Miguel Piñera

Miguel Piñera es un personaje singular dentro de la música popular chilena, aunque la mayor parte de su relevancia pública venga de fuera de las órbitas musicales. Con una apariencia hippie y artesanal, irrumpió en la escena musical a comienzos de los ’80. La canción del grupo Agua “La luna llena” (compuesta por Nelson Araya), fue reinterpretada por Piñera, y la convirtió en la punta de lanza de su fugaz fenómeno musical, en un repertorio donde también sumaba canciones de Violeta Parra, Congreso y otros autores chilenos y latinoamericanos . Llegó incluso al Festival de Viña del Mar, pero en los años sucesivos su celebridad provino de sus otros oficios, aunque aun se presenta como músico en los locales de su propiedad y sigue grabando canciones.

Fechas

Santiago - 18 de octubre de 1954

Décadas

1980 |2000 |

Géneros

Miguel Piñera

Jorge Leiva

De familia ilustre

Hijo del diplomático democratacristiano José Piñera, Miguel es el menor de una numerosa familia que incluye a José Piñera, ministro del Trabajo de Augusto Pinochet, Pablo Piñera, ex director ejecutivo de TVN y ex consejero del Banco Central, y Sebastián Piñera, empresario mutimillonario y candidato derechista el 2005 y el 2009, electo dos veces Presidente de la República (dperíodo 2010-2014, y del 2018 al 2022).

Miguel, en claro contraste a sus hermanos, nunca se movió en esos serios circuitos. Tras estudiar en los colegios Verbo Divino y Saint George’s, establecimientos emblemáticos de la clase alta chilena, vivió hasta los 12 años en Bélgica, mientras su padre era embajador de Chile del gobierno de Eduardo Frei. Su traslado a esa misma función en las Naciones Unidas, lo llevó a Nueva York siendo adolescente, donde conoció de cerca la cultura nortemericana y asistió, cuenta él, al concierto de Woodstock, en 1969.

Ya en Chile, finalizados sus estudios secundarios, inició un viaje por América, que culminó en Estados Unidos, donde se relacionó con músicos chilenos y formó una banda llamada Hot Chile, que deambulaba irregularmente por los circuitos hippies de fines de los años setenta. Tras esa experiencia, en 1981, Miguel Piñera regresó a Chile con la idea de seguir en la música, y para eso tuvo un insólito debut televisivo en el programa de TVN, Vamos a ver, donde el conductor Raúl Matas lo presentó directamente como un músico joven, llegado de Estados Unidos e “hijo menor de don José Piñera”.  miguel Pinera - CharangoEsa difusión masiva era inédita para un artista chileno, pero fue muy frecuente en sus primeros años de carrera.

En 1982 registró su primer disco: Fusión Latina. Allí estaba el tema “La luna llena”, que terminaría siendo el principal hit de su historia. La canción era de Nelson Araya, y en 1978 la había grabado con su grupo, Agua. Uno de los ex Agua, Oscar Pérez, tocaba con Piñera en 1981, y entre ambos arreglaron la nueva versión.

El disco fue editado por el sello SyM, de las cantantes Sonia y Miriam, el mismo que publicaba nombres del Canto Nuevo, como Eduardo Gatti y Hugo Moraga, en lo que es una clara muestra de que Piñera logró penetrar a esos circuitos. Pero aunque cierta prensa lo calificaba como parte del Canto Nuevo, la verdad es que ni su público ni sus músicos jamás lo reconocieron como parte de ellos.

Con canciones simples como su versión de “La luna llena” (“era la luna llena / que asomaba su carita en la cordillera / Eran los mil colores que tenía tu carita /en la noche aquella”) y “Como el sol” (“como el sol /que linda estás / Como una gaviota / te vas, te vas”), Miguel Piñera se convirtió en mini fenómeno durante los años 1982 y 1983. Grabó, además, temas de Congreso (“Hijo del sol luminoso”) y Violeta Parra (“Casamiento de negros”), y en 1983 fue invitado al show del  Festival de Viña del Mar, donde no consiguió, sin embargo, una gran respuesta. La frialdad del público delató un agotamiento de su fenómeno musical que nunca se recuperó del todo. y de ahí en adelante, de hecho, ha continuado grabando y tocando, pero su relevancia pública a raíz de la música es bastate menor.

De músico a empresario
En 1984 su historia musical se vio desplazada por su condición de empresario. Ha sido dueño, sucesivamente, de varios locales nocturnos, donde el más conocido fue el Entrenegros que instaló con Miguelo a mediados de los 90 en calle Suecia, y que le han brindado una estampa de personaje bohemio que él mismo se encarga de alimentar. Sus noviazgos con modelos, su participación en estelares o en programas de baile, y algunos incidentes extra artísticos (como el accidente que protagonizó en octubre de 2009, dándose  a la fuga , porlo que fue condenado a una multa y trabajo comunitario) son las noticias más relevantes de este cantante.

Pero aunque secundaria, la música reaparece cada cierto tiempo en la vida de Miguel Piñera. En sus locales a veces se sube al escenario para repasar sus viejos éxitos y realizar covers de clásicos del rock y temas de moda. En el 2005, junto a una serie de figuras musicales del pasado, fue parte de del programa Rojo VIP de TVN, de cuya competencia se retiró prematuramente por problemas de salud.

El año 2010 lanzó tres canciones nuevas. “Tributo a Cerati” (“Tenemos esperanza, tenemos ilusión, de verte cantando cuando pase el temblor/Música ligera, canción animal, brillando en los escenarios”. Un remake de “Una muchacha y una guitarra” que dedicó a Bielsa (“No te vayas Marcelo que nunca nadie te querrá igual / tú nos acostumbraste a darnos dicha y felicidad”)  o “33 mineros” (“Y desde el cielo Dios bajó, su nombre se escuchó. Cuando bajaba vio un error, la sonda corrigió”).

El año 2012 presentó la cueca “El halcón”, dedicada a fallecido animador Felipe Camiroaga: “Dejaste un gran vacío / Y no importa lo que yo haga / Hoy vuela y es un angel / Adios Felipe Camiroaga … / Siempre estarás en el corazón / De todos los chilenos”.

Todas esas canciones son lanzadas por Internet, y gozan de muchos comentarios en redes sociales. Por esas mismas vías ha lanzado dos discos recientemente: El año 2014 Nostalgia, con covers de canciones de Cat Stevens, Edith Piaf y Louis Amstong, entre otros, y para el 2017 anunció Gracias a la vida, con canciones de Violeta Parra, Patricio Manns, Víctor Jara, Los Jaivas,  entre otros autores chilenos, según anunció en un aviso a página completa en el diario La Segunda. A más de 30 años de comenzar su historia solista, a pesar de que varias veces ha pasado a un segundo plano, Miguel Piñera aun sigue ejerciendo el oficio musical.

 

 

La doble vida de Amaro Labra

Con una biografía de Gonzalo Planet y un concierto, Sol y Lluvia celebra 40 años este sábado.  Su líder, el diputado Amaro Labra, habla de esa historia, y de sus dos oficios. La política y la música.  Entrevista de MusicaPopular.cl: “A lo mejor no hago melodías “rebuscadas y hermosas”, como dice Jorge González. Hago lo que puedo hacer”.

Fallece Lucho Gatica,
la mayor voz chilena de todos los tiempos

Su deceso fue anunciado oficialmente por la familia y la noticia ha tenido gran repercusión en México, país que lo consagró como el más grande intérprete de boleros del siglo pasado.  Aquí, la historia musical de la voz que provino desde Rancagua y dejó huella como “el Frank Sinatra latinoamericano”.