Juan Pérez Ibarra
Foto: Agrupación Herederos del Guitarrón Chileno

Juan Pérez Ibarra

Entre la valiosa comunidad de poetas populares de la ciudad de Pirque, Juan Pérez Ibarra es el más dedicado a la tradición del canto a lo divino o poesía popular de inspiración religiosa. Discípulo y compañero de Osvaldo Ulloa y Santos Rubio, cantor, poeta popular y guitarronero, es también cuasimodista y ministro de la comunión, además de gestor de encuentros en torno al canto popular y al guitarrón.

Fechas

Santa Rita, Pirque - 25 de agosto de 1954

Décadas

1970 |1980 |1990 |2000 |

Géneros

Juan Pérez Ibarra

David Ponce

Hijo de una familia de nueve hermanos, Juan Domingo Pérez Ibarra trabajó desde los diez años en su Pirque natal. «Soy nacido y criado en el fundo de Santa Rita de Pirque», dice en su presentación en el disco El guitarrón chileno, herencia musical de Pirque (2000), de donde están tomadas las siguientes citas. «Soy hijo de campesino, mi trabajo es ser llavero de un fundo. Soy poeta y cantor a lo divino, y por la gracia de mi Dios soy ministro de la liturgia y de la eucaristía».

Los cantores de Pirque tienen sus historias entrelazadas. El padre de Juan Domingo Pérez era amigo del abuelo del avezado poeta y payador Santos Rubio, don Arturo Morales, quien a su vez era cantor a lo divino. «Él (Morales) venía a sembrar a las chacras, entonces Santos ahí venía y traía la guitarra a mi casa, parece que yo tocaba el cielo cuando la escuchaba», recuerda. A los quince años aprendió a tocar guitarra, entró al coro de la iglesia y formó un grupo folclórico, también asesorado por Santos Rubio. Pero su mayor devoción estaba por manifestarse con el canto a lo divino.

Otra vez la vecindad pircana hizo valer sus estrechos lazos, esta vez con el poeta y cantor Osvaldo Chosto Ulloa, el hombre que motivó que a los 26 años, hacia 1980, Juan Domingo Pérez empezara a tocar guitarrón. «Recuerdo que con un compadre mío fuimos a ver al Chosto. Yo no conocía los guitarrones y le dijimos que queríamos aprender a cantar a lo pueta. Como lo escuchaba cantar a él me empecé a aprender versos, así, sueltos, y de hecho lo primero que me aprendí fue la Pasión del Señor completita, creo que son dieciocho décimas, y ahí empecé».

Juan Pérez Ibarra toca guitarra traspuesta, arpa y acordeón y hoy es uno de los destacados cantantes a lo divino en Chile. Desde 1984 participa de los Encuentros Nacionales de Cantores a lo Divino y en abril de 1987 fue uno de los cuatro poetas que, junto a Francisco Astorga y Arnoldo Madariaga padre e hijo, representaron esta expresión frente a Juan Pablo II durante la visita papal a Chile. Su voz se oye también en el disco El nacimiento de Cristo en el canto a lo divino (2005), a dúo con el joven cantor Alejandro Ramírez, y en El guitarrón chileno (2000) canta un verso tradicional y otro de su autoría.

La semana de Tom

El bajista y vocalista se presentó en Santiago y Viña del Mar -su ciudad natal- junto a Slayer, en el cierre de una gira de despedida por Sudamérica. Luego de esas actuaciones, fue homenajeado en el Congreso Nacional y hasta visitó el centro deportivo de Everton, el club de fútbol del cual es un seguidor declarado.

En memoria de Víctor Alarcón

Este 30 de octubre en la Basílica La Merced se realizará un concierto para recordar al director de coros, cuya muerte en un accidente dejó al país sin uno de sus mayores directores, gestores musicales y profesores. Se interpretará «In memoriam Víctor Alarcón», obra de Carlos Zamora para soprano, coro y orquesta.