Miguel Piñera

Miguel Piñera es uno de los personajes más singulares de la música popular chilena, aunque la mayor parte de su relevancia pública haya venido de fuera de las órbitas musicales. Dueño de un hit musical en los años ochenta, “La luna llena”, hoy es conocido por sus desempeños más vinculados a la farándula, por su condición de empresario nocturno, su publicitada vida bohemia, su condición de hermano del Presidente Sebastián Piñera  y sus expuestos noviazgos con jóvenes modelos.

Fechas

Santiago - 18 de octubre de 1954

Décadas

1980 |2000 |

Géneros

Miguel Piñera

Jorge Leiva

De familia ilustre

Hijo del diplomático democratacristiano José Piñera, es el hombre menor de una numerosa familia que incluye a José Piñera, ministro del Trabajo de Augusto Pinochet, Pablo Piñera, ex director ejecutivo de TVN y ex consejero del Banco Central, y Sebastián Piñera, empresario mutimillonario y candidato derechista el 2005 y el 2009, electo Presidente de la República del período 2010-2014.

Miguel, en claro contraste a sus hermanos, nunca se movió en esos serios circuitos y desde adolescente dejó clara esa diferencia. Tras estudiar en los colegios Verbo Divino y Saint George’s, establecimientos emblemáticos de la clase alta chilena, pasó parte de su adolescencia en Bélgica, mientras su padre era embajador de Chile. Su traslado a esa misma función en la OEA, llevó al hijo, cuyo nombre verdadero es José Miguel Piñera Echeñique, a vivir en Nueva York, donde conoció de cerca la cultura nortemericana y asistió, cuenta él, al concierto de Woodstock, en 1969.

Ya en Chile, finalizados sus estudios secundarios, inició un viaje por América, que culminó en Estados Unidos, donde se relacionó con músicos chilenos y formó una banda llamada Hot Chile, que deambulaba irregularmente por los circuitos hippies de fines de los años setenta. Tras esa experiencia, en 1981, Miguel Piñera regresó a Chile con la idea de seguir en la música, y para eso tuvo un insólito debut televisivo en el programa de TVN, Vamos a ver, donde el conductor Raúl Matas lo presentó directamente como un músico joven, llegado de Estados Unidos e “hijo menor de don José Piñera”.

Masividad versus Canto Nuevo
Esa difusión masiva, inédita para un artista chileno, más su discurso alegre en su música y letras, llamaron la atención de los medios de comunicación, entonces cerrados a este tipo de expresiones musicales locales, donde la poética política del Canto Nuevo ejercía una especie de monopolio. Piñera tenía el aspecto y el sonido de los cantautores de ese movimiento, pero no tenía el contenido político, por lo que gozó de una rápida llegada a radios y televisión.

Fue entonces cuando registró su primer disco: Miguel Piñera y Fusión Latina, acompañado por un conjunto que formaban, en parte, algunos ex integrantes de Agua, una banda de fusión que había recorrido América Latina, y con la que Piñera había colaborado en un momento. De esa banda era el tema “La luna llena”, que Pïñera regrabó y terminó por ser el principal hit musical de su historia.

Su disco fue editado, en todo caso, por el sello SyM, de las cantantes Sonia y Miriam, el mismo que publicaba nombres del Canto Nuevo, como Eduardo Gatti y Hugo Moraga, demostrando que Piñera logró penetrar a esos circuitos, y cierta prensa lo consideraba  parte de él. Desde esos espacios, sin embargo, nunca contó con mucho reconocimiento.

Su masividad, en todo caso, fue abrumadoramente mayor que la de casi toda esa escena. Con canciones simples como “La luna llena” (“era la luna llena / que asomaba su carita en la cordillera / Eran los mil colores que tenía tu carita /en la noche aquella”) y “Como el sol” (“como el sol /que linda estás / Como una gaviota / te vas, te vas”), Miguel Piñera se convirtió en una especie de fenómeno masivo durante los años 1982 y 1983. Su estilo alegre y con temas incluso bailables fue la clave de ese éxito.

Grabó, entonces, temas de Congreso (“Hijo del sol luminoso”) y Violeta Parra (“Casamiento de negros”), y en 1983 fue invitado al show del  Festival de Viña del Mar, donde no consiguió, sin embargo, una gran respuesta. La frialdad del público delató un agotamiento de su fenómeno musical que nunca se recuperó del todo. y de ahí en adelante, de hecho, ha continuado grabando y tocando, pero su relevancia pública a raíz de la música es más bien escasa.

De músico a empresario
Su historia musical se vio interrumpida por un nuevo oficio, iniciado en 1984: el de empresario nocturno. Esa tarea es la que le ha brindado una estampa de personaje bohemio que lo distingue hasta hoy, y que él mismo se encarga de alimentar.

Desde entonces, ha sido dueño, sucesivamente, de varios locales nocturnos, en una historia cuyo episodio más conocido fue el Entrenegros que instaló con Miguelo a mediados de los 90 en calle Suecia, pero que hoy ya no existe. Fundamentalmente en esos locales es donde ha desarrollado esporádicamente su oficio musical, presentándose en escena para repasar sus viejos éxitos y realizar covers de clásicos del rock y temas de moda.

Ese semi retiro sólo se interumpió en el 2005, cuando, junto a una serie de figuras musicales del pasado, fue parte de del programa Rojo VIP de TVN, de cuya competencia se retiró prematuramente por problemas de salud.

En cualquier caso, su mayor relevancia pública ha estado por mucho lejos de la música y principalmente se ha nutrido de hechos como su noviazgo con una modelo adolescente en 1995, Carla Ochoa, en una bullada relación que se rompió con escándalo años después, y que hoy ha sido superada por una nueva relación con otra modelo. Eso más algunos problemas económicos con Miguelo, que llevan a su ex socio incluso a la cárcel, han sido la cara pública del ex cantante ochentero, que el 2009 tuvo un incidente de mayor gravedad: Conduciendo en estado de ebriedad, en la madrugada del 3 de octubre de ese año, protagonizó un accidente y se dio a a la fuga, dejando a una persona herida,  en un caso por el que recibió una condena de trabajo comunitario y debió pagar una multa.

Al margen de ese accidente, y con su hermano mayor convertido en Presidente de la República, el año 2010 ha visto una recuperación artítica de Miguel Piñera:  Participó en el programa de baile argentino “Bailando por un sueño”, lanzó el “Tributo a Cerati”, donde homenajea al rockero transandino (en una canción que fue profusamente citada en Internet), y editó el disco Bicentenario, con tributos a músicos chilenos.

Todo eso (más  apariciones públicas como su polémica presencia en el Campamento “Esperanza”, de los mineros atrapados en la mina San José, y una canción compuesta en su honor) lo han consolidado como una figura llamativa en la escena artística local, al margen de que las causas de su figuración pública no estén siempre vinculadas a la dimensión de la música popular.

Por tres ciudades se extenderá el Festival de Música Django Reinhardt Chile

Concepción, Rancagua y Santiago son la sedes de este encuentro, en el que se reunirán músicos de Chile, Argentina y Colombia hasta el próximo 29 de enero.

Todo sobre Tocatas Mil

Este miércoles 4 de enero parte la sexta versión de la temporada musical del festival Santiago a Mil, con Camila Moreno, Ana Tijoux, Colombina Parra, Arlette Jequier, Pedropiedra y mas entre las atracciones. Acá, la información desplegada sobre músicos, lugares, fechas y detalles.