Júpiter Jack

La rotativa de solistas vocales nunca fue un impedimento para el acid jazz que montó Júpiter Jack en un activo circuito de clubes capitalinos de espacio reducido. Óscar Sepúlveda, su productor, guitarrista y líder lo estableció así desde los mismos comienzos como núcleo en el home studio y hasta su conformación como ensamble de escenario, inspirado en los modelos de los versátiles proyectos ingleses como Incognito o Brand New Heavies y desarrollando una propuesta musical sobre funk, soul, R&B y jazz electrónico.

Leer más

Años

Santiago, 1998 -

Décadas

1990 |2000 |

Géneros

Júpiter Jack

Integrantes

Oscar Sepúlveda, guitarras, groovebox y programación (1998 – •).
DJ Alfil, rap y scratches (1998 – 2004).
Loretto Canales, voz (2000 – 2003).
Gabriel El Gato ………, teclados (2000 – 2002).
Rodrigo Alvarez, bajo (2000).
Felipe Moreno, batería (2000 – 2002).
Patrick Hammer, bajo (2001 – 2004 / 2009 – •).
Elisa Arteche, voz (2003 – 2004 / 2006 / 2007 – ).
Cristóbal Castro, batería (2003 – 2004).
Lory Nielsen, voz (2004).
Camila Meza, guitarra y voz (2004 – 2005).
Nicolás Quinteros, batería (2004).
Tiare Galaz, voz (2005).
Ítalo Melis, rap y voz (2005).
Jorge Reygadas, teclados (2005 – 2006).
MC Seven, rap y voz (2006).
DJ Boogie Mike, scratches (2006).
Gonzalo Ruiz-Tagle, bajo (2005 – 2008).
Mitchel Román, batería (2005 – 2007 / 2009 – •).
Marcos Gómez, teclados (2006 / 2009 – •).
Yasna Adasme, voz (2006).
Héctor Urbina, saxo tenor (2006).
Roberto Veloso, trompeta (2006).
Camilo Torres, batería (2007 – 2008).
Daniel Quinteros, voz (2009).
Leo González, batería (2009).
Milena Araya, saxos tenor y alto (2009 – •).

En 1998, Sepúlveda se unió a DJ Alfil en la puesta a punto de series jazz-house a través del dúo de guitarras y secuencias electrónicas por un lado, y scratches y rap por el otro. Pero en 2000 llegaría la primera de las cantantes que actuaron con Júpiter Jack, para configurarse como trío. Una adolescente Loretto Canales demostraba desde muy temprano las propiedades vocales que después la llevarían a profundizar en la música pop negra junto a los proyectos de Raiza, Go o Rossana Saavedra. Para cuando arribó la segunda cantante, Elisa Arteche, Júpiter Jack ya era un banda completa, sumando en sus filas una sección rítmica eléctrica con teclados, bajo y batería.

En la serie de voces, se integró en 2004 la contundente cantante norteamericana Lory Nielsen, aunque fue en 2005 cuando un Sepúlveda motivado por la experiencia vocal del grupo Mamma Soul, decidió dar un nuevo giro a Júpiter Jack. En adelante el grupo tendría tres solistas en el frente para abordar su propio repertorio de música groove (“Dime”, “Dime qué hacer”, “Mentirosa y mentiroso”, canciones que luego estarían en su primer álbum de 2007, Acid jazz en la ciudad): Tiare Galaz, Camila Meza (cantante swing y entonces guitarrista del grupo Feria) e Ítalo Melis en las rimas.

En 2006 se integró el rapero MC Seven y regresó Elisa Arteche, quien había sido seleccionada para concursar en la versión latina de “American Idol”. Pero a mitad de ese año emigró para liderar un proyecto solista y su voz de característica dulce fue reemplazada por la potencia funk de Yasna Adasme, nueva incorporación al colectivo que además sumo por primera en sus filas vez un ensamble de metales a través de los músicos de la Big Band UC, Héctor Urbina (saxo tenor) y Roberto Veloso (trompeta).

Las trampas y los aciertos de Lorenzini

En tiempos de presentación de su tercer disco, De algo hay que morir, del sello Uva Robot, el cantautor y artista visual habla de sus recorridos por la creación, entre el ensayo y el error. «Más allá de que sea bueno o malo para hacer canciones, ya sé que me gusta mucho hacerlas», dice Diego Lorenzini. Aquí, entrevista y biografía nueva de MusicaPopular.cl.

Scottie Scott es de todas

Autoras, cantantes e incluso actrices como Diana Rojas, Emiliana Araya, Paula Herrera o Juanita Ringeling aparecen en El canto de todas, álbum que registra el concurso en recuerdo de la compositora fallecida en 1996.