Javier Valdebenito

Compositor, arreglador y contrabajista, si bien Javier Valdebenito se inició en diversos proyectos de música popular, fue en el campo del jazz avant-garde donde su voz terminó de delinearse y consolidarse. Su disco Tradición y mística (2013) y sus estrechas colaboraciones con el saxofonista Diego Manuschevich para Concepts and motifs (2016) y Dear friend (2017), grabado en París, le dieron un estatus nuevo en las escenas de la vanguardia.

Fechas

Santiago - 10 de junio de 1984

Décadas

2000 |2010 |2020 |

Géneros

Grupos

Como bajista, Valdebenito fue parte de La Orquesta de la Memoria entre 2005 y 2008, y luego se integró como guitarrista eléctrico y director musical de Combo Ginebra, en los ambientes de la nueva cumbia chilena, ritmo que en la década de los 2000 atrajo a nuevo públicos universitarios. Así grabó los discos Sangre y oro (2009) y El vacilón (2012). Con este grupo llegó a presentarse en el Rain Forest World Music Festival, en Malasia, en 2018. Por esos tiempos también acompañó a cantantes de tango como la maestra Nelly Sanders y Katherine Campos. Esa experiencia lo encaminó hacia otras músicas populares —canción francesa, canción italiana, vals, klezmer— a las que dio curso ahora como contrabajista, con el trío Bordelestino, que formó en 2011 junto al acordeonista David Santis y la violinista francesa Lolita Ponce.

Sus experiencias en las músicas contemporáneas lo llevaron a tocar en ensambles de cámara e improvisación libre, como Tárabust y también experiencias y residencias creativas de artistas como Sabu Toyozumi y Nicolas Collins. Como contrabajista de jazz se vinculó al gran improvisador Diego Manuschevich, de quien tomó ideas como la "mística pasionera", que junto al baterista Hugo Manuschevich había desarrollado como manifiesto político desde su llegada de Estados Unidos. Valdebenito se unió a ese pensamiento y grabó el disco a trío, Tradición y mística (2013), el primero de una activa serie durante la década de los '10.

Actualizado el 08 de abril de 2021