Tania Naranjo

La vida de la pianista, cantante y compositora Tania Naranjo ha transcurrido principalmente en la ciudad de Malmoe, en Suecia, donde en 1996 completó sus estudios de piano clásico y se convirtió en una destacada concertista. Pero en simultáneo, y echando mano de las influencias musicales que llevaba desde Chile, Naranjo ha concretado una propuesta compositiva que une aspectos de la música docta europea y la música popular, representada tanto en el folclor latinoamericano como en el jazz y sus lenguajes modernos. Es un enfoque que quedó reflejado en el disco La industria del miedo, la primera de sus grabaciones realizadas en Suecia.

Fechas

Santiago - 24 de mayo de 1971

Décadas

1990 |2000 |2010 |

Géneros

Iñigo Díaz

Iniciada en el piano clásico en el Conservatorio de la Universidad de Chile, donde tuvo como maestras a  Nora Bierwirth y a Jutta Matthei, Tania Naranjo tuvo una educación musical en el campo de la música clásica. Siendo adolescente, por ejemplo, asistió al histórico concierto que Claudio Arrau dio en la Catedral de Santiago en 1984, y entre sus primeros recitales incluyó repertorio pianístico de compositores como Prokofiev, Grieg y Bartók. Sin embargo, su historia también consideró experiencias en la música popular y el folclor chileno, representado en Violeta Parra y la Nueva Canción Chilena, que luego serían determinantes.

Junto a su familia, en 1989 se estableció en Estocolmo, y un año después Naranjo se trasladó a Malmoe para completar sus estudios académicos en el Malmoe College of Music, con profesores como la holandesa Marianne Jacobs y el sueco Hans Palsson. En paralelo, y provista de la multiplicidad de influencias de las músicas del mundo presentes en esa ciudad cosmopolita, Tania Naranjo continuó una búsqueda más allá de la academia, integrando conjuntos de fusión latino-escandinava y otros proyectos de música en expansión.

Entre sus presentaciones más importantes figuran programas como solista de orquestas sinfónicas y filarmónicas para concierto de música de Astor Piazzolla y Violeta Parra, además de festivales, presentaciones en radios nacionales, y conciertos en distintos formatos en Suecia, Finlandia. Polonia, e incluso en la Academia Liszt de Budapest, en Hungría.

Con modelos del canto y piano como Nina Simone, Tania María y Diana Krall, en la década de 2000 Tania Naranjo amplió su espectro, incorporando el jazz a su propuesta. En 2001 dio sus primeros conciertos en Chile, acompañando al guitarrista de jazz-rock y fusión Ricardo Arancibia, y tras iniciar un período de composición con mayor decisión, en 2011 publicó sus primeras piezas en el disco La industria del miedo, que incuyó textos de su hermano, el poeta Pablo Naranjo. Por la misma época, la pianista chilena se unió a la acordeonista finlandesa Minna Weurlander para desarrollar un proyecto de música de cámara que quedó registrado en los discos de composición bipartita Entwined (2013) e Infinity (2017). En 2016, Tania Naranjo regresó a Chile para estrenar sus composiciones en concierto que ofreció en Valparaíso, Santiago y Copiapó, en formatos de piano solo, piano trío y piano con orquesta filarmónica.

Dos pájaras de un tiro

Natalia Contesse y Javiera Bobadilla, más conocida en los círculos musicales como La Pájara, comparten escenario con nuevo material de cantautoría que cruza el folclor y las músicas del mundo con la trova y el pop. Este viernes 18 de octubre ponen música al ciclo «Nosotras que nos queremos tanto», en la Sala SCD Egaña.

Milagros al escenario

Fernando Milagros acaba de lanzar el tercer sencillo de su disco Serpiente: «Antirevolución», que canta junto a la trapera Catana. El disco se lanza el 1 de noviembre, pero este miércoles se adelanta en el Teatro Nescafé.