Tsunamis

El grupo más disparado de todo el reguero de guitarras rocanroleras prendido entre el rock chileno del año 2000 en adelante fue Tsunamis. Mientras sus compañeros de generación tocaban más o menos fieles a las escuelas del punk o del blues, este cuarteto con nombre de maremoto fue dando forma personal a un modo de tocar más intuitivo y explosivo que llegó a cruzar más de una década y a mantener la cohesión de su sonido pese al paso del tiempo y los varios cambios de integrantes. Hoy Tsunamis es una banda activa, que mantiene a su guitarrista y vocalista fundadores.

Leer más

Años

Santiago, 2002 -

Décadas

2000 |

Géneros

Tsunamis

Integrantes

Goli (Andrés Gaete), voz y guitarra (2002 - •)
Francisco Fernández, guitarra (2002 - •)
Bernardita Martínez, bajo (2002 - 2007)
Alejandro Gatta, batería (2002 - 2017)
José Domínguez, bajo (2003 - ?)
Eduardo Agrela; bajo, guitarra, teclado (2017 - •)
Sebastián Arce; batería (2017 - •)
Sebastián Huidobro, saxo tenor y alto (2017 - •)
Tan Vargas, lapsteel y guitarras (2017 - •)
Cristobal Rawlins, piano y sintetizadores (2017 - •)
Pato Larraín, bajo (2017 - •).

David Ponce

Alerta de tsunami
Se llamaban Goli y los Tsunamis ese jueves 10 de octubre de 2002 en que tocaron por primera vez, en el subsuelo que era el bar capitalino La Trova, frente al Parque Forestal. Goli, cantante y guitarrista, ya había sido visto en los grupos Lagaraje y SuperSer, y esta vez estaba flanqueado por Francisco Fernández (guitarra) y Alejandro Gatta (batería) y en compañía de instrumentos acústicos, con Catalina Menares (clarinete), Elisa Reyes (cello) y hasta un cover del cantante folk inglés Donovan en el repertorio.

Nunca más iba a ser acústico. Transformado en cuarteto con la llegada de Bernardita Martínez, bajista de Guiso, entre diciembre de 2002 y septiembre de 2003 el grupo recorrió sitios como El Palenque, La Batuta, On Lucho, El Quitapenas del Cementerio General, Pinball en Recoleta, la Sala SCD de Bellavista, El Subterráneo y una abucheada fecha en un campus universitario: todo sirvió para foguear sus cargadas actuaciones con los grupos Taladro Furioso, Ramires!, A Lo Perro, The Ganjas, Fruto Prohibido y Guiso.

Sus canciones traen desde entonces una naturaleza propia, intensa o furiosa, con la electricidad de dos guitarras sumadas y un cantante frontal capaz de empolvarse la cara con brillos glam rock pero al mismo tiempo de rasgarse la ropa y la garganta en vivo. El asalto auditivo a ratos llega a ser físico, con encontrones y patadas al público, reforzado por la mezcla de precisión y violencia de Alejandro Gatta, un hombre que suele terminar de tocar con su batería entera desmontada.

"Tenemos hambre. Vamos a mascarlos a todos", fue el anuncio de una de tales fechas, en el ciclo en vivo que el productor Astrocaglia organizó bajo el nombre de "Jet kun do attak el top" en julio de 2003. Esa noche hubo dos primeras veces para el grupo. Estrenaron una canción precisa y ajustada llamada "Rosita queen", que iba a ser su clip inaugural, y los vio un músico llamado José Domínguez, que iba a ser su próximo bajista. Ese primer invierno terminó el miércoles 3 de septiembre de 2003 con la última actuación de Bernardita Martínez, exigida por su actuación en dos frentes simultáneos. En octubre debutó Domínguez, bajista fundador de Solar que había tocado con Gatta en ese grupo, y el nombre se redujo a una sola palabra: Tsunamis.

Espíritu en llamas
De esos días quedan canciones tempranas que no volvieron a ser tocadas, como "E-star", "Maranatá", el bajo cadencioso de "Ou yeah" y el dúo entre el cantante y la bajista en "Amen". Pero el 5 de diciembre el grupo estrenó una canción llamada "In flames", y tras iniciar 2004 con fechas junto a Perrosky, Pendex, Las Jonathan o Gasfiter Party, lanzaron el disco Tsunamis (2004), que recoge parte del repertorio inicial.

"Quiero paz y no puedo tenerla", reclama Goli en la canción "Mi corazón tu Taj-Mahal", y Tsunamis suena así de agitado, entre el llamado de atención de "Hey, tú!", la invocación de "In flames" y la angustia declarada de "Dónde estás?", que sólo escampa en la quietud de "Huracán". Son seis títulos, pero se expanden a lo largo de 41 minutos de carácter propio más allás de las convenciones de la canción de rock.

Un lado más quieto se oye en el segundo disco, Espíritu (2005), un EP de cuatro pistas en que Goli predica sobre una mezcla de amor y trance en "Lo veo venir" y se encomienda a un ser ancestral en "Manitú". Además el grupo se remonta a la historia, con una imagen de la primera actuación de ese año, el 14 de enero de 2005 en el bar Tres Continentes junto a Matorral y Jiminelson, y dos canciones de sus inicios: "Cheetah" y el video en vivo de "Con fuego en los ojos", grabado el miércoles 10 de marzo de 2004 en El Subterráneo en una fecha conjunta con Pendex.

Festivales como Pulso (Teatro Novedades, 2004), B (Galpón Siete, 2004) y TV Piratas (Teatro Novedades, 2005) y giras por recintos de regiones le permitieron a la banda seguir mostrando canciones nuevas. Éstas fueron a parar a Corre el río, un disco con invitados como Ana Tijoux y Perrosky. Su publicación fue, también, el inicio de una pausa, que terminó extendiéndose por casi tres años. La publicación de Crac! (2011) confirmó el ímpetu de esa rearticulación y de, en sus palabras, «nueva era de Tsunamis respecto de su proceso creativo». El debut oficial solista de Goli no interrumpió ese camino, profundizado en los siguientes años por la reedición de su álbum debut (esta vez en vinilo), la integración al grupo de Eduardo Agrela (ex Gatos Negros) y la publicación de nuevo material en Trans Express Sudamericane (2017). La actual formación del grupo integra a ex miembros de grupos como Pánico, Tío Lucho y Los Dolores.

Historia y memoria: la biografía del dúo Los Perlas

En días de encierro y aislamiento, destacamos una nueva entrada dedicada al dúo de Óscar Olivares y Luis Silva. Ambos eran músicos profesionales y debutaron en 1956 con una inédita estampa de rotos, en contraste con el pulcro traje de huasos que caracterizaba entonces a  los conjuntos de folclor.

El primer libro del trap chileno

La investigación de Ignacio Molina se ordena a la manera de una «historia oral», con frases de entrevistas hechas por el autor a creadores e intérpretes como Pablo Chill-E, Gianluca, Young Cister, Lizz. Polimá Westcoast, Paloma Mami y Ceaese.