Guz
Foto: Gonzalo Donoso
Ver también

Guz

Más difundido por sus exitosos encargos que por sus propias grabaciones, Gustavo Pinochet es un solicitado compositor pop. Además de aportar canciones a numerosas teleseries, ha trabajado con una extensa lista de músicos —desde Coni Lewin a Daniel Guerrero—, de entre los cuales la sociedad más importante ha sido la que mantuvo durante cuatro años junto al grupo Kudai. Con ellos tuvo una sonada ruptura a principios del año 2006, tras la cual se ha ocupado en su banda Sum y en nuevas asesorías musicales en Chile y el extranjero.

Fechas

Décadas

1990 |2000 |2010 |

Géneros

Grupos

Sum|
Guz

Marisol García

Más que un productor
2003 fue un año clave para las perspectivas laborales de Gustavo Pinochet, un músico que hasta entonces había destacado en numerosos encargos para música de televisión (“Operación Triunfo-Chile”, “Machos”, “Brujas”, “Pasiones”, “Mekano”) y que en 1997 había autoeditado un álbum de música electrónica (Adisius). Pero fue entonces que ocurrió el empuje doble de publicar su primer álbum como cantautor, Zero, y a la vez conocer al grupo Kudai, la asociación que terminaría siendo la más exitosa en su carrera.

Kudai había decidido dejar atrás su etapa como banda adolescente (su nombre inicial era Ciao) y buscaba un asesor de criterio comercial y cosmopolita, que permitiera abarcar no sólo al público escolar chileno y que empatizara con la emocionalidad juvenil. Guz pasó a ser su compositor, productor y mentor musical, y son suyos casi todos los temas de los dos primeros álbumes del grupo. Pese al rápido ascenso que junto a él tuvo la banda pop, diferencias irreconciliables con el manager Pablo Vega terminaron con el fin de su relación, a principios del 2006.

«Sigo amando a Kudai, pero tengo recuerdos encontrados. Mirando hacia atrás, creo que me siento con el derecho de decir que soy el creador, sólo a nivel musical, de la banda. Muchas veces se dice que fui sólo el compositor, pero fui mucho más: todo el proceso de creación estuvo a mi cargo. Hay muchas canciones que están inspiradas en mi vida», revelaría más tarde el músico al diario La Tercera. Meses más tarde, Pinochet apareció a cargo del debut solista de Nicole Natalino, la cantante que también en el 2006 decidió dejar Kudai por similares conflictos con su manager.

Sum ha sido el grupo que ha ocupado a Guz tras su rompimiento con Kudai. En paralelo a ese trabajo, mantiene diversos encargos para gente como los raperos MDM, las baladistas María Jimena Pereyra y Pía Ovalle, el argentino Leo García y la colombiana Ilona, entre otros. Es suya, también, la canción central del popular reality-show “Quiero mis 15”, de MTV Latino. Sus más recientes “clientas” son las cuatro jóvenes de la banda Ruch, que debutaron en radios con el single “Donde”, compuesto por Pinochet.

A principios de 2008 se concretó su sociedad con Mario Siperman, ex tecladista del grupo argentino Los Fabulosos Cadillacs, para encargos conjuntos de composición y producción a escala continental. Entonces aprovechó también de anunciar la venidera edición de un libro de «escritos, poesías, ensayos, pensamientos y reflexiones». En el último tiempo, su trabajo lo ha asociado a nombres como Lucybell, Thais y Alana.

Tomás del Real: cantar para cosechar

Sembrar de nuevo es el álbum que cierra el primer tríptico de grabaciones del joven trovador viñamarino, una breve serie de canciones de naturaleza acústica que surgieron al fragor del estallido de octubre y que viven una segunda edad en la dubitativa realidad de la pandemia. La edición ilustra su cubierta con una escultura en madera del artista visual Cristian Garrido.

Conversaciones con el Grupo de Los Diez

El pianista de jazz que vive desde 1999 en esa ciudad dialoga con Alfonso Leng, Alberto García Guerrero y Pedro Humberto Allende a través de sus partituras, que aborda desde la improvisación. Su nuevo disco considera cuarteto de jazz y cuarteto de cuerdas.