Ana María Barría

Desde inicios de la década de los 2000, Ana María Barría apareció como activa intérprete de música popular brasileña (MPB) y también como cultora de flamenco. Lideró distintos proyectos, en un abanico de múltiples variantes musicales: desde tríos eléctricos de MPB y bossa nova, hasta ensambles de cámara de música contemporánea brasileña y duetos vocales-instrumentales. Sus primeros contactos con la música chilena llegaron a su natal y lejano Puerto Aysén con el arribo tardío del Canto Nuevo y grupos de fusión como Congreso y Fulano, donde la agresiva performance de Arlette Jequier sería para ella una influencia.

Fechas

Puerto Aysén - 05 de febrero de 1974

Décadas

2000 |2010 |

Géneros

Ana María Barría

Cuando Ana María Barría se instaló en Santiago para estudiar canto (con la maestra Inés Délano) y conoció la música de Elis Regina y Hermeto Pascoal. Entonces surgieron nuevas y sucesivas modelos vocales: Marisa Monte, Fernanda Abreu, Maria Rita. Barría compartió la escena con otras voces (Marcelo Vergara, Ammy Amorette, Lorena Gormaz), y siguió vinculada a los circuitos de la MPB, participando con la comunidad de samberos negros, actuando junto al cantautor Zeca Barreto, al pianista del jazz Ariel Pino o al guitarrista rock Javier Barría, y a la cabeza de sus propias agrupaciones: Tarambana (banda de canciones universales) y Ciranda (quinteto que desarrolló estilos brasileños no habituales en Chile, como las modinhas, los "valsas" y las cantigas da roda, así como también obras de Heitor Villa-Lobos).

Volcada mayormente a un trabajo educacional, volvió a los escenario para seguir cantando flamenco y MPB, y en 2014 editó dos discos solista. En Sueños verde y gris, Ana María Barría se volcó a la canción autoral de raíz latinoamericana, mientras que Corazón musical fue un trabajo didáctico con un enfoque de música infantil, en el formato de libro-disco.

Multiplicación de la cueca: 3x7 Veintuino arremete con todo

El actor Daniel Muñoz se reúne con el grupo que lo lanzó al estrellato como cantor de cueca urbana hace 15 años. El domingo 19, el elenco es el encargado de cerrar los cuatro días de música en el Anfiteatro El Patagual. El programa incluye a Los Jaivas y Álex Anwandter, este sábado 18.

De vuelta a 1962

El sello Monophone rescata el famoso LP El jazz en Chile, una sesión realizada en directo en radio Corporación, con una pléyade de solistas de tres generaciones. En la foto, el baterista Orlando Avendaño.