Amongelatina

Una fiesta alrededor de una piscina, chicas en bikinis de lunares que toman sol con un Martini en la mano, chicos elegantes junto a féminas que llevan minifaldas y botas altas o cualquier escena detectivesca de series televisivas como "Peter Gunn" o "El avispón verde" parecen ser el ambiente perfecto para una presentación de Amongelatina. Su música tiene olor a psicodelia y a kitsch y oscila entre el retro-pop, la bossa nova, el punk y el lounge, descolgada de cualquier etiqueta única.

Leer más

Años

Santiago, 1998 -

Décadas

1990 |2000 |2010 |

Géneros

Amongelatina

Integrantes

Pedro Pablo Silva; voz, guitarra y flauta traversa (1998 - •).
Marcel Molina, teclado (1998 - 2002).
Romina Tironi, teclado (1998 - 2002).
Peter Estay, batería (1998 - ?).
Max Feller, teclado (2002 - 2005).
José Velasco, bajo (1998 - •).
Amalia Kassai, teclado y theremin (? - •).
Rodrigo Calderón, batería (? - •).

Paulina Cabanillas F.

A lo largo de más de una década, el grupo ha experimentado varios cambios de integrantes, aunque sin alterar su matriz sonora básica de pop de mirada retro y arreglos elegantes. La primera formación del grupo se fraguó a partir de la alianza de dos ex tecladistas de Los Santos Dumont y Jirafa Ardiendo (Marcel Molina y Romina Tironi), que con otros dos integrantes pudo levantar un primer disco, 100% poliéster (2000), y presentarse en diversos locales capitalinos, incluyendo un teloneo de los franceses Holden.

La partida de Molina y Tironi a España, en 2002, inició la primera rotación de músicos en el conjunto, lo cual no impidió la publicación de un nuevo álbum (Saunacabaret, 2004). En ambas publicaciones, la banda ha podido marcar un carácter explosivo, que radica en las dosis de sonidos escogidas para su repertorio: una parte de lounge de Juan García Esquivel, una parte de psicodelia y go-go, otra de new wave y otra de rock y pop de las últimas décadas.

Además de sus dos discos hasta ahora, puede escucharse al grupo en la banda sonora de la película chilena Joven y alocada (2011).

 

A 30 años de Corazones

El cuarto disco de Los Prisioneros, una colección de dolorosas canciones de amor y con fuerte presencia de los sintetizadores, es considerado hoy como una referencia de la música chilena. Fue publicado oficialmente el martes 22 de mayo de 1990, como indica este documento del sello EMI que circuló en la época y que guardamos entre nuestros archivos.

Rezos para el aislamiento

A cinco años de su primera publicación, el sello Pueblo Nuevo pone para libre descarga el tercer disco del compositor electroacústico José Miguel Candela.