquera chilena. aría Jimena continuó en el programa «Rojo», en competencias especiales y acompañando a los nuevos competidores, al tiempo que inició una intensa agenda de presentaciones en vivo a lo largo de Chile.

Al año siguiente presentó su nuevo disco, Esa luz, pero esta vez con canciones originales (de autores como Gonzalo Yáñez, un integrante del grupo Bacilos, Beto Cuevas y Andrés Bobe) e, incluso, dos temas propios. En todos ellos, María Jimena reafirmó su opción por la balada moderna, de unívoca temática amorosa, aunque marcada por varios guiños al pop internacional. Las ventas no fueron tan altas como en el disco anterior, pero la mantuvieron como artista prioritaria de su sello. Todo eso siempre bajo el amparo de su permanencia en «Rojo», además del rol como coanimadora que asumió en el programa familiar «Corre video».

A fines de 2005, María Jimena volvió a los covers, pero esta vez a instancias del espacio «Rojo VIP», que hizo competir a viejas y algo desaparecidas estrellas de la canción. En su disco …Y más reinterpretó canciones de varios de los participantes (Miguelo, Luis Dimas, Buddy Richard, entre otros), en una prueba de la astucia y personalidad de la cantante argentina, que incluso realizó covers acompañada por  algunos de sus autores. En el segundo semestre del 2006 tuvo una pequeña aparición en Rojo, la película, pero su carrera televisiva se iba restringiendo al programa Rojo.

La vida fuera de pantalla
Fue en ese contexto, en diciembre de ese año, cuando María Jimena anunció su salida definitiva de ese espacio, siendo la primera de ese elenco en tomar una decisión de esa envergadura. No sin conflictos y con algunas declaraciones cruzadas con la producción del programa, la argentina anunció que se iba a Miami a grabar un cuarto disco, de manera de centrar su actividad artística en la música, completamente fuera de la televisión.

Los planes no se dieron de esa forma, y María Jimena Pereyra se incorporó al poco tiempo a Canal 13, donde fue rostro de distintos espacios , hasta que en octubre de 2008 reapareció con un nuevo disco: Por dejar que pasara el amor, el segundo de su historia con temas originales. Grabado en Argentina, con cinco temas de su autoría y con ella sobre todas las etapas de producción, el disco alcanzó el disco de oro, pero no tuvo los niveles de venta de su predecesores.

Alternando permanentes presentaciones en vivo con su oficio televisivo, la cantante lanzó un nuevo disco cuatro años después, MJP . El 2011 había alcanzado  una nueva figuración musical por su interpretación de «La Quintralada», original de Florcita Motuda, que ella reversionó como tema central de la teleserie La Doña, y esa suerte de «revival» fue la plataforma para ese nuevo disco, que se adelantó con la balada «Cenizas». La producción y la composición de Enzo Massardo y Rodrigo Stambuck, nombres vinculados al pop, estuvieron detrás de la producción, que tuvo otros singles, como «Dime si tú», y «Por siempre», pero ya las ventas estaban muy lejos de las grandes cifras de sus comienzos.

El 2014 lanzó un nuevo disco, con la producción de su amiga y ex compañera de «Rojo», Mon LaferteEn movimiento, que se movió en los mismos códigos pop de siempre -el primer  single «Uno en un millón» es su muestra más clara- pero que vio interrumpidos sus procesos promocionales por temas de salud de la cantante. Una nueva canción, «Ella ya se fue”, fue la carta de presentación de la nueva etapa, en la antesala de su disco EP Naturaleza (2019).

Los Jaivas y Congreso: historia pura en vivo

Para conmemorar el aniversario de la puesta al aire de la estación radial, las dos bandas más significativas y vigentes en el surgimiento del rock de raíz folclórica en Chile, hace 50 años, unen fuerzas en un concierto el próximo 29 de junio en el Gran Arena Monticello.

Más música a la carta

Mientras Claudio Valenzuela estrena en solitario su disco Ego, el trío de rock tendrá ocho conciertos durante agosto, entre Arica y Concepción, con repertorios de sus tres décadas.