Simón Schriever

En un puerto de guitarras, la de Simón Schriever ha sido una guitarra múltiple. En Valparaíso, donde ha piloteado su carrera como músico, acompañante, solista y compositor, su enfoque ha sido diverso y su sonido pendulante entre la guitarra clásica en la que se inició a sus apariciones como guitarrista de cantantes, sus adelantados arreglos para el ensamble Verdevioleta y sus propias creaciones que aparecen en el disco El espacio entre las olas (2015).

Fechas

Santiago - 11 de agosto de 1984

Décadas

2000 |2010 |

Géneros

Grupos

Alumno de guitarra clásica de Marcelo Villar en el Conservatorio de la U. Católica de Valparaíso, a los doce años Simón Schriever llegó a tocar como invitado en un concierto de Inti-Illimani en el Teatro Municipal de Valparaíso. Allí conoció aspectos de la guitarra folclórica desde el ángulo de la fusión. Una vez finalizada su etapa escolar, y dado su interés por la música popular brasileña, Schriever viajó a Río de Janeiro para estudiar armonía y arreglos. Allí también se integró al taller de Iteberê Zwarg, bajista por veinte años de Hermeto Pascoal, y allí conoció también a la multivientista brasileña Aline Gonçalves, con quien elaboraría de vuelta en Valparaíso un proyecto de observación de la música de Violeta Parra desde el jazz y la música contemporánea: Verdevioleta.

Simón Schriever ha tocado bossa nova, tango, vals y canción francesa como guitarrista en el puerto. Ha sido músico de Pedro Villagra, en el disco Otredad (2004) y más estrechamente de Francesca Ancarola, con quien tocó a lo largo de gran parte de la década de los 2010 y grabó el disco Templanza (2012). Además, ha acompañado a una serie de cantantes en Valparaíso, entre ellas la cancionista Marta Contreras, con quien grabó a dúo el disco Primero (2017).

Actualizado el 07 de mayo de 2017