Malcorazón

Aunque su nombre y su sonido se asocian antes que todo al nuevo pop-rock surgido en Chile en los años noventa, Malcorazón ha sido una banda de vida extensa, que ha continuado hasta hoy con su trabajo, pese a períodos de pausa y cambios de interantes. En ese trayecto, la cantautora Cathy Lean ha sido el único pilar estable desde su fundación, motivada por el desarrollo de un pop cuidado y de referentes principalmente británicos.

Leer más

Años

San Bernardo, 1989 -

Décadas

1990 |2000 |2010 |

Géneros

Integrantes

Cathy Lean, voz y guitarra (1989 – •).
Cristián López, guitarra (1989 – 1994).
Carlos González, bajo (1989 – 1996).
Rodrigo Norambuena, batería (1989 – 1997).
Jorge Flores, guitarra (1994 – 2004).
Thomas Kalbhenn, bajo (1996 – 1997).
Sandra Neumann, teclados (1996 – 1997).
Cristián Córdova, batería (1997 – •)
Giovanni Quezada, bajo (2002 – 2004).
Cristian Herrera, guitarra (2011 – •).
Maximiliano Parra, teclados (2011 – •).
Mauricio Horment, bajo (2011 – •).

Marisol García

Un pop naciente
Sus inicios en San Bernardo se inspiraron por su intención de reproducir a escala el suave rock de guitarras que desde los años ochenta habían patentado en Inglaterra bandas como The Smiths y Sundays. Sus piezas en esa búsqueda se sostenían sobre todo en la cantante Cathy Lean, quien combinaba autoconfianza y sensibilidad frente al micrófono, y en Cristián López, guitarrista con el talento y la imaginación suficientes para levantar nuevas melodías con excepcional rapidez. El cuarteto llamó rápidamente la atención por su trabajo en vivo, frecuente y más bien atípico durante la época (por su frecuencia, su delicadeza y el atractivo de Cathy como foco escénico).

Ganaron así el suficiente prestigio para incluir el tema “La muerte atada” en el compilado Con el corazón aquí, de la A.T.R. En la naciente escena pop de principios de los años noventa, la banda se movía en un circuito similar al de grupos como Lucybell o Los Tres, con los cuales forjaron amistad. En 1993, Cathy Lean consiguió un papel como actriz de teleseries, pero al año siguiente la banda apuró la posibilidad de una grabación profesional. Cuando gran parte de los demos para un posible disco ya estaban grabados, López decidió abandonar el grupo junto a sus composiciones (colaboraría luego con el grupo Javiera y Los Imposibles).

Así, un posible contrato con EMI se frustró, y la banda debió componer casi todo de nuevo y publicar su anhelado debut por Alerce. En medio del ebullir de nuevos discos pop-rock chilenos del año 1995, Malcorazón publicó San Bernardo, destacado primero por el single “Eternos días de invierno” (para cuyo videoclip contaron con la colaboración de la actriz y cantante Malú Gatica). Una difusión escasa produjo una nueva crisis en el grupo, que dejó afuera al bajista Carlos González, y los obligó a replantear su sonido.

La llegada de Rever
Interesados en la mezcla de pop y electrónica de conjuntos extranjeros como Garbage, la banda integró al bajista Thomas Kalbhenn y a la tecladista Sandra Neumann. «Ahora hay un trabajo más colectivo», declaró entonces Cathy Lean. Pero eran momentos de mucha competencia, y Malcorazón se enfrentó a otro quiebre en cosa de meses. En julio de 1997 se anunció el fin del grupo, aunque el acta de defunción no pasaba de ser un simple cambio de nombre.

Con los mismos integrantes surgió Rever, proyecto de pop electrónico que se presentó en discoteques como Planet y Zoom, y que debutó con el single “Despegar”, grabado junto a Cristián Heyne, productor con quien posteriormente trabajaron las canciones para un debut en largaduración. «Rever fue un periodo de transición, pero en el fondo nunca dejamos de ser Malcorazón», explicarán después.

El segundo disco de Malcorazón no apareció hasta el año 2003, pero por el cuidado de su grabación la banda consideró plenamente justificada la espera. Abismo equilibraba lo eléctrico y lo electrónico, con atmósferas nuevas y bien definidas, sin aparente conexión con el sonido de sus inicios, pero que mantentía ciertos rasgos distintivos de la estética melancólica de la banda. El disco fue el resultado de la sociedad compositiva que para entonces habían creado Cathy Lean y el guitarra Jorge Flores. Su edición discreta a través del sello La Oreja (y, luego, Luna) no impidió que los singles “Abismo” y “Todo peor” (versionada por Kudai el año 2003 en el disco Nadha) se convirtieran en canciones de cálida acogida en radios. Ese mismo año, apareció la banda sonora del filme chileno Los debutantes, a la que Malcorazón aportó el tema “Luz de amanecer”.

Nueva pausa, nueva reformulación
Lean se alejó del grupo en 2004 para concentrarse en la composición y en una serie de recitales como solista. Su nuevo trabajo consiguió cierta difusión a través de los singles “Última oportunidad” y “Pásalo bien”, prueba de una etapa, en sus palabras, «más testimonial». En ella se mantuvo ocupada la cantautora durante algunos años, pero la fuerza de Malcorazón sería, nuevamente, su cauce. El grupo se rearticuló hacia 2011 con nuevos integrantes y comenzó de inmediato a trabajar en material. El EP Pásalo bien marca hasta ahora la espera por un nuevo álbum.

Natalino sale a recorrer Chile con nueva canción

El trío romántico abre su itinerario el 14 de diciembre con un concierto en Valdivia. Seguirán en Puerto Varas, Casablanca, Panquehue, Maullín, Curacaví, Quintero y Papudo, entre otras localidades. Con miras a su nuevo álbum, titulado Natalino vivo, el grupo liberó además la balada “No volveré a caer”, del autor curicano Lenny Zing.

El año de Jorge Peña Hen

A 45 años de su asesinato a manos de la Caravana de la Muerte, en La Serena se levantó un monumento que recuerda su pionera labor como educador.