Tronic

Como «el grupo punk que revoluciona a los adolescentes» fue descrito alguna vez Tronic por un diario chileno, a propósito de un agitado concierto de la banda en un muy rígido colegio privado. La apreciación puede no ser precisa, pero indica cuánta relevancia ha tenido entre el público joven la música simple, urgente e insolente de este trío formado con ex integrantes de las bandas pop Gufi y Glup!, y que sostiene su difusión sobre la base de conciertos frecuentes y alta rotación en radios juveniles. Con vaivenes en su formación y difusión, Tronic se trasladó a México el año 2010, y aunque hacen largas giras por Chile, ese país se convirtió en su centro de operaciones.

Leer más

Años

Santiago, 2003 -

Décadas

2000 |2010 |

Géneros

Tronic

Integrantes

Chavín (Gustavo Labrín), voz y guitara (2003 - •).
Rigo (Rodrigo Vizcarra), bajo y voz (2003 - •).
Abuelo (Felipe Blaser), (2003).
Levi (Rodrigo Stambuk), guitarra (2003).
Carlos Lama, guitarra (2003 - 2007).
Daniel Palma, batería (2005 - 2007)
Francisco Salas, batería (2007 - 2008)
Raúl Baktrik Ramos, bajo (2008 - 2017).

Marisol García - JL

Todo con K
Cinco años trabajó Gustavo Labrín junto a Glup!, y hacia el final de la historia del grupo, conoció Rodrigo Vizcarra, el último guitarrista que alcanzó a tener la banda de "Freebola" antes de su disolución, en el 2003. Juntos comenzaron a trabajar en Gufi, un grupo que alcanzó a grabar un álbum antes de decidir su fin, en medio de dramáticas circunstancias.

Tronic tuvo una historia previa a Gufi, pero se retomó el año 2003 y fue la consolidación de Chavín y Rigo como autores. Ambos son músicos de San Carlos, y alternándose el rol de vocalistas, alcanzaron un éxito indesmentible en el segmento sub-20.  No por ello su música puede calificarse de irreflexiva. Tronic siempre fue una banda profesional, que tomó ciertos códigos del punk (el ritmo acelerado, las líneas melódicas simples) para afirmarse en lo que pretendieron que fuera un trabajo rock riguroso y de mensaje positivo. Los blancos de sus ataques en verso suelen ser la exacerbación de la farándula televisiva, el sobreconsumo y la apatía que atestiguan en el Santiago en el que les tocó crecer.

La banda se inició como un cuarteto, pero se afirmó en la formación de Chavín, Rigo y el guitarrista Carlos Lama a partir del año 2003 (el año anterior habían grabado un disco completo que se borró por efecto de un virus computacional). Era lógico que en el esquema faltaba un baterista, pero para qué complicarse. El grupo comenzó a utilizar los ritmos electrónicos de una batería pregrabada. Fue tan óptimo el resultado, que la máquina tuvo desde entonces estatus de integrante, con nombre y apellido: Ciro Longa.

Recién a fines del año 2005 el grupo decidió integrar a un baterista propiamente tal (Daniel Palma, antes en Melvin Crema). Curiosamente, en el grupo se asientan puros integrantes sureños: Chavín y Rigo nacieron en San Carlos, y Carlitos y Dani un poco más al norte, en Chillán.

Ke patine la risa, su primer disco, contenía diecisiete títulos, con sobreabundancia de ‘k’s, y versos directos contra la moda ("Hoy"), el colegio ("Punkirock"), la programación televisiva ("Tele culiá") y hasta sus compañeros de curso ("Malos amigos"). «Cantamos como hablamos», explicaron al presentarlo. «Tú escuchas una canción de Tronic y puedes entender lo que te dice. No es como una metáfora ultra enredada que no cachai. Es directo».

Cuatro presentaciones en Buenos Aires junto a El Otro Yo (julio, 2004) y el teloneo de los estadounidenses Good Charlotte (velódromo del Estadio Nacional, noviembre del 2005) fueron los puntos altos de su trabajo en vivo previo a la publicación de Evoluciona, su segundo disco. En la carátula, la banda encontró una traducción para la advertencia del Parental Warning estadounidense: «Contiene uno ke otro garabato».

