Gloria Benavides

La primera niña solista de la música pop chilena fue Gloria Benavides. Surgida en el marco de la Nueva Ola, junto a otras precoces figuras de la canción como Marisole y Mireya Gilbert, la cantante dejó como hit para el cancionero popular el tema “La gotita”, y se fue alejando paulatinamente de la música para convertirse en comediante televisiva. Desde ese oficio ha desarrollado varios personajes, con los que ha trascendido incluso más que su carrera musical.

Fechas

Loncoche - 06 de abril de 1949

Décadas

1960 |1970 |1980 |

Géneros

Gloria Benavides

Jorge Leiva

El paso a la Nueva Ola
Nacida en Loncoche, a los tres años Gloria Benavides fue dejada por sus padres al cuidado de una familia de una localidad cercana a Valdivia. Allí permaneció hasta los cinco años, cuando viajó sola a Santiago para reencontrarse con su madre. Con la experiencia de haber participado en un coro infantil en la radio Baquedano de Valdivia, Gloria fue llevada a la radio Minería para incorporarse, primero, a “El club del Tío Alejandro”, de Alejandro Michel Talento, y luego al coro de niños del show de René Largo Farías.

Fue en ese contexto que participó en sus primeras grabaciones de discos de rondas infantiles. Esa fue la antesala de su carrera solista iniciada poco después, cuando cumplía once años y registraba los temas “Norman” y “Amor por teléfono”, un single del sello RCA aparecido justo cuando comenzaba en Chile el masivo fenómeno de la Nueva Ola.

En 1963, cuando estaba a punto de cumplir los catorce años, grabó “La gotita”, un tema de amor adolescente que escribieron especialmente para ella los compositores Gabito Hernández y Ariel Arancibia. Su enorme éxito llevó a que la pequeña Gloria fuese bautizada por los medios como La Gotita, convirtiéndola además en parte de las muchas giras que desarrollaban entonces los músicos dela Nueva Ola.

Alternando su oficio musical con su condición de estudiante del Liceo 8 de Niñas, Gloria Benavides siguió registrando temas en la misma línea adolescente de su hit. Se incluyen ahí títulos como “Las películas tristes me hacen llorar”, “Terminaron las clases”, “A clases otra vez” y una serie de canciones que sumaron cerca de setenta grabaciones hasta 1964, momento en el que fue interrumpida su carrera musical, en virtud de su precoz matrimonio.

Con sólo quince años de edad, Gloria Benavides se casó con el también cantante de la Nueva Ola Pat Henry, ocho años mayor. Habían iniciado su pololeo durante las giras del programa radial “Discomanía”, y fue la suya una relación ampliamente difundida por la naciente prensa del corazón de esos años.

El nacimiento de sus dos hijos y su pública separación, en 1968, postergaron su carrera musical hasta comienzos de los años ’70, cuando su trabajo con la compositora Scottie Scott le permitió volver a las grabaciones y las presentaciones, aunque de forma mucho más tímida, como consecuencia de la completa desaparición que había sufrido para entonces la Nueva Ola.

El nuevo camino televisivo
En 1975, con la actividad musical en Chile bastante limitada tras la llegada de los militares, Gloria Benavides torció su destino e inauguró una nueva faceta. En el programa “Sábados Gigantes”, y porque el personaje de Mandolino necesitaba una novia, el animador Mario Kreutzberger concibió a La Cuatro Dientes. La pícara y popular estampa del personaje encendió a la audiencia, y se convirtió en número estable de ese programa durante los tres años siguientes.

En 1978, Gloria asumió definitivamente su condición de comediante al sumarse al elenco del programa de humor de Televisión Nacional “Jappening con ja”, donde creó nuevos personajes (el más importante de los cuales fue Gertrudis, la eterna tímida secretaria) y se mantuvo por casi diez años. En 1988 regresó a “Sábados Gigantes”, donde trabaja hasta hoy con viajes regulares a Miami. Su personaje ha sido rebautizado como La Cuatro y adaptado a la audiencia latina de Estados Unidos, el nuevo público del programa.

En tres ocasiones ha estado Gloria Benavides invitada al Festival de Viña del Mar, y siempre ha reservado allí un momento para cantar “La gotita”. Pero en el resto de su show, así como en su carrera artística, su pasado como cantante ha sido absolutamente desplazado. En 2001 grabó un disco como La Cuatro: La modesta. Fue un fugaz regreso a los estudios de grabación y una especie de revival de un oficio que, en su caso, en realidad se restringe a la primera mitad de los años ’60.

La doble vida de Amaro Labra

Con una biografía de Gonzalo Planet y un concierto, Sol y Lluvia celebra 40 años este sábado.  Su líder, el diputado Amaro Labra, habla de esa historia, y de sus dos oficios. La política y la música.  Entrevista de MusicaPopular.cl: “A lo mejor no hago melodías “rebuscadas y hermosas”, como dice Jorge González. Hago lo que puedo hacer”.

Fallece Lucho Gatica,
la mayor voz chilena de todos los tiempos

Su deceso fue anunciado oficialmente por la familia y la noticia ha tenido gran repercusión en México, país que lo consagró como el más grande intérprete de boleros del siglo pasado.  Aquí, la historia musical de la voz que provino desde Rancagua y dejó huella como “el Frank Sinatra latinoamericano”.