Rosamel Araya

Importante cultor del vals peruano adaptado a Chile, y nombre reconocible dentro del auge de la llamada «canción cebolla» durante los años ’50 y ’60, Rosamel Araya es parte de un grupo de intérpretes que algunos estudiosos han elegido identificar como adscritos a un «vals del Pacífico; de Guayaquil a Valparaíso»; y donde también debe ubicarse a nombres como Lucho Oliva, Lorenzo Valderrama y Palmenia Pizarro.

Fechas

San Antonio - 30 de agosto de 1936
Buenos Aires (Argentina) - 12 de febrero de 1996

Décadas

1950 |1960 |1970 |1980 |1990 |

Géneros

Rosamel Araya

Marisol García

Algunos de los éxitos de Araya fueron “Nube gris”, “Alma, corazón y vida”, “Desagradecida” y “Fina estampa”. El libro Historia social de la música popular en Chile, 1950-1970 destaca de su estilo que «desde su modo apretado y acongojado de canto, característico de la forma cebolla de interpretación, construye el lamento y el ruego que le permiten abordar el vals. Rosamel Araya utiliza formatos vocales e instrumentales distintos que reúne con propiedad, ampliando bastante el rango de su repertorio. Usa la combinación de guitarras y trompetas de la ranchera mexicana; las guitarras rítmico-armónicas y melódicas del vals peruano —con coritos de trío de bolero—; y suma las cuerdas de la balada romántica».

Sus actuaciones junto al trío Los Ases del Pacífico  (más tarde, Los Playeros ) marcaron todo su trabajo durante los años cincuenta; así como algunos de sus primeros éxitos, como “Quiero confesarme”. Araya consiguió más tarde suficiente repercusión en Buenos Aires, donde se radicó en 1959 y llegó a participar de programas de televisión y radio. Fue, además, copropietario del sello discográfico Discjockey y agente de artistas. Sus viajes por Latinoamérica fueron constantes al menos durante la década de los sesenta.

Regresó en Chile en 1978, y se mantuvo en la música con presentaciones en vivo y algunas publicaciones. Su contacto con Argentina fue permanente, incluso con encargos cinematográficos como el filme La carpa del amor (1979), donde compartió créditos con actores como Cacho Castaña y Ricardo Darín. Su último disco, A mi manera, apareció en 1994. Dos años más tarde, el cantante falleció en Buenos Aires, donde su cuerpo descansa en el Cementerio de La Chacarita.

«Solo quiero que la gente se entretenga»

Ases Falsos libera este  jueves 21, por 24 horas, su disco Mala fama, el tercero del año de Cristóbal Briceño. En  marzo arrancó el año con un disco de cumbias con guitarra y en mayo siguió con uno solista cargado de melancolía. De los tres discos, habló con MusicaPopular.cl en la que, afirma, será por un tiempo la única entrevista que dará a un medio escrito.

El histórico reencuentro en sus 50 años

El anuncio del guitarrista Mario Gutiérrez de invitar a Germaín De la Fuente a la celebración de los 50 años del Los Angeles Negros marca un hito histórico: Ambos fundadores, compañeros de liceo en San Carlos, no se reencuentran desde 1974. La historia detrás del reencuentro.