Cristián Espiñeira

Cristián Espiñeira llegó al pop y al rock como bajista de grupos como Pettinellis y Yeti en una segunda etapa musical después de desempeñarse como contrabajista clásico y de jazz en los ’90. Nacido en Los Ángeles, Espiñeira tuvo sus inicios Concepción integrando una pequeña banda de dixieland penquista como reemplazante del legendario contrabajista Eugenio Urrutia. Si historia musical más determinante se situó en los territorios del rock y el pop, alternando su trabajo de producción como de músico y colaborando en distintas épocas con figuras como Álvaro Henríquez, Francisca Valenzuela o Piero Duhart.

Fechas

Los Ángeles - 17 de enero de 1977

Décadas

1990 |2000 |

Géneros

Grupos

Cristián Espiñeira

Desde 1994 comenzó en una carrera de sideman que avanzó rápidamente en diversos frentes, tocando en Concepción con el saxofonista Guido Ruiz y luego en Santiago, ciudad a la que llegó a estudiar contrabajo clásico, con músicos como el cantante Rodrigo González, el baterista Alejandro Espinosa, el tenorista Max Alarcón, los pianistas Giovanni Cultrera y Ariel Pino, y los guitarristas Ramiro Molina, Jorge Díaz y Sebastián Duplaquet. En 1999 se integró a la Orquesta Sinfónica Juvenil y en 2000 trabajó con el trío de actrices-cantantes en Pink Milk.

Esa experiencia teatral ligada al pop lo vinculó a Álvaro Henríquez, con quien pronto iniciaría un prototipo de Pettinellis como dúo, alternando su instrumento de apoyo con diversos teclados. Luego el proyecto se transformó en banda y en 2001 salió del grupo para ser reemplazado por Pedro Araneda. En 2003 participó como arreglador en las series de música exótica y lounge de los homenajes a los compositores Henry Mancini y Ennio Morricone junto al Ángel Parra Trío, colaboró con Bitman & Roban y con músicos como Barraco Parra y Cuti Aste en un proyecto de bandas sonoras históricas y en 2003 lideró, por fin, su propio grupo pop-rock, Yeti, que llegó al disco en 2008.

Adiós a un Jocker

El guitarrista de Los Jockers Sergio del Río (con el paraguas en la foto) falleció ayer en Santiago. Era peluquero de profesión y dejó su nombre impreso en la historia del rock chileno. Fue parte de Aguaturbia y Destruction Mac’s y con Los Jockers batió el recordado récord de tocar por 53 horas el 29 de septiembre de 1967. Ocasionalmente volvía a los escenarios.

Roli Urzúa: «Fiskales me hace bien»

El bajista y compositor habla del venidero disco de Fiskales Ad-Hok, la banda que cofundó hace más de tres décadas.