Según los músicos, el título del álbum era una descripción de su propio sonido, al que ahora definían como «más rockero y oscuro». Las graciosas letras hablaban esta vez del robo hormiga ABC1 ("Misis Güiñi"), la superioridad de la radio por sobre cualquier otro medio de comunicación ("Prendan la radio") y algo así como una actualización del "¿Por qué no se van del país", de Los Prisioneros en "Idiotas". En el tema "Evoluciona", Tronic lanzaba algo así como un manifiesto: «Si tú tirai mierda / no te kejes kuando todos te kaguen / evoluciona: el pasado no existe».

Aunque, tal como Glup!, la carrera de Tronic avanzó entre críticas a una supuesta liviandad, su seguimiento masivo confirma una importancia que trasciende modas. «Los Mox! y Tronic son una vergûenza para el punk», dijeron una vez Los Miserables. «Pero si no somos punk», respondió esta banda, cuyos lelaes y numerosos seguidores han sido el mejor freno a los prejuicios.

El ingreso de un baterista real a la banda el año 2005, al ex Melvin Crema Daniel Palma (reemplazado por Francisco Salas), desplazó al “virtual” Ciro durante dos años y dos discos, Ligas mayores  y Es hora de limpiar la casa, fueron trabajos en  años en los que la actividad en vivo de la banda fue muy intensa… Sus canciones se abrieron a otros temas (como la crítica social de “Veinte por ciento”), y tomaron una impronta más rockera. Se presentaron en Colomba y en México, y comenzaron a fraguar la idea de partir de Chile.

La etapa mexicana
A pesar de que estaban lanzando el disco Contra la corriente, nuevamente como trío y con el "regreso" de Ciro a sus filas, a comienzos del 2010, el terremoto y el descenso de la actividad que vino después apresuró la decisión de irse. Los tres músicos vendieron todas sus cosas, incluso su estudio de grabación, y viajaron a México en el mes de junio, súbitamente para algunos fans.

Durante meses de cierta incertidumbre, la banda consiguió instalarse y comenzar a presentarse en vivo. El 2012 lanzaron su primer disco grabado en México, Vale otro, con temas un poco más complejos, como "Kikiki  Up": "15 cartas y un coral, / 20 poemas en tu mirar / un polizonte, un radar / un remolino artificial” decía parte de su letra. Ese disco,  todo su repertorio anterior, y un dedicado trabajo de producción y difusión les permitió estructurar un show con el que consolidaron su nombre en el circuito musical mexicano, y que con los años ha sofisticado su puesta en escena.

La popularidad en Chile, en todo caso, no ha disminuido. El mismo 2012 presentaron ese disco en Santiago, con presentaciones pequeñas, pero todas agotadas, y desde entonces su actividad es permanente, incluyendo al menos una gira al año por Chile, de distinta intensidad, pero con una masiva y entusiasta respuesta de su público. El 2015 lanzaron su disco Alerta de aplicación, que ellos definieron como más directo, (“más de riffs, no tan complicado de tocar en vivo”, dijo Rigo)  y con ritmos más rápidos en las canciones. La canción “Pa’l gato” fue uno de los singles, y allí describen la dura vida de un profesional, que debe pagar la deuda que le dejó su carrera universitario, mostrando la conexión del grupo con el público chileno.

Chavín tiene un camino solista desde el 2014 (que se ha plasmado en dos disco, Alma libre, del 2014 y Años maravillosos del 2016, con el rótulo Noventas por Mi), y el bajista  Baktrik anunció su salida el año 2017. Pero la historia de Tronic se sigue escribiendo, con los tres fundadores: Rigo, Chavín y Ciro, el baterista virtual. Junto a ellos siempre una leal comunidad de seguidores, que ya tiene dos generaciones, con la que se relacionan directamente en sus redes sociales y que sigue llenando sus conciertos en México y en Chile .

 

Illapu al Movistar Arena

El lanzamiento del disco y el DVD con su concierto en el Caupolicán el año pasado  lleva a Illapu al recinto cerrado con mayor aforo en Santiago. Con el actor Luis Dubó en los relatos, mostrarán El grito de la raza, su obra conceptual grabada en 1978 (con la formación de la foto), donde recorren la historia de América. También tocarán los clásicos de sus 48 años de vida.

Justicia para Gustavo

Desde las tres de la tarde, PedroPiedra, Medio Hermano (en la foto), Flor de Rap, y muchos otros, protagonizarán una jornada en el Centro Cultural Rojas Magallanes de la Florida en apoyo a Gustavo Gatica. Se recibirán insumos para la Cruz Roja.