Luis Le-Bert

Luego de la primera separación de Santiago del Nuevo Extremo, a mediados de los años ochenta, el cantautor Luis Le-Bert comenzó un trabajo individual que se ha mantenido ininterrumpido hasta hoy. Su estilo autoral y su sistema de promoción ha respondido durante este tiempo a una irrestricta autonomía, manteniéndolo como una voz creíble y digna de atención, aunque marginal a la difusión masiva. El tránsito desde la trova hacia la cueca en subjetiva lectura es uno de los senderos por los que darle coherencia a su inquietud musical solista, autodefinida por él como «canción de vanguardia».

Fechas

Santiago - 07 de septiembre de 1956

Décadas

1980 |1990 |2000 |2010 |

Géneros

Grupos

Luis Le-Bert

Marisol García

Su canto nuevo
El mismo año en el que Chile recuperaba la democracia, el cassette Luis Le-Bert (1989) confirmaba la intención del autor por mantenerse en la música, ahora sin la banda con la que había agitado parte importante de la resistencia artística a Augusto Pinochet.

Apoyaba además con esa producción su apuesta por trabajar a dos bandas entre la música y la arquitectura, la profesión formal que Le-Bert concluyó en su juventud y que ha ejercido desde entonces, en paralelo a su labor de cantautoría. Aunque en ese camino ha habido períodos de silencio, el músico reactivó sus ganas cuando descubrió, maravillado, el potencial rítmico y expresivo de la cueca.

El disco Calacalacaaaa!!! (2007) registró una nueva fusión de géneros, en un formato identificado por el autor como «cueca-blues», si bien también integrando códigos del jazz y temáticas urbanas. Fue grabado junto al grupo Los Agricultores del Cosmos, integrado por gente ya experimentada, como el bajista Juan Caballero y el percusionista Carlos Basilio (Entrama). Al presentarlo, Le-Bert volvió a posicionarse como un marginal de la gran industria disquera, en la que dice «no quepo porque no he cambiado. Sigo siendo la misma persona que declara no entender el intercambio de nada». Lo demuestra a través de continuos recitales en la periferia de Santiago o apoyando la resistencia organizada en Aysén, armado sólo con su guitarra, confiado en que su música debe llegar a la gente directamente.

Clásicos: cine y música junto a Horacio Salinas

En 1996, el director de Inti Illimani Histórico creó una banda sonora para El húsar de la muerte, la película de Pedro Sienna en torno a Manuel Rodríguez. Este 27 de marzo y 3 de abril, a las 19 horas, se pone al frente de la Orquesta Clásica Usach para musicalizar en vivo el filme, en el Aula Magna de la institución.

Cumpleaños con Quilapayún

El programa El Zócalo Nacional, que se emite en Radio Universidad de Chile, cumple 20 años al aire y festeja con un concierto de Quilapayún. El jueves 21 de marzo, en la Sala Master (20:30 hrs.).