Chilhué

Chilhué es una palabra huilliche que puede ser traducida como «lugar de gaviotas», y que desde hace más de tres décadas identifica también a uno de los conjuntos de más riguroso y constante trabajo en la música chilota. Desde su nacimiento, en julio de 1980, el grupo dirigido por Marcos Acevedo se diferencia de la mayoría de los grupos de cantos y danzas chilotas por el modo en que fusiona la rica tradición de formas musicales, mitos y leyendas de la isla con nuevos elementos, más allá de las raíces puristas de esa tradición.

Leer más

Años

Santiago, 1980 -

Décadas

1980 |1990 |2000 |

Géneros

Chilhué

Integrantes

Marcos Acevedo, voz y dirección (1980 – ).

Milena Bahamonde

Junto a un grupo de creadores, Acevedo sintió la necesidad de conocerse y de descubrir una historia propia, con la intención de recuperar una identidad a su juicio fragmentada. Así fue como en grupo encaminaron la búsqueda de la isla de Chiloé.

La propuesta del conjunto no es de aquellas que cabría cómodamente en un catálogo ni en estandarizaciones sonoras. Chilhué no acepta la categoría de grupo folclórico de postal. Tiene influencias del rock, del jazz, de elementos clásicos, del folclor y han incorporado trabajos de danza contemporánea además de las danzas folclóricas recogidas en los viajes al sur de Chile.

Reconocen que en las expresiones chilotas existe una vinculación con los pueblos gallegos y celtas, y por esa razón comparan su música con la de Galicia. Esta influencia se deja ver en el empleo de instrumentos como el acordeón que usan los músicos de Chilhué para asemejar a la gaita, los tambores (conocidos como el bombo chilote), las flautas de madera y las pifilkas.

La actitud de Chilhué apunta a la fusión con el espíritu del rock que denuncia problemas, como la destrucción del bosque, la situación del pueblo huilliche y la contaminación. Son vanguardia pero respetan formas musicales como la pericona (danza principal de Chiloé) o el rin. En la instrumentación incluyen quenas, quenachos, cañas andinas y sikus para enriquecer los colores de la isla.

En la danza, el grupo destaca el rito de lo circular que, según sus investigaciones, presentan los bailes chilotes, los bailes de cuatro (formas de representación del mundo) y las pasacaglias, de herencia más española. Han editado los discos El otro sentir de Chiloé (1986), Chiloé, poesía, mito y leyenda (1987), Cae la noche en Tierra del Fuego (1988), … Y nosotros ya estábamos (1993), Hechicerías. Las leyendas de Cucao (2000), Chilhué instrumental (2002) y Palafitos (2004), además de dos recopilaciones. Ganaron el Festival de la Patagonia en Punta Arenas en 1992, el Concurso Nacional de Composición Sesquicentenario de la Universidad de Chile con el tema “Chau Gnegechen” y el premio Apes en 1995.

Beto está de vuelta

El cantante ofrece un concierto este jueves 13 en el Movistar Arena, para comenzar a celebrar sus 30 años de carrera. Éxitos de La Ley y nuevas composiciones, como el single “Rosas en el lodo” junto a los colombianos Monsieur Periné, serán parte del repertorio. El sábado 15 repite en el Espacio Marina de Concepción.

Padre e hijo
Le-Bert

Dos discos se presentan este viernes en El Sindicato (Maipú 424, Barrio Yungay). El primero solista de Camilo Le-Bert, voz del grupo de rock y fusión Fósil, y el cuarto solista  de Luis Le-Bert, donde revisa, solo con guitarra y voz, canciones de Santiago del Nuevo Extremo.