Keko Yoma

Un nombre y un apellido basados en un juego de palabras (“a la chilena”), es la primera marca de Keko Yoma, un popular colectivo rockero, que tuvo su primera difusión a partir de las gubernamentales Escuelas de Rock en la primera década de los 2000. Su estilo lo han definido como “rock mestizo”, y conjuga punk, reggae, ska y sonidos étnicos, además de un poderoso trabajo en vivo. La fórmula ha tenido un inusitado eco internacional, y Keko Yoma ha estado decenas de veces en  escenarios de Europa y – desde el 2015- también en México. Perseverantes y con un característico sentido del humor, la banda completa cuatro discos y ha ido ampliando sus temáticas hacia una mayor intimidad y críticas sociales.

Leer más

Años

Santiago, 2004 -

Décadas

2000 |2010 |

Géneros

Integrantes

Renato Pizarro, guitarra (2004 - •)
Allan Follert, bajo (2004 - •)
Fernando Reyes, voz y percusión (2004 - 2016)
Javier Lizama, batería y percusión (2004 - •)
Daniel Verdugo, didjeridú, vientos y percusión (2004 - 2010)
Carlos Jara, percusión (2008 - •)
Claudio Benavides Riquelme, voz (2017 - •)
Gonzalo Troncoso, teclados (2017 - •)

El humor y la articulación de sonidos del rock, del ska y del reggae es el sello del quinteto Keko Yoma, fundado por un grupo de amigos en Santiago el año 2004, a partir del núcleo del cantante Fernando Reyes y el bajista Allan Follert. Al año siguiente, dieron a conocer una primera canción, “El desatinao”, la crónica de un poco discreto personaje que debe enfrentar las consecuencias de su incontinencia verbal (“Pero pucha que lindo el potito que a ti te Dios / Si te lanzaras un peo olería a flor / Pensaba que estaba bien decirlo…”) y que a la banda le fue abriendo espacios para presentarse en vivo.

La canción tuvo un videoclip donde aparece Claudio Parra, de Los Jaivas, y el grupo Sinergia, y fue la antesala de un segundo tema, "Mi vida se fue por el W.C.",  que el año 2006 fue incluido en la compilación Escuelas de Rock, Volumen 11. A partir de allí tomaron contacto con el experimentado Andrés Godoy – gestor de las Escuelas-  que se convirtió en el productor de la banda.

El año 2006 autogestionaron un primer viaje a Europa, apoyados por otros músicos chilenos, y la experiencia les dio el impulso definitivo para grabar sus canciones, con la producción de Godoy. El más weón de los caminos... el disco, cuyo título aludía a la inutilidad con la que ellos miraban la edición de un disco, contempló 14 canciones de sus primeros tiempos.

Keko Yoma se ha definido desde su origen como una banda en vivo (“La banda es una fiesta” han dicho muchas veces), y en sus actuaciones usan vestimentas y elementos teatrales, pero el disco les permitió consolidar su repertorio, que desde ahí en adelante fue creciendo con sus experiencias de viaje. Festivales, centros culturales y bares fueron el circuito al que accedieron en Europa, que les permitió recorrer más de un decena de países, a razón de un viaje al año entre el 2008 y el 2012.

En medio de esa agenda fue que grabaron su segundo disco, Bienvenido al sur, por una sugerencia de un productor holandés, que los impulsó también a incluir una canción en inglés, pensando justamente en el público europeo. El nuevo disco fue ampliando sus sonidos, que con el tiempo se iban a multiplicar. A la estructura de base de guitarra, bajo y bateria, Keko Yoma ha sumando en distintos momentos de su historia percusiones, didjeridú, gaita colombiana y varios otros instrumentos latinoamericanos.

El 2013 estuvieron en Lollapalooza en Chile, en lo que representa un hito para la banda, pero que -en realidad- es solo un punto más de sus circuitos en Chile, adonde también mantienen una intensa agenda en vivo. A veces compartiendo con bandas punk y otras veces con grupos de cumbia, el nombre de Keko Yoma es un habitual en escenarios a lo largo de Chile.

En el 2014 editaron su tercer disco, donde nuevamente volcaron ritmos y sonidos festivos, pero también sumaron temáticas sociales: “Intentamos” – dijeron- “dar al habitual ritmo y energía de nuestra música, mayores matices que permitieron hacer de este disco una experiencia tan energizante como reflexiva”.

Propaganda se llamó ese disco, producido por Mariano Pavez y que ellos siguieron mostrando en sus gras, que desde el 2015 ha sumado a México a sus circuitos. Tras cambiar a su vocalista histórico, Keko Yoma ha mantenido su intensa actividad dentro y fuera de Chile, y el 2017 lanzó su cuarto disco producido por Joe VasconcellosCambia el norte.

Multiplicación de la cueca: 3x7 Veintuino arremete con todo

El actor Daniel Muñoz se reúne con el grupo que lo lanzó al estrellato como cantor de cueca urbana hace 15 años. El domingo 19, el elenco es el encargado de cerrar los cuatro días de música en el Anfiteatro El Patagual. El programa incluye a Los Jaivas y Álex Anwandter, este sábado 18.

De vuelta a 1962

El sello Monophone rescata el famoso LP El jazz en Chile, una sesión realizada en directo en radio Corporación, con una pléyade de solistas de tres generaciones. En la foto, el baterista Orlando Avendaño.