Ammy Amorette

Con un pie en el jazz vocal y otro en el pop, la cantante Ammy Amorette Escobar Carril (nombres de pila que juntos significan “A mi amor”) se instaló como una de las voces más interesantes de la escena posterior a la que lideró en Santiago Rossana Saavedra durante los ’90 y que en este tipo de croosover estilístico desde la experiencia de Amorette llegó a tener importantes cultores entrados los años 2000.

Fechas

Santiago - 20 de enero de 1978

Décadas

1990 |2000 |2010 |

Géneros

Ammy Amorette

Ya a los 17 años Ammy Amorette se movía por los escenarios como cantante profesional, impulsada inicialmente por su padre, el pianista de música popular Jorge Escobar. La interpretación del bossa nova fue el primero de los peldaños por los que Ammy Amorette avanzó como solista, presentándose largamente en duetos con el guitarrista Jorge Paredes. Pero fue trabajo en el grupo Cíclope Siamés el que significó una puesta a punto definitiva en el pop. Un proyecto junto a Nicolás Candia, lleno de matices psicodélicos y una no menor producción lo-fi de grabaciones.

Tras probar en 2001 como la voz original del grupo pop-soul y funk LaMonArt (dejaría su plaza después a Lorena Pualuan), Ammy Amorette se orientó hacia el jazz vocal. Primero levantando duetos de MPB con el pianista Américo Olivari, y después organizando la que sería su primera gran banda de respaldo, y entre quienes contaría con la comparecencia de exponentes como el teclista Lautaro Quevedo, el bajista Christian Gálvez y el baterista Félix Lecaros. Con ellos grabó su disco debut, Primogénita (2003), en su mayoría un set de canciones popjazzeras originales que en 2004 presentó con éxito en el Festival de Jazz de México. A partir de allí Ammy Amorette vivió un lapso musical de silencio importante que le sirvió para reanudar el trabajo de composición desde pop y que quedó expuesto en su segundo disco solista, Plan D (2009), grabado otra vez junto a figuras del jazz local.

Trilogía de Nueva York: mujeres sacan la voz

Desde la gran ciudad de la música, el año arranca con publicaciones de nuevo material. Tras una década de silencio, la cantante Claudia Acuña presentó Turning pages, editado por su propio sello, mientras que la gran saxofonista Melissa Aldana lidera un quinteto en Visions, y la guitarrista Camila Meza adelanta Ambar, junto a una pequeña orquesta.

Paloma Mami, siempre un poco más

Las audiencias de la música pop se inclinan hoy por el streaming y según reportes allí la estrella del trap pasó a ser el fenómeno nacional más resonante de Spotify.