Tsunamis

El grupo más disparado de todo el reguero de guitarras rocanroleras prendido entre el rock chileno del año 2000 en adelante fue Tsunamis. Mientras sus compañeros de generación tocaban más o menos fieles a las escuelas del punk o del blues, este cuarteto con nombre de maremoto fue dando forma personal a un modo de tocar más intuitivo y explosivo que llegó a sumar tres discos y una ineludible expansión en vivo durante sus cinco años de vida.

Leer más

Años

Santiago, 2002 - 2007
Reagrupados el 2017

Décadas

2000 |

Géneros

Tsunamis

Integrantes

Goli (Andrés Gaete), voz y guitarra (2002 - 2007).
Francisco Fernández, guitarra (2002 - 2007)
Bernardita Martínez, bajo (2002 - 2003)
Alejandro Gatta, batería (2002 - 2007)
José Domínguez, bajo (2003 - 2007).

David Ponce

Alerta de tsunami
Se llamaban Goli y los Tsunamis ese jueves 10 de octubre de 2002 en que tocaron por primera vez, en el subsuelo que era el bar capitalino La Trova, frente al Parque Forestal. Goli, cantante y guitarrista, ya había sido visto en los grupos Lagaraje y SuperSer, y esta vez estaba flanqueado por Francisco Fernández (guitarra) y Alejandro Gatta (batería) y en compañía de instrumentos acústicos, con Catalina Menares (clarinete), Elisa Reyes (cello) y hasta un cover del cantante folk inglés Donovan en el repertorio.

Nunca más iba a ser acústico. Transformado en cuarteto con la llegada de Bernardita Martínez, bajista de Guiso, entre diciembre de 2002 y septiembre de 2003 el grupo recorrió sitios como El Palenque, La Batuta, On Lucho, El Quitapenas del Cementerio General, Pinball en Recoleta, la Sala SCD de Bellavista, El Subterráneo y una abucheada fecha en un campus universitario: todo sirvió para foguear sus cargadas actuaciones con los grupos Taladro Furioso, Ramires!, A Lo Perro, The Ganjas, Fruto Prohibido y Guiso.

Sus canciones traen desde entonces una naturaleza propia, intensa o furiosa, con la electricidad de dos guitarras sumadas y un cantante frontal capaz de empolvarse la cara con brillos glam rock pero al mismo tiempo de rasgarse la ropa y la garganta en vivo. El asalto auditivo a ratos llega a ser físico, con encontrones y patadas al público, reforzado por la mezcla de precisión y violencia de Alejandro Gatta, un hombre que suele terminar de tocar con su batería entera desmontada.

"Tenemos hambre. Vamos a mascarlos a todos", fue el anuncio de una de tales fechas, en el ciclo en vivo que el productor Astrocaglia organizó bajo el nombre de "Jet kun do attak el top" en julio de 2003. Esa noche hubo dos primeras veces para el grupo. Estrenaron una canción precisa y ajustada llamada "Rosita queen", que iba a ser su clip inaugural, y los vio un músico llamado José Domínguez, que iba a ser su próximo bajista. Ese primer invierno terminó el miércoles 3 de septiembre de 2003 con la última actuación de Bernardita Martínez, exigida por su actuación en dos frentes simultáneos. En octubre debutó Domínguez, bajista fundador de Solar que había tocado con Gatta en ese grupo, y el nombre se redujo a una sola palabra: Tsunamis.

Espíritu en llamas
De esos días quedan canciones tempranas que no volvieron a ser tocadas, como "E-star", "Maranatá", el bajo cadencioso de "Ou yeah" y el dúo entre el cantante y la bajista en "Amen". Pero el 5 de diciembre el grupo estrenó una canción llamada "In flames", y tras iniciar 2004 con fechas junto a Perrosky, Pendex, Las Jonathan o Gasfiter Party, lanzaron el disco Tsunamis (2004), que recoge parte del repertorio inicial.

"Quiero paz y no puedo tenerla", reclama Goli en la canción "Mi corazón tu Taj-Mahal", y Tsunamis suena así de agitado, entre el llamado de atención de "Hey, tú!", la invocación de "In flames" y la angustia declarada de "Dónde estás?", que sólo escampa en la quietud de "Huracán". Son seis títulos, pero se expanden a lo largo de 41 minutos de carácter propio más allás de las convenciones de la canción de rock.

Un lado más quieto se oye en el segundo disco, Espíritu (2005), un EP de cuatro pistas en que Goli predica sobre una mezcla de amor y trance en "Lo veo venir" y se encomienda a un ser ancestral en "Manitú". Además el grupo se remonta a la historia, con una imagen de la primera actuación de ese año, el 14 de enero de 2005 en el bar Tres Continentes junto a Matorral y Jiminelson, y dos canciones de sus inicios: "Cheetah" y el video en vivo de "Con fuego en los ojos", grabado el miércoles 10 de marzo de 2004 en El Subterráneo en una fecha conjunta con Pendex.

Sin bajar el ritmo, a partir de 2004 Tsunamis empezó a tocar en festivales como Pulso en el Teatro Novedades el 19 de mayo, B en el Galpón Siete el 5 de noviembre y TV Piratas en mismo Novedades el 11 de junio de 2005. Además han actuado en Valparaíso, Chillán y un accidentado festival en Concepción el 4 de abril de 2005, y en esas y otras fechas siguieron estrenando canciones destinadas a su tercer disco, publicado en julio de 2006 y producido por el ingeniero Gonzalo González.

También desde ese año Goli se ocupó de modo ocasional como solista, con una guitarra acústica, en un repertorio reposado y más ligado a la raíz del blues y el folk. Ese desvío resultaría señero para su trabajo posterior a la disolución de la banda, anunciada en el 2007 y tras la cual el cantante se ocupó en el proyecto Wipala, también con Iván Molina (ex Matorral) y Álvaro Guerra (Guiso).

El primer cancionero del estallido social

El mes de movilización ciudadana, con sucesivas manifestaciones, olas de violencia y de represión policial desembocó en una intensa creatividad de los músicos chilenos alineados con el movimiento social. Aquí proponemos las canciones que surgieron desde la refriega. Son las primeras, porque esto recién comienza. (Fotos: Rodrigo Alarcón)

La música “descripcional” de Tata Barahona

El cantautor lanzaba este mes de noviembre su disco Retratos, pero evidentemente todo se tuuvo que postergar. Ha tocado, en cambio, en actos y marchas, y varias de sus canciones han acompañado el movimiento social. De todo eso habló con MusicaPopular.cl