Ana María Barría

Desde inicios de la década de los 2000, Ana María Barría apareció como activa intérprete de música popular brasileña (MPB) y también como cultora de flamenco. Lideró distintos proyectos, en un abanico de múltiples variantes musicales: desde tríos eléctricos de MPB y bossa nova, hasta ensambles de cámara de música contemporánea brasileña y duetos vocales-instrumentales. Sus primeros contactos con la música chilena llegaron a su natal y lejano Puerto Aysén con el arribo tardío del Canto Nuevo y grupos de fusión como Congreso y Fulano, donde la agresiva performance de Arlette Jequier sería para ella una influencia.

Fechas

Puerto Aysén - 05 de febrero de 1974

Décadas

2000 |2010 |

Géneros

Ana María Barría

MusicaPopular.cl

Cuando Ana María Barría se instaló en Santiago para estudiar canto (con la maestra Inés Délano) y conoció la música de Elis Regina y Hermeto Pascoal. Entonces surgieron nuevas y sucesivas modelos vocales: Marisa Monte, Fernanda Abreu, Maria Rita. Barría compartió la escena con otras voces (Marcelo Vergara, Ammy Amorette, Lorena Gormaz), y siguió vinculada a los circuitos de la MPB, participando con la comunidad de samberos negros, actuando junto al cantautor Zeca Barreto, al pianista del jazz Ariel Pino o al guitarrista rock Javier Barría, y a la cabeza de sus propias agrupaciones: Tarambana (banda de canciones universales) y Ciranda (quinteto que desarrolló estilos brasileños no habituales en Chile, como las modinhas, los “valsas” y las cantigas da roda, así como también obras de Heitor Villa-Lobos).

Volcada mayormente a un trabajo educacional, volvió a los escenario para seguir cantando flamenco y MPB, y en 2014 editó dos discos solista. En Sueños verde y gris, Ana María Barría se volcó a la canción autoral de raíz latinoamericana, mientras que Corazón musical fue un trabajo con un enfoque de música infantil.

Demian Rodríguez al alza: «Podría haber perdido la apuesta»

Muy tempranamente, la idea de componer canciones y convertirse en cantor popular se instaló en la vida de Demian Rodríguez. Era, quizás, el menos conocido de los nominados al Premio Pulsar a mejor cantautor 2016, y de todos modos ganó el premio. Entonces, dice ahora, «¿cómo no voy a querer seguir insistiendo?».

El Pueblo Unido

La canción de Sergio Ortega y Quilapayún es de 1973, y es un himno universal. Un poco de su historia en un minuto. Lee Sandra Zeballos