Rachel

Fue un éxito radial y de ventas llamado “Que estemos juntos los dos”, el que catapultó a la cantante chileno-australiana Rachel al tope de los rankings en 1999 y la convirtió en figura mediática incluso en España, donde su álbum Rachel (1998) superó las 50 mil copias vendidas. Raquel Susana Delgado, su verdadero nombre, consiguió un status de estrella en Europa, cantó mucho pop y jazz en Australia, pero nunca logró obtener una categoría similar en Chile.

Fechas

Sidney (Australia) - 05 de octubre de 1971

Décadas

1990 |2000 |2010 |

Géneros

Rachel

Iñigo Díaz

Hija de padres chilenos, Rachel nació en Sidney y vivió hasta los 19 años en Australia. Ahí conoció de muy pequeña a Billie Holiday y en consecuencia a un amplio abanico de jazz interpretado con la voz. Durante su adolescencia descubrió un interés por otro tipo de figuras, como Mariah Carey, Marie Fredriksson (de Roxette). Fueron años de autoadiestramiento en el canto en lenguajes del pop y del swing que pronto se trasladarían también al pequeño medio chileno.

Llegó a Chile en 1991 y al año siguiente se presentó como una desconocida en el primer Festival de Jazz Vocal organizado por la Radio Classica. Rachel obtuvo el primer lugar con el clásico de Gershwin “The man I love”, y superó a tres fuertes voces que también se iniciaban en el jazz: Claudia Acuña, Rossana Saavedra y Francesca Ancarola. Entonces Rachel inició temporadas de swing, actuando con la Los Andes Big Band, la orquesta de Juan Azúa, el New Jazz Trío del pianista Jaime Pinto y con otro pianista, Moncho Romero, en hoteles de lujo y en futuras giras a España. En una de esas estadas en Sheraton, Rachel comenzó a optar por una línea más clara de pop-jazz y mientras trabajaba con el autor Alejandro Afani presentó un demo a Emi. El resultado fue inmediato. Rachel grabó Rachel (1998) con la canción estrella que había escrito: “Que estemos juntos los dos”.

Aquellos sucesivos viajes a España para promocionar su álbum fueron categóricos. La canción, que llegó a sonar en los diales hispanos más que “Ray of light” de Madonna y que apareció como competencia directa de Laura Pausini, fue grabada nuevamente en una versión dance para el disco Rachel remixes (1999). La cantante se presentó en el Festival de Viña del Mar en 2001 donde interpretó a dúo “Tonight I celebrate my love” junto al cantante Peabo Bryson.

En su siguiente disco, Miro en tus ojos (2001), reinterpretó la pieza en castellano, como “Al fin”, junto al cantante español Marcos Llunas. Sin embargo sus canciones no recibieron el respaldo masivo. En 2002 se instaló nuevamente en Australia donde continuó con su carrera musical y en 2006 regresó a Chile para comenzar un proyecto de pop y swing orquestal y para actuar en pequeños clubes de jazz recordando sus raíces, como una mezcla estilística entre Claudia Acuña y Myriam Hernández.

Trilogía de Nueva York: mujeres sacan la voz

Desde la gran ciudad de la música, el año arranca con publicaciones de nuevo material. Tras una década de silencio, la cantante Claudia Acuña presentó Turning pages, editado por su propio sello, mientras que la gran saxofonista Melissa Aldana lidera un quinteto en Visions, y la guitarrista Camila Meza adelanta Ambar, junto a una pequeña orquesta.

Paloma Mami, siempre un poco más

Las audiencias de la música pop se inclinan hoy por el streaming y según reportes allí la estrella del trap pasó a ser el fenómeno nacional más resonante de Spotify.