El Bueno, el Malo y el Feller

Trío formado por el guitarrista Gabriel Feller, el bajista Rodrigo Ríos y el baterista Julio Denis, que asumieron cada uno una identidad en el nombre de este proyecto nacido en 2004 y que realizó una mezcla entre jazz, rock, funk, electrónica y música imporvisada. En una breve historia dejó una grabación y puso a sus tres integrantes hacia diversas escenas musicales.

Leer más

Años

Santiago, 2004 - 2007

Décadas

2000 |

Géneros

El Bueno, el Malo y el Feller

Integrantes

Gabriel Feller, guitarra y loops (2004 - 2007).
Rodrigo Ríos, bajo, samplers y programaciones (2004 - 2007).
Julio Denis, batería y programaciones (2004 - 2007).

Feller tocaba en la orquesta de jazz Los Andes Big Band, mientras Ríos integraba quinteto Mandali y Denis actuaba en el circuito jazzístico. La reunión entre ellos se concretó en una banda avanzada técnicamente y centrada en el trabajo de "jazz para trío eléctrico", con el referente del grupo neoyorquino Medeski, Martin & Wood. La aproximación a ese grupo no sólo estuvo en las sonoridades sino también por la utilización de sampler como cuarto instrumento en el estudio y en el escenario. Las programaciones estuvieron a cargo de Rodrigo Ríos, quien durante cada apertura de los shows lanzaba una cortina musical de Ennio Morricone sobre el spaghetti western El bueno, el malo y el feo. Luego reprodujo scratches, doblajes e inversiones de guitarras eléctricas que quedaron registradas en su único disco, El Bueno, el Malo y el Feller (2005), título que lanzó a estos tres solistas a un primer plano entre los músicos de la época.

Un patrimonio que cumple medio siglo

Desde 1970, el Archivo de Música de la Biblioteca Nacional resguarda partituras, manuscritos, documentos personales, grabaciones, piezas gráficas y una multitud de objetos relacionados con la creación realizada en el país. En octubre festejan sus 50 años con el IV Encuentro Iberoamericano de Archivos Musicales y Sonoros. La programación, acá.

Leo Saavedra confinado

A cinco años de su debut como solista, el ex vocalista de Primavera de Praga presenta su segundo disco, Operación ballena, con ocho canciones compuestas y grabadas durante la cuarentena obligada por el nuevo coronavirus.