La Guacha

A partir de la figura del “guacho” chileno y latinoamericano, ese niño sin padre conocido que está presente desde tiempos inmemoriales, el grupo encabezado por la cantante y autora Soledad del Río y el guitarrista y compositor Juan Pablo Escares se aventuró a recorrer distintas latitudes del subcontinente para encontrar en ritmos diversos las raíces musicales: desde el bolero cubano y la ranchera mexicana, a la cumbia colombiana y la tonada chilena. Su primer disco, Virgen (2010, reeditado un año después por el Sello Azul de la SCD) puso a La Guacha entre una generación de agrupaciones de fusión latina muy vibrantes en este sentido: Tizana, Los Prana, Mangüé, Manu da Banda y La Mano Ajena, entre otros nombres. El 2014 editaron un segundo trabajo, y el 2017 anunciaron su final.

Leer más

Años

Santiago, 2008 - 2017

Décadas

2000 |2010 |

Géneros

Integrantes

Soledad del Río, voz (2008 – 2017).
Juan Pablo Escares, guitarra (2008 – 2017).
Alexis Bugueño, bajo y contrabajo (2008 – 2017).
Rodrigo Mora, batería (2008 – 2017).

Iñigo Díaz / Jorge Leiva

Hacia 2007, Escares y del Río pertenecían al grupo de música tradicional cubana Son de la Plaza. El guitarrista había tocado además en el grupo de candombe y fusión Canfusión, mientras que la cantante se movía en los repertorios de boleros. En ese grupo acústico dirigido por Pablo Reyes (luego en Juana Fe) que compartían también estaban el contrabajista Alexis Bugueño y el timbalista Rodrigo Mora (quien tocaba el vibráfono en Efecto, y las tumbadoras en el Ensamble Latinomoderno). El fin de Son de la Plaza significó de esta manera el nacimiento de La Guacha, ahora como cuarteto eléctrico y todas los lecciones de músicas latinoamericanas y afrocubanas aprendidas allí.

Durante todo 2008 el grupo inició procesos de composición y ya en 2009 salió a tocar en diversos escenarios de la capital, desde espacios destinados a la salsa y el rock latino, hasta en clubes de jazz. El resultado del trabajo se convirtió en el disco Virgen, que tenía una mezcla de raíces latinoamericanas con funk, rock o drum and bass. La música se basó por un lado en complejos arreglos para los bronces de sus colaboradores Daniel Espinoza (trompeta) y Franz Mesko (tenor), pero también en simples y emotivas canciones de Soledad del Río, como la emblemática “Triste triste”, y «Tanta», que alcanzó incluso difusión radial.

Editado por el Sello Azul de la SCD, el disco tuvo una importante difusión, y una reedición el año 2011, donde sumaron la canción «Esperanza», el tema central de la teleserie de TVN del mismo nombre. La banda siguió entonces con su actividad en vivo, consiguiendo ganar el Festival de Olmué del 2012, con su versión de «Arriba quemando el sol», y el año 2013 ya estaban trabajando en un segundo disco.

Las canciones «Los matorrales» (que también fue el tema central de una teleserie, La chúcara de TVN) y «Amor platónico», un dúo con el argentino Kevin Johansen, fueron los adelantos de ese segundo disco, que se llamó Fácil. El disco le dio un nuevo impulso a su actividad en vivo, y los llevó incluso a Lollapalooza el 2016 y al festival  SXSW en Austin, Texas, ese mismo año.

Sin embargo, a comienzos de 2017, anunciaron el final: «Hemos decidido emprender el viaje del cambio y separar nuestros destinos. Dejaremos a nuestra querida banda descansar en silencio y la más profunda paz» dijeron en su comunicado oficial. Diez años duró su historia.

Congreso: 50 años y contando

El grupo nacido en Quilpué celebra este sábado su medio siglo de vida, con un concierto de larga duración en el Teatro Caupolicán. Ahí estarán músicos que han pasado por sus distintas formaciones, como Joe Vasconcellos, Jorge Campos y Ernesto Holman, para celebrar a una banda que continúa creando música y renovando su leyenda.

Denise se renueva

La cantante lanza el segundo avance de su próximo disco, «El amor no duele», mientras se prepara para el concierto que ofrecerá el próximo 12 de diciembre en el Movistar Arena.