Claudio Narea

La historia solista de Claudio Narea es minoría dentro de su currículo, porque la mayor parte de su carrera musical ha sido militando en bandas: primero en Los Prisioneros, luego en los Profetas y Frenéticos y, entre el 2001 y 2003, de nuevo en la banda sanmiguelina. Acumula tres discos como cantautor, en los cuales ha sido fiel a un rock de raíz bluesera bien ejecutado y de sutil lírica social.

Fechas

Santiago - 13 de julio de 1965

Décadas

1980 |1990 |2000 |2010 |

Géneros

Grupos

Claudio Narea

Jorge Leiva

Nacido en Ñuñoa, pero llegado a San Miguel desde niño, Claudio Narea conoció a Jorge González y Miguel Tapia en el Liceo 6, dándole vida conjunta al trío más importante del rock chileno, Los Prisioneros. En las filas del grupo permaneció hasta 1990, cuando líos musicales y personales lo obligaron a renunciar, para armar muy poco tiempo después la banda de rocanrol Profetas y Frenéticos.

Alternando su rol de guitarrista y líder de ese grupo, Narea se convirtió hacia el año 1992 en el presidente de la Asociación de Trabajadores del Rock (A.T.R.), una singular asociación gremial que buscaba abrir espacios para el rock chileno en momentos de escasa difusión. Junto a Andrés Godoy, logró que se publicaran dos compilados de grabaciones de bandas entonces independientes (Con el corazón aquí Vol. 1 y 2), y trabajó en ellos como productor de varios temas.

En 1995, la A.T.R. dio paso a las Escuelas de Rock, en las que el guitarrista asumió como profesor de bandas recién formadas en Santiago y provincia, alimentando sus lecciones de una mezcla de técnica y teoría (para entonces, Narea se había convertido en un erudito del blues y el primer rocanrol estadounidense).

Debut solista: amar es complicado
Fue ese mismo interés por las raíces de la música popular el que se encauzó en el año 2000 en su primer disco solista. Llamado simplemente Claudio Narea, el álbum contó con el apoyo del Fondart y sirvió como debut para el músico como cantante, cosechando buenas críticas y una tímida pero aceptable repercusión pública gracias a los temas “Amar es complicado” y “Estás ganando”.

Cuando preparaba un segundo disco, surgió la decisión largamente aplazada por darle forma a una reunión de Los Prisioneros. Como había sido su deseo durante varios años, Narea volvió a tocar con Jorge González y Miguel Tapia a fines del 2001, y preparó junto a ellos de nuevo un disco de material inédito. Fue una experiencia en un principio entusiasmante, pero que alrededor de la publicación de ese álbum fue enrareciéndose con muy malas relaciones internas. El conflicto hizo crisis en agosto del 2003, cuando Narea fue despedido del grupo por sus compañeros.

Aunque Jorge González nunca quiso dar detalles de esa salida, el guitarrista se las arregló para que se conociera la verdad, publicando en internet una carta abierta que denunciaba muchos de los problemas que, según él, terminarían con el espíritu de Los Prisioneros. El músico se presentó por última vez junto al grupo el 21 de septiembre, en el Festival de la Pampilla, en Coquimbo.

Posteriormente, el guitarrista, cantante y compositor se ocupó durante al menos un par de años en la producción de otros artistas, alcanzando especial éxito en su sociedad con Marcelo Aldunate, conocido hombre de radio. Juntos firmaron los dos álbumes de Magmamix, de altas ventas; y el trabajo de bandas como Jirafa Ardiendo y Sónica. Pero su prioridad ha sido finalmente una carrera solista, cuyo nuevo disco el músico trabajó por más de un año en el estudio instalado en su casa de Maipú.

Ese segundo álbum fue grabado junto a una banda de músicos de la misma Maipú, Los Indicados (ex Los Impecables) y se llamó El largo camino al éxito (2006). El primer single obtuvo gran resonancia entre la llamada “Revolución Pingüina” impulsada por los estudiantes secundarios en ese año, que incluyeron la canción “Rico el país” de Narea como uno de sus estandartes de lucha.

A principios del año 2009, su figuración en prensa fue gigantesca, primero por la presentación junto a Miguel Tapia en la Segunda Cumbre del Rock Chileno y luego por la publicación de Mi vida como prisionero, su autobiografía. Hacia el fin del 2010 su sociedad con el ex baterista de Los Prisioneros dio como resultado tres temas nuevos, dando señales de querer mantenerse a futuro.

Cómo Asesinar a Felipes reincide por sexta vez

Desde el 6 de octubre está disponible Elipse, el nuevo trabajo del incansable quinteto que combina rap, rock, jazz y otras vetas.

Agenda Violeta

Acá en detalle las diversas actividades en torno al aniversario de la fundamental artista chilena.