Corrosivas

El nombre de Corrosivas empezó a oírse temprano en la crónica del hip-hop chileno de los años ’90, en manos de dos raperas que formaron este grupo como parte del circuito emergido en torno al capitalino Parque Forestal. Mona (Paula Carmona) y Nalini Galdames, las integrantes del dúo, se presentaron en vivo y se instalaron como genuinas precursoras del hip-hop femenino en Chile. Solo dejaron grabado un disco, que se editó cuando el dúo se había disuelto, pero su nombre es clave en la historia del género, y varias de sus canciones —como «La casa del terror» o «Corrosivas en la casa»— son con propiedad clásicos fundacionales del rap local.

Leer más

Años

Santiago, 1994 - 1999

Décadas

1990 |

Géneros

Integrantes

Paula Carmona, Mona, voz.
Nalini Galdames, Nalini, voz.

Nalini Galdames, nació en Valparaíso, pero desde muy pequeña se trasadó a Santiago, y su adolescencia la pasó en La Florida. Tras iniciarse un largo tiempo como bailarina de breakdance, paulatinamente comenzó a hacer rimas, y así creó Corrosivas , concebido originalmente un colectivo femenino (tuvo hasta cinco cantantes), pero que cuando uno de Los Panteras Negras – Chino Máquina – le presentó a Mona Carmona, selló la formación como un dúo en 1993.

El dúo fue el primero femenino en esos circuitos, y alguna vez – recuerda Nalini- se enfrentaron a gestos de desaprobación de cierto público por su género, pero en general fueron parte integral  y protagónica de la primera generación de raperos chilenos.

La comunidad hiphopera de la mitad de los años 90 por esos años se reunía semanalmente en el Parque Forestal, a bailar, rapear e intercambiar cassettes. Allí partieron rapeando y difundieron canciones como «La casa del terror», «Dormida en la micro» o «Corrosivas en la casa». «Tocábamos en todas partes. En todas las comunas… Puente Alto, La Florida, Mapú». Compartían con grupos como Ttro de Gracia y por eso en el disco  Ser hümano!!  de 1997 , el mayor hito masivo del género, ellas grabaron como invitadas en «Combo 10», la última canción del álbum

Entre 1999 y 2000 grabaron su propio  Destino invisible, y cuando tenían incluso canciones nuevas (como «Estamos condenados» o «Hermetismo maravilloso»), la partida de Mona a España apresuró el final de la banda. El disco, de hecho se editó cuando el grupo ya no existía, el año 2001. Luego Nalini formó Mantekilla Digital junto a Chico A,  y más adelante inició una carrera solista con el nombre de La Derretida. El año 2009 tuvieron un único reencuentro como Corrosivas en el Centro Arte Alameda.