Fractal

Un cruce transversal y otro longitudinal del planeta traza el grupo Fractal para definir su obra musical. Es un ensamble acústico que navega sin límites por las sonoridades, coloraturas e instrumental múltiple de distintas regiones de los cinco continentes y que lo ha llevado a crear una música orientada de manera predominante hacia la fusión étnica. Así Fractal siguió la línea de avances previos de compositores como Subhira, Andrés Condon o Tomás Thayer, y se sumó a una generación de agrupaciones como Alkymia, Amapiola y Transubhiriano.

Leer más

Años

Santiago, 1998 -

Décadas

1990 |2000 |2010 |

Géneros

Fractal

Integrantes

Igor Ledermann, voz, piano eléctrico, acordeón, tiple, djura, marimba (1998 – ).
José Francisco Zamorano, voz, guitarras, ocarina, darbuka (1998 – 2007).
Randall Ledermann, low D whistle, duduk, huluse, quena, fujara, saxo, ney, didgeridú, suling gambuh, sitar (1998 – ).
Darren Ledermann, marimba, acordeón, teclados (1999 – 2008).
Javier Fernández, tubos, trompe, djembé, bowl tibetano, accesorios (1999 – ).
Carlos Toto Díaz, tubos, tabla, udú, dundun, darbuka, qarqabas, djembé, tormento, cajón peruano (2000 – ).
Rodrigo Osterauer, djembé, percusión (2000 – 2001).
Nicolás Rosenthal, percusión (2001 – 2009).
Víctor Cofré, percusión (2001 – 2009).
Francisco Mattar, violín, erjú (2004 – ).
Adel Abed, oud (2004 – 2008).
Christian Navarrete, guitarras de seis y doce cuerdas, djura, tiple, pipa (2006 – ).
Alejandro Méndez, bajo (2008 – 2012).
Rodrigo Molina, tambor, dundun, accesorios de percusión (2009 – ).
Alejandro Méndez, bajo (2008 – 2012).
Felipe Fuentes, contrabajo (2012 – ).
Gonzalo Eyzaguirre, …………. (2012 – ).

Fractal se formó en 1998, luego de que sus integrantes hubieran realizado viajes por el mundo. Estaciones como la India, China, Turquía y Marruecos con itinerancias de desenlaces inciertos marcaron el futuro de sus músicos. En cada uno de estos puntos en el mapa, indistintamente y por separado, recogieron instrumentos musicales que luego llevaron a Chile. El grupo se formó sobre el eje de los hermanos Randall, Darren e Igor Ledermann, este último responsable de gran parte de la composición de su obra. Como pianista, guitarrista y cantante, fue quien impulsó el primer Fractal junto al percusionista y guitarrista José Francisco Zamorano.

Luego se sumaron a la línea en distintos momentos de su historia músicos como Francisco Mattar, Adel Abed, Christian Navarrete, Javier Fernández, Carlos Toto Díaz o Nicolás Rosenthal, creando un ensamble de geometría variable a partir del arsenal de instrumentos recopilados y todas sus combinaciones aleatorias: tabla india, darbuka turca, djembé senegalés, shekere africano, didgeridoo australiano, bowl tibetano, ney egipcio, cajón peruano, suling gambuh indonesio, flautín irlandés, duduk armenio, quena altiplánica y djura turco.

Fractal debutó en el disco con De creación y muerte (1998), donde abordó temáticas de culturas milenarias africanas y contó con la colaboración de la voz de  Francisco Sazo (de Congreso). Poco después editó La memoria del hielo (1999), obra inspirada en los habitantes de la Patagonia, aonikenk, yamana, kaweskar y selk’nam. Simultáneamente produjo la música para una nueva versión de la muestra fotográfica “Cuerpos pintados”, recopilados en la serie de discos Música del cuerpo. Fue su primer apronte como proyecto de música funcional para imagen. En 2000 Fractal editaría su tercer disco, la banda sonora de la película Chilean Gothic (dirigida por Ricardo Harrington), que realizada a través de sonoridades exclusivamente acústicas.

Su cuarto disco, Fractal (2004), que se introdujo en la temática del puente entre el hombre y sus divinidades en todo el planeta, precedió al punto de inflexión en la puesta en escena del grupo. En 2007 montó un concierto de cruce entre música étnica y música docta incorporando a su habitual set de vientos, cuerdas y percusiones a la Orquesta Juvenil de Santiago, dirigida por José Luis Domínguez. El resultado fue Fractal sinfónico, un registro visual y de audio con el que el grupo alcanzó plena madurez.

Nicole a 30 años de «Tal vez me estoy enamorando»

La cantante y figura capital del pop chileno mira hacia 1989 cuando grabó su primer disco, con 12 años de edad. Este 5 de junio, Nicole presentará en el Teatro Nescafé de las Artes el segundo volumen del álbum Nicole 30 años, además de la película Panal vivo, que documenta el proceso de creación de su disco de 2013.

Américo es de toda América

El astro ariqueño de la cumbia romántica se convirtió en el primer chileno en obtener uno de estos galardones que premian lo mejor de la música latinoamericana. Lo hizo en la categoría de Mejor Artista Sur.