Orlando Sánchez

Las músicas vernáculas diaguita y aymara, los bailes chinos de la fiesta de Andacollo, la guitarra traspuesta, el guitarrón chileno, y el jazz contemporáneo describen los frentes creativos de Orlando Sánchez, músico instalado en la escena de Coquimbo, y quien en 2012 hizo su estreno en el disco con una propuesta de mestizaje y manifiesto musical: Antijazz, grabado en directo desde el Observatorio Cruz del Sur, de Combarbalá.

Fechas

Santiago - 17 de diciembre de 1978

Décadas

2000 |2010 |

Géneros

Grupos

Orlando Sánchez

Habitual participante de las sesiones del Club de Jazz de Coquimbo a comienzos de los 2000, recibió influencia directa del trompetista Cristián Cuturrufo y el saxofonista Raúl López. Poco después se integró al grupo de rock de raíz folclórica Los Changos, con el que comenzó a manifestarse su interés por la música vernácula (editó los discos La influencia del mar, 2006, y Espacio y tiempo, 2010). Su encuentro con el payador Santos Rubio y el cantor coquimbano Raúl Talo Pinto, posibilitaron el ingreso de Sánchez al universo del canto a lo poeta, una experiencia igualmente determinante en el desenlace como músico solista.

Su proyecto de "antijazz" en formato trío se estrenó formalmente durante el Festival de Jazz de La Serena de 2011, donde Sánchez compartió cartel con el baterista Pancho Molina y el grupo Jazzimodo, presentando composiciones basadas en mezcla de las anticuecas de Violeta Parra y la improvisación jazzística, con composiciones nutridas de ritmos ternarios. Luego, para la gira de conciertos en observatorios de la zona, Sánchez amplió el formato a quinteto (con viola y aerófonos diaguitas), que estableció su propuesta expuesta en el álbum Antijazz (2012).