Chilhué

Chilhué es una palabra huilliche que puede ser traducida como «lugar de gaviotas», y que desde hace varias décadas identifica también a uno de los conjuntos de más riguroso y constante trabajo en la música chilota. Desde su nacimiento, en julio de 1980, el grupo dirigido por Marcos Acevedo se ha diferenciado de los grupos de cantos y danzas chilotas por la fusión de la tradición musical y mitológica de la isla con elementos que han ido más allá de sus raíces puristas. En los discos de Chilhué hay canciones propias, de otros autores y de la tradición, con sonidos que tambén se nutren del jazz, el rock o la trova.

Leer más

Años

Santiago, 1980 -

Décadas

1980 |1990 |2000 |2010 |2020 |

Géneros

Chilhué

Integrantes

Marcos Acevedo, voz y dirección (1980 - ).

Milena Bahamonde

En el Pedagógico de la Universidad de Chile nació Chilhué en 1979, a instancias del grupo musical de los estudiantes de Educación General Básica. En el verano de 1980, viajaron como conjunto a Chiloé y al regreso resolvieron convertirse en un grupo formal. Adoptaron el nombre y desde el 25 de julio de ese año, como ellos mismos lo han establecido, nació oficialmente Chilhué.

Desde un comienzo, la propuesta del conjunto no se restringó a un catálogo  y aceptó la categoría de grupo folclórico de postal. Tiene influencias del rock, del jazz, de elementos clásicos, del folclor y han incorporado trabajos de danza contemporánea además de las danzas folclóricas recogidas en los viajes al sur de Chile.

Reconocen que en las expresiones chilotas existe una vinculación con los pueblos gallegos y celtas, y por esa razón comparan su música con la de Galicia. Esta influencia se deja ver en el empleo de instrumentos como el acordeón que usan los músicos de Chilhué para asemejar a la gaita, los tambores (conocidos como el bombo chilote), las flautas de madera y las pifilkas.

La actitud de Chilhué apunta a la fusión con el espíritu del rock que denuncia problemas, como la destrucción del bosque, la situación del pueblo huilliche y la contaminación. Son vanguardia pero respetan formas musicales como la pericona (danza principal de Chiloé) o el rin. En la instrumentación incluyen quenas, quenachos, cañas andinas y sikus para enriquecer los colores de la isla.

En la danza, el grupo destaca el rito de lo circular que, según sus investigaciones, presentan los bailes chilotes, los bailes de cuatro (formas de representación del mundo) y las pasacaglias, de herencia más española. Han editado los discos El otro sentir de Chiloé (1986), Chiloé, poesía, mito y leyenda (1987), Cae la noche en Tierra del Fuego (1988), ... Y nosotros ya estábamos (1993), Hechicerías. Las leyendas de Cucao (2000), Chilhué instrumental (2002) y Palafitos (2004), además de dos recopilaciones. Ganaron el Festival de la Patagonia en Punta Arenas en 1992, el Concurso Nacional de Composición Sesquicentenario de la Universidad de Chile con el tema "Chau Gnegechen" y el premio Apes en 1995.