Rosamel Araya

Importante cultor del vals peruano adaptado a Chile, y nombre reconocible dentro del auge de la llamada «canción cebolla» durante los años ’50 y ’60, Rosamel Araya es parte de un grupo de intérpretes que algunos estudiosos han elegido identificar como adscritos a un «vals del Pacífico; de Guayaquil a Valparaíso»; y donde también debe ubicarse a nombres como Lucho Oliva, Lorenzo Valderrama y Palmenia Pizarro.

Fechas

San Antonio - 30 de agosto de 1936
Buenos Aires (Argentina) - 12 de febrero de 1996

Décadas

1950 |1960 |1970 |1980 |1990 |

Géneros

Rosamel Araya

Marisol García

Algunos de los éxitos de Araya fueron “Nube gris”, “Alma, corazón y vida”, “Desagradecida” y “Fina estampa”. El libro Historia social de la música popular en Chile, 1950-1970 destaca de su estilo que «desde su modo apretado y acongojado de canto, característico de la forma cebolla de interpretación, construye el lamento y el ruego que le permiten abordar el vals. Rosamel Araya utiliza formatos vocales e instrumentales distintos que reúne con propiedad, ampliando bastante el rango de su repertorio. Usa la combinación de guitarras y trompetas de la ranchera mexicana; las guitarras rítmico-armónicas y melódicas del vals peruano —con coritos de trío de bolero—; y suma las cuerdas de la balada romántica».

Sus actuaciones junto al trío Los Ases del Pacífico  (más tarde, Los Playeros ) marcaron todo su trabajo durante los años cincuenta; así como algunos de sus primeros éxitos, como “Quiero confesarme”. Araya consiguió más tarde suficiente repercusión en Buenos Aires, donde se radicó en 1959 y llegó a participar de programas de televisión y radio. Fue, además, copropietario del sello discográfico Discjockey y agente de artistas. Sus viajes por Latinoamérica fueron constantes al menos durante la década de los sesenta.

Regresó en Chile en 1978, y se mantuvo en la música con presentaciones en vivo y algunas publicaciones. Su contacto con Argentina fue permanente, incluso con encargos cinematográficos como el filme La carpa del amor (1979), donde compartió créditos con actores como Cacho Castaña y Ricardo Darín. Su último disco, A mi manera, apareció en 1994. Dos años más tarde, el cantante falleció en Buenos Aires, donde su cuerpo descansa en el Cementerio de La Chacarita.

Andrea Andreu cruza a lo autoral

Su nuevo y segundo disco, Raíz, no sólo ostenta las lecciones aprendidas de años de estudio e interpretación en conjuntos de proyección folclórica, sino también su voz creadora. Entrevista con una de las voces que con más frescura elaboran hoy desde Santiago lo aprendido de la tradición y la oralidad.

López y Lanza Internacional: frente a frente

Las dos bandas surgidas tras la separación de Los Bunkers coincidirán en La Cumbre del Rock Chileno + este sábado 27 de enero.