Roberto Barahona

Mucho más que un baterista aficionado, Roberto Barahona llegó al jazz chileno como un agente de multiplicación de esta música por más de tres décadas. Primero, sentado a la batería. Luego como estudioso del jazz, después como auditor avezado en el lugar de los hechos (vivió por 40 años en las dos costas norteamericanas), y finalmente como productor de grabaciones y discjockey radial. Como todos los que se interesaron por la batería jazzística desde los años ’60, Barahona encontró en Lucho Córdova a su gran mentor dentro del swing. Pero bastó que su compañero de ruta Orlando Avendaño alcanzara su madurez como músico bop para que las miradas del medio y, ciertamente de Barahona, quedaran dirigidas hacia el nuevo hombre tras la batería.

Fechas

Santiago - 10 de julio de 1940

Décadas

1960 |1970 |1980 |1990 |2000 |

Géneros

Roberto Barahona

Iñigo Díaz

A fines de los años ’50, Barahona era un joven participante de jams en el Club de Jazz, junto a solistas como Lucho Koch, Patricio Valenzuela y Alberto Maturana. En 1962 se instaló en Washington DC y desde ahí construyó su entrada en el negocio: trabajó en festivales, produjo discos con Tommy Flanagan, Joe Henderson y Gary Burton, y en 1997 creó el programa radial mejor evaluado de la época: “Purojazz” (Radio Beethoven). Así siguió las experiencias de anteriores músicos-discjockeys: Paco Deza (“Panorama del jazz”), Pepe Hosiasson (“Jazzlandia”), Lucho Córdova (“Sesión de jazz”), Domingo Santa Cruz (“Conozca usted el jazz”) y Alejandro Espinosa (“Sólo jazz”).

Intermitentemente desde 1999, también organizó conjuntos a los que bautizó con el nombre de su programa: Purojazz Quartet, Purojazz Quintet o Purojazz Sextet tuvieron a algunos grandes nombres de la escena: los saxofonistas Raúl Gutiérrez y David Pérez, los trompetistas Cristián Cuturrufo y Sebastián Jordán, los pianistas Carlos Silva y Gonzalo Palma y los contrabajistas Sammy Domínguez, Felipe Chacón y Nelson Arriagada.

París ya tiene el Centro Cultural Ángel Parra

En París fue inaugurado el primer centro cultural del mundo con su nombre. Está en el Barrio 14 de la capital francesa, donde el cantautor vivió desde los años de su exilio y allí el Centro Cultural Vercingéntorix, que él ayudó a construir, ahora se llama Ángel Parra. Su hermana Isabel y sus hijos Ángel y Javiera viajaron a su inauguración.

«Voz de la calle»: El primer concierto 2019 de Electrodomésticos

El lunes 27 la banda lanza una edición “deluxe”, de su disco 2017 Ex la humanidad. Con invitados en escena y una revisión de su catálogo, será el primer concierto del 2019 de la agrupación liderada por Carlos Cabezas.