Andrés Celis

Como uno de los hallazgos del jazz contemporáneo durante los inicios de la década de 2000, el baterista post-bop Andrés Celis se sumó a una línea de estilo de jóvenes solistas donde tanto Félix Lecaros como Daniel Rodríguez además le precedieron en esos inicios precoces. Alumno del histórico Ricardo Ruiz, Celis desarrolló una identidad dinámica en la batería y sorprendente en variantes musicales percutivas, dado que además siguió el modelo de la escuela de Max Roach.

Fechas

Santiago - 06 de agosto de 1983

Décadas

2000 |2010 |

Géneros

Grupos

Andrés Celis

Iñigo Díaz

En 2003, cuando sólo tenía 18 años, Celis fue conocido masivamente cuando apareció en el quinteto del trompetista Cristián Cuturrufo como sucesor de Carlos Cortés, aunque en 2002 ya había integrado el primer piano trío de Mario Feito para temporadas iniciales de club y la grabación del disco compilatorio Antología de jazz. Universidad de Chile 2002-2003 (2003). Sin embargo, tras esas experiencias, Celis optó por salir del circuito jazzístico ante la sorpresa de músicos y auditores. Regresó durante 2007 para tocar en diversas agrupaciones y más directamente con músicos generacionales.

Retomó ese “agresivo” estilo de ritmos en el lenguaje bop y se unió a los tríos del pianista Tomás Krumm y de los guitarristas Raimundo Santander y Francisco Saavedra, el cuarteto del tenorista Franz Mesko (que grabó Calle ciega, 2011) y los quintetos del altoísta Cristián Gallardo y del guitarrista Gabriel Feller, con quien además formó el poderoso grupo de soul-jazz Organik Trío, en paralelo con su colaboración con el grupo soul Esencia, donde Celis sorprendió tocando los teclados.

Isma Rivera, el derecho a decir

El poeta y cantor levanta en su primer disco versos que ganan potencia junto a guitarras y secuencias a la vez furiosas y cautivantes. La última cena de los buitres es una de las publicaciones remecedoras de la temporada. «Si me dicen “canta despacito”, ni sé cómo se hace».

Los Zabaleta, en presente

Los Hermanos Zabaleta ahora se llama el nuevo disco del histórico dúo, con una docena de canciones entre las que se incluyen dos composiciones inéditas.