Arnoldo Madariaga Encina

Arnoldo Madariaga Encina es el patriarca de una familia dedicada al canto, la poesía popular y la paya en Chile, al mismo tiempo que gestor de uno de los más importantes encuentros nacionales de payadores en su natal ciudad de Casablanca y un activo participante en el ámbito del canto a lo divino.

Fechas

Casablanca - 10 de abril de 1938

Décadas

1940 |1950 |1960 |1970 |1980 |1990 |2000 |2010 |

Géneros

Arnoldo Madariaga Encina

David Ponce

Nacido en 1938 en esa ciudad de la quinta región, ya en 1948 se iniciaba como cantor a lo humano y lo divino, poeta popular, payador y guitarronero, oficios que luego han continuado su hijo, Arnoldo Madariaga López (n. 1965) y su nieto, Máximo Retamales Madariaga. En familia ha sido artífice por años del Encuentro Nacional de Payadores de Casablanca, que reúne en esa localidad campesina de la provincia de Valparaíso a poetas chilenos y extranjeros.

En la misma región ha organizado el canto a lo divino de la novena de la Virgen de la Merced en El Totoral, y ha sido cantor habitual en la novena de la Virgen del Carmen de San Pedro de Melipilla. Es un fundador de las vigilias de canto a lo divino iniciadas en el Templo Votivo de Maipú en los ’70, en la basílica de Lourdes (1978) y el santuario del Padre Hurtado (2003) en la capital, y junto a Juan Pérez Ibarra, Francisco Astorga y Arnoldo Madariaga López representó al canto a lo divino en el encuentro de religiosidad popular con Juan Pablo II en La Serena, en abril de 1987, durante la visita papal.

Parte de ese trabajo religioso consta en tres de los discos en que ha participado Arnoldo Madariaga padre: Canto a lo divino en Chile (1982), una adelantada cassette grabada por el poeta e investigador peruano César Huapaya; Décimas a María (2001), con versos inéditos de seis cantores chilenos donde Madariaga comparte con compañeros como Santiago Varas Yáñez y Domingo Pontigo, y El nacimiento de Cristo en el canto a lo divino (2005), junto a cantores de diversas generaciones como Francisco Astorga, Juan Pérez Ibarra o Myriam Arancibia.

Como payador participa en los encuentros de Putaendo (provincia de San Felipe de Aconcagua), El Rincón (La Punta de Codegua, provincia de Cachapoal) o Portezuelo (provincia de Ñuble) y figura en el disco Poetas populares de Chile y Perú (2000), donde canta un verso por sabiduría acompañado por su hijo en guitarra traspuesta. Tras años de trabajo en Casablanca, Madariaga y su familia de cantores se han establecido en Las Chacarillas, localidad próxima a Cartagena, y él dirige talleres de poesía popular y guitarra traspuesta en sectores campesinos de la región como Quepilcho, Las Dichas, Convento y Santo Domingo con los que su sabiduría en el canto y la poesía popular continúa en expansión.

Andrea Andreu cruza a lo autoral

Su nuevo y segundo disco, Raíz, no sólo ostenta las lecciones aprendidas de años de estudio e interpretación en conjuntos de proyección folclórica, sino también su voz creadora. Entrevista con una de las voces que con más frescura elaboran hoy desde Santiago lo aprendido de la tradición y la oralidad.

López y Lanza Internacional: frente a frente

Las dos bandas surgidas tras la separación de Los Bunkers coincidirán en La Cumbre del Rock Chileno + este sábado 27 de enero.