Laura Fuentes

Para una cantante como Laura Fuentes, la doble militancia en la música de raíz latinoamericana y el mundo pop no significó en absoluto una contradicción estilística, sino más bien la posibilidad abierta de expresión y mestizaje musical. Fuentes, nacida en Chile, con padres norteamericanos y una larga vida en Estados Unidos, llegó a ser una de las figuras entre la comunidad de artistas que en los 2000 modernizaron las propuestas iniciadas por la Nueva Canción Chilena en los ’60 y en el Canto Nuevo en los ’80, aunque emparentada con cultoras de la música del mundo moderna como Verónica González o Catalina Claro.

Fechas

Santiago - 06 de diciembre de 1964

Décadas

1980 |1990 |2000 |

Géneros

Grupos

Laura Fuentes

Iñigo Díaz

Si bien sus pasos iniciales en la música los dio en Wisconsin al interior de la academia como cantante lírica, su verdadera pasión se mantuvo siempre junto al folk de James Taylor y al pop de Sting, además del evidente magnetismo que le generaban los cancioneros de música latinoamericana disgregados. Su vínculo con este mundo sonoro se dio mientras aún vivía en Estados Unidos, siendo parte de un colectivo de músicos latinoamericanos llamado Sotavento.

Entonces regresó directamente a la raíz folclórica y se graduó de multi-intrumentista. Tiempo después debutaba con Sobrevida (1997), una sinópsis de los inagotables ritmos regionales. El disco de paso la conectó con quien iba a ser uno de los músicos más importantes durante un período de su carrera, el saxofonista Pedro Villagra.

De regreso en Chile se asoció con otras figuras emergentes de la canción latinoamericanista —Elizabeth Morris y Magdalena Matthey—, y con ellas integró el trío Alheña entre 1998 y 2000. Como una extensión de este proyecto a tres voces y tres nombres, Laura Fuentes lanzó su álbum Delicadeza (2000), donde mantenía la línea acústica con repertorio tradicional pero que ya daba espacio para el propio material.

El giro estético en sus creaciones se dio en 2003, con la publicación de Donde vivo. La raigambre folclórica se trasladó entonces hacia un telón de fondo y Laura Fuentes ingresó más directamente en los territorios del pop. Incorporó a su música elementos y recursos electrónicos, más allá de su histórica tendencia hacia la acusticidad instrumental, y desarrolló además una mucho más avanzada manifestación poética en los textos de las canciones que establecieron el nuevo paisaje sonoro de Laura Fuentes.

Dos pájaras de un tiro

Natalia Contesse y Javiera Bobadilla, más conocida en los círculos musicales como La Pájara, comparten escenario con nuevo material de cantautoría que cruza el folclor y las músicas del mundo con la trova y el pop. Este viernes 18 de octubre ponen música al ciclo «Nosotras que nos queremos tanto», en la Sala SCD Egaña.

Milagros al escenario

Fernando Milagros acaba de lanzar el tercer sencillo de su disco Serpiente: «Antirevolución», que canta junto a la trapera Catana. El disco se lanza el 1 de noviembre, pero este miércoles se adelanta en el Teatro Nescafé.