Contracuarteto

Contracuarteto fue protagonista de una jazzística banda sonora de época, como uno los ensambles más duraderos desde las primeras décadas del siglo XXI. Formado por solistas de la generación del 2000, Andrés Pérez (tenor), Cristián Gallardo (alto) y los hermanos Roberto Carlos (contrabajo) y Félix Lecaros (batería), Contracuarteto utilizó este nombre para representar una intervención de los esquemas jazzísticos tradicionales, que fue asociada con la idea del "anti-bop": una música sustentada en los entramados polifónicos de saxofones para crear el soporte armónico necesario debido a la ausencia del piano, e impulsada además por una feroz sección rítmica.

Leer más

Años

Santiago, 2004 -

Décadas

2000 |2010 |

Géneros

Integrantes

Cristián Gallardo, saxo alto (2004 - •).
Andrés Pérez, saxo tenor  (2004 - •).
Roberto Lecaros Jr, contrabajo (2004 - •).
Félix Lecaros, batería (2004 - •).

Iñigo Díaz

Hacia el año 2004, la agrupación tomó cuerpo como proyecto a partir de dos pequeñas sociedades de músicos en ascenso. En el frente los saxofonistas Gallardo y Pérez, quienes se habían formado juntos en las filas de la Conchalí Big Band, como alumnos del maestro Carmelo Bustos, mientras que el fondo estuvo a cargo de Lecaros y Lecaros, los hijos del profesor de jazz Roberto Lecaros.

En un plan de creación de un repertorio propio, elaboraron una música que vino a cambiar de paso la experiencia de audición en el jazz de esos tiempos. Contracuarteto se situó en el escenario del club Thelonious como espacio principal y presentó toda una serie de piezas que contribuyeron a abrir un nuevo “cancionero standard” hecho en Chile: “Ocaso de un amor” (Lecaros), “Carechancho” (Gallardo), “Decepción” (Pérez), fueron algunos de sus títulos de ese temprano material que en 2007 llegó al disco Contracuarteto, grabado en directo desde ese mismo escenario ubicado al fondo del barrio Bellavista.

En el verano de 2007 Contracuarteto pasó directo al Festival de Jazz de Providencia, demostrando ahora ante grandes públicos la valía de este adelantado y representativo ensamble del “nuevo jazz chileno” en la década de los 2000. Sin embargo, tiempo después el proyecto quedó suspendido con el viaje de Félix Lecaros a Nueva York, para radicarse allí y continuar su carrera como baterista en las escenas de la ciudad. Como ensamble de cuatro nombres propios, Contracuarteto solo pudo reactivarse a partir de las visitas a Chile del músico.

De esta manera, el conjunto proyectó su música con las siguientes sesiones para otros dos trabajos que completarían la primera trilogía de grabaciones. Primero Sinestesia (2011), álbum con el que fichó en el sello discográfico Animales en la Vía, y del que se desprenden composiciones, también emblemáticas en su momento, como "La mofeta", "Graffiti" o "F 27". Y luego La geometría del aire (2018), con material representativo como "Dual task", "Flow" o "Mister (i) oso", trabajo que dio un paso más allá en los resultados de composición y que le valió además el Premio Pulsar en 2019, en la categoría Jazz y Fusión.

Músicxs de Chile: conversaciones y conciertos

El colectivo inició sus actividades con una versión de "El derecho de vivir en paz" y sigue el pulso de las manifestaciones. Luego de una conversación sobre la Constitución con el abogado Fernando Atria, sumaron un encuentro con el filósofo Gastón Soublette. Los registros de sus acciones, acá. 

Entre Tongoy y Los Vilos

El trompetista de jazz nacido en Coquimbo vuelve musicalmente al Norte Chico a través de Socos, disco que publica en vinilo como una retrospectiva de sus primeros tiempos en la música.