Cristián Bidart
Foto: Gabriela Lazcano Ruiz

Cristián Bidart

Para el más jazzista de los integrantes de Akinetón Retard, la categoría de "músico incomprendido" dentro de la escena jazzística estuvo lejos de convertirse en un estigma. Por el contrario, este mismo hecho posicionó a Cristián Bidart como un solista ligado a un circuito de avanzada subterránea que permitió que proyectara su propio punto de vista sobre el jazz avant-garde. Su trabajo durante la década de 2010 se amplió, incluso, a investigaciones sobre la percusión chinchinera.

Fechas

Santiago - 01 de abril de 1975

Décadas

1990 |2000 |2010 |2020 |

Géneros

Grupos

Cristián Bidart

Fue uno de los últimos alumnos del maestro Carlos Figueroa y asimiló la misma pasión con que su maestro tocaba la batería. Un trabajo como asistente de escenario personal del músico le abrió el mundo de los clubes, un escuela que lo marcó para sus futuros proyectos fuera del jazz (Chongo Mongo, Akratarka). A partir de 1995 se incorporó al circuito como baterista del guitarrista Jorge Díaz, el tenorista Max Alarcón o los pianistas Pablo Vergara y Ariel Pino. Un año después se integraba al grupo Akinetón Retard, imprimiendo allí un intenso enfoque jazzístico que niveló los volúmenes de estridencia que entonces caracterizaban su música. En poco tiempo se convirtió en parte importante del eje creativo de la banda más emblemática de la vanguardia rockera desde los '90 (en 2006 Bidart compuso la obra para quinteto e imagen "Sentido común").

Su consolidación como baterista de jazz —más allá del circuito cerrado que de pronto caracterizaba al Club de Jazz— se produjo en 2000 a través del grupo La Pichanga. Junto al pianista Mario Feito y el contrabajista Francisco Carvajal, Bidart tuvo espacio para el desarrollo de sus primeros aprontes sobre la libertad improvisacional, aunque cuando se integró el altoísta Edén Carrasco al conjunto, estas ideas expresivas alcanzaron gran altura.

Un patrimonio que cumple medio siglo

Desde 1970, el Archivo de Música de la Biblioteca Nacional resguarda partituras, manuscritos, documentos personales, grabaciones, piezas gráficas y una multitud de objetos relacionados con la creación realizada en el país. En octubre festejan sus 50 años con el IV Encuentro Iberoamericano de Archivos Musicales y Sonoros. La programación, acá.

Leo Saavedra confinado

A cinco años de su debut como solista, el ex vocalista de Primavera de Praga presenta su segundo disco, Operación ballena, con ocho canciones compuestas y grabadas durante la cuarentena obligada por el nuevo coronavirus.