Don Barbarroja

Don Barbarroja es un conjunto de música infantil que basa su repertorio y puesta en escena a partir de material poético chileno para niños. Fue formado alrededor del músico y compositor Leonardo Fontencilla, quien durante toda la década de 2010 integró el grupo de fusión Bombyx Mori. Un disco suyo titulado Estrellamar (2010) se basó en el libro Poemas infantiles (1965), de Efraín Barquero, y la recepción fue tal que Fontecilla organizó una agrupación para continuar con el proyecto de poemas del Premio Nacional de Literatura de 2008. Fue el punto de partida para uno de los conjuntos de este circuito musical sugidos en la década de 2010: Paztitas, Mosquitas Muertas o Los Patapelá.

Leer más

Años

Santiago, 2010 -

Décadas

2010 |

Géneros

Integrantes

Leonardo Fontecilla, voz, guitarra
Viviana Scacchi, voz, metalófono
Marco Castro, voz, acordeón, flautas, mandolina
Connie Achurra, voz
Carmen Salvador, bajo
María Paz Videla, percusiones

Don Barbarroja tomó entonces su nombre del poema "Barbarroja", que según explican sus integrantes, "no se trata de un pirata, sino de la fragua de un herrero”. El grupo incluye instrumental diverso: guitarras, bajo y percusiones, acompañados por voces masculinas y femeninas, acordeón, flautas metalófono y mandolina, en una colorida puesta en escena que han realizado en diversos centros culturales y comunitarios, en especial la Casa de la Cultura Anselmo Cádiz, donde mantuvo una intensa temporada de presentaciones.

Su material poético fue ampliándose con el tiempo, desde Efraín Barquero hasta el de otro escritor y premio nancional, Miguel Arteche, de quien Don Barbarroja tomó repertorio de sus libros Poemas para nietos (1996) y Jardín de relojes (2002). Leonardo Fontecilla continuó con su trabajo como compositor, escribiendo nuevos repertorios de música infantil, que editó como material solista en simultáneo al trabajo hasta entonces exclusivamente escénico de Don Barbarroja: Canciones del nido (2013) y Duendes de jardín (2107).

"El pueblo unido" en pandemia

Más de 50 voces en un coro, 21 guitarristas, 21 instrumentistas de viento, seis percusionistas, un arpista, 12 violinistas... Un total de 120 músicos doctos en Chile y otros cinco países registraron con sus celulares "El pueblo unido", como un homenaje al estallido de octubre. Así lo presentan: "Nuestra lucha está en pausa".

"Cantar cuando se acaba el mundo"

"Porque esta es mi misión". "Corona blues" es la rockera mirada de Eduardo Carrasco, director de Quilapayún, a  la pandemia. La producción es de Fernando Julio, y lo acompañan, entre varios, ex músicos de Los Bunkers.