Mamma Soul

Con una variedad igual de amplia en influencias e integrantes, el soul, el hip-hop, el reggae, el blues y la música latinoamericana fueron parte de las escuelas de Mamma Soul, un grupo formado sólo por mujeres. Siete de ellas, procedentes de bandas de diversos estilos, integraron su alineación más popular, que fusionó en su popular disco Fe (2001), elementos de la música negra con temáticas feministas y sociales, y fue el paso previo a futuros trabajos individuales de varias de sus integrantes. Tras un período de receso, el 2008 la banda se rearticuló con varias de sus integrantes originales. Un nuevo disco y actividad en vivo han sido sido el resultado de esta segunda etapa de vida.

Leer más

Años

Santiago, 1998 -
En receso entre 2004 y 2008

Décadas

1990 |2000 |2010 |

Géneros

Integrantes

Moyenei (Claudia Valdés), voz y percusión (1998 – 2002).
Kenya Tapia, voz (1998).
Michèle Espinoza, voz y guitarra (1998 – •).
Johanna Turina, bajo (1998 – 2000).
Paula Parra, batería (1998 – 2002).
Jeannette Pualuan, voz (1999 – •).
Myzty-k (Miriam Vásquez), voz (2000 – 2012).
Gabriela Ahumada, teclados (2000 – 2004).
Natalie Santibáñez, bajo (2000 – •).

ver más


Yuri Hevia, batería (2002 – 2003).
Edita Rojas, batería (2003 – 2004).
Fernanda Fuentes, batería (2008 – •).
Felipe Muñoz, teclados (2009 – 2010).
Mars Keys (Marcela Vergara), teclados (2010 – •).
Jeka (Jessica Vera), voz (2012).
Karen Seselovsky, voz (2013 – •).
Natalia Pérez, batería

ver menos

Guillermo Tupper

Latina, morena y rapera
La banda surgió a mediados de 1998 como un proyecto de la cantante Moyenei Valdés, que había integrado el conjunto Luna en Fa con Juanita Parra, baterista de Los Jaivas. Con el fin de armar una banda de mujeres destinada a cultivar la raíz negra de géneros como el funk y el rhythm & blues, Valdés reclutó a la rapera Misti-k (se pronuncia Mística), iniciada en Enigma Okulto, a la guitarrista y cantante Michéle Espinoza y a la ex baterista de Venus, Paula Parra.

La primera presentación oficial del grupo data de octubre de 1998, para un homenaje al poeta chillanejo Gonzalo Rojas celebrado en el Teatro Municipal de Concepción. Fue la actuación en la que Mamma Soul estrenó temas como “Diáspora 60” y “Los días pasan tan pronto”, adaptaciones de poemas del propio Gonzalo Rojas que, años después, formarían parte de su primer disco.

Mamma Soul 2 318

Foto: EMI

Curtidas en decenas de actuaciones en Santiago y en provincias, y luego de una intensa rotativa de integrantes, la banda estableció en 2000 su alineación más sólida, con la llegada de la cantante Jeannette Pualuan, de Gabriela Ahumada, ex tecladista del grupo de Rudy Wiedmaier, y de Natalie Santibáñez, ex bajista de Fiebre. Ahí Moyenei Valdés se destacó por su vistoso y salvaje estilo dentro de la música negra, sumado a la competencia de Misti-k y a la mayor técnica vocal incorporada por Jeannette Pualuan a la performance conjunta.

Mamma Soul participaron en tributos a Los Prisioneros y Violeta Parra y grabaron Fe (2001), el primer disco de su carrera, y el único con su formación original.  Singles como “Consecuencia” y “Eternamente” fueron éxitos radiales de un álbum que fusionó la calidez de texturas sonoras como el soul con el dolor de letras marcadas por las experiencias vividas en dictadura. Mamma Soul se unió con brillo a la experiencia y a la estética del pop chileno de raíces latinas iniciado por figuras como Joe Vasconcellos y Pedro Foncea

Basta ya: el conflicto y el declive
El 2002 Moyenei dejó sorpresivamente la banda para iniciar su carrera como solista. Su salida no estuvo exenta de polémica, ya que se enfrentó en un público litigio con Michéle Espinoza por los derechos de nombre del grupo. Ese mismo año, Mamma Soul fueron nominadas a los premios MTV en la categoría de mejor video y viajaron a Los Ángeles, California, para la ceremonia del Grammy Latino, galardón al que postularon en la categoría de mejor álbum grupal.

Cuando todo apuntaba hacia la internacionalización del grupo, serias disputas de liderazgo y una larga batalla por desligarse de su sello discográfico conspiraron para la salida de un segundo disco. Si bien alcanzaron a editar de manera independiente el single “Basta ya” (2003), el álbum nunca vio la luz. Tras las deserciones de Pualuan y Parra y luego de una actuación junto a Palmenia Pizarro en el Festival de Olmué de 2004, el resto de la banda decidió tomar un receso indefinido.

Mamma Soul perdió su vigencia en 2004 y sus integrantes se diversificaron en proyectos paralelos: Michéle Espinoza como corista de Joe Vasconcellos y C-Funk, Gabriela Ahumada junto a la cantante Cristina Gálvez, Natalie Santibáñez como bajista de Daniela Aleuy y Jeannette Pualuan en su despunte definitivo como solista iniciado con el disco Salvamialma (2005) y reanudado en la compilación Mil voces Gladys (2006), en tributo a la dirigenta comunista Gladys Marín.

Moyenei Valdés formó el grupo Afarentis  y anunció una carrera solista que que ha continuado en México, onde reside.

Mamma Soul 318

Foto: Verónica Quense

Pero Mamma Soul siguió con su historia: Después de cuatro años de ese cierre, el grupo se reactivó en 2008 como quinteto, manteniendo en su línea a Jeannette Pualuan y Misti-k como voces melódicas y rap en el frente, y un trío de apoyo formado por Michéle Espinoza (guitarra), Natalie Santibáñez (bajo) y una joven baterista Fernanda Fuentes, la tercera en su historia de más de una década. El grupo lanzó la canción “Raza”, como adelanto de su segundo  disco y siguió al frente, ya totalmente desconectada de efecto mediático de Moyenei Valdés.

En 2011, esa misma canción, junto a otras como “Eternamente”, “Bendición”, “Fe” y “Humedad marina”, ingresó al programa del concierto “Mamma Soul Sinfónico” efectuado en el Teatro Municipal de Valparaíso, con la Orquesta de Cámara de la U. Católica de Valparaíso y su Coro Femenino de Cámara, que presentó arreglos del compositor Boris Alvarado. El año 2012 lanzaron su segundo disco, que llamaron Raza y con el que se presentaron en vivo y consiguieron varios singles radiales, como “Arribismo”y el mismo tema “Raza”.

Tras un período de presentaciones esporádicas, el grupo apareció el 2016 para celebrar los 15 años del disco Fe, con una nueva formación, pero con las dos originales Michele Espinoza y Natalie Santibáñez, y un sonido que se mantiene por los mismos caminos históricos de Mamma Soul.

Fallece Lucho Gatica,
la mayor voz chilena de todos los tiempos

Su deceso fue anunciado oficialmente por la familia y la noticia ha tenido gran repercusión en México, país que lo consagró como el más grande intérprete de boleros del siglo pasado.  Aquí, la historia musical de la voz que provino desde Rancagua y dejó huella como “el Frank Sinatra latinoamericano”.

El sonido de Cometa

A 30 años de su único caset, la pionera banda jazz rock lanza un vinilo triple con su música, incluido un concierto de 1986 en el Teatro Cariola.