Javiera Mena

Al frente en la generación de nombres del pop chileno del siglo veintiuno, Javiera Mena ha ganado un reconocimiento creciente desde 2010 a partir del uso despierto y natural de las plataformas digitales. De ese modo ha expandido su música en Chile, Argentina, México y España, países donde ha cultivado audiencias fieles gracias a sus discos y a éxitos como "Hasta la verdad", "Luz de piedra de luna", "La joya" y "Espada". A ellos suma colaboraciones con el dúo noruego Kings of Convenience y la cantante mexicana Julieta Venegas, junto a una imparable agenda de festivales internacionales. Desde sus inicios en vivo hacia 2001 Javiera Mena se distinguió por su aparición adelantada como solista, su apertura innata a las influencias y su talento en la composición. Como creadora ha mostrado el desprejuicio para componer canciones acústicas, pop o de bases electrónicas por igual, desde sus comienzos en el circuito de música independiente hasta el lugar protagónico que ha ganado en la escena pop chilena de su tiempo.

Fechas

Santiago - 03 de junio de 1983

Décadas

2000 |2010 |2020 |

Géneros

Pop

Grupos

David Ponce

Guitarra, flautas y un PC: inicios en vivo
Javiera Mena dio el primer concierto de su vida en una sala de clases, en el campus Juan Gómez Millas de la Universidad de Chile, cuando ni siquiera tenía edad suficiente para estar ahí como estudiante: fue en 2000, tenía 17 años y era una escolar de cuarto medio con una guitarra, un trío de flautistas y un PC cargado con un sintetizador TS404 que le tomaba tardes enteras explorar. Y en 2002 empezó a estudiar composición y arreglos musicales en la academia Projazz, sin dejar de actuar en vivo. Tras sus primeras fechas en fiestas y universidades, tocó con Congelador en el ciclo de música independiente "Jet Kun Do attack el top" (2002), y el mismo año actuó con las cantantes argentinas Rosario Bléfari y Fernanda Aldana, de Suárez y El Otro Yo, en el santiaguino Cine Arte Alameda. Teloneó también al dúo estadounidense L'Altra en abril de 2003 en la Sala Master y al trío argentino Entre Ríos en enero de 2004 en el Teatro Novedades.

"Guitarra y tarro naranja" era el llamado con que convocaba en esos días a sus actuaciones, a trío con Walter Roblero (de Congelador) en bajo y Arturo Figueroa (de Termita) en un balde plástico anaranjado como toda percusión. Con ese trío hizo en 2003 su primera grabación, que fue difundida de modo informal por internet entre un público de amigos. Mostraba el sonido acústico de la primera Javiera Mena, aunque ya con atisbos electrónicos.

Era cuestión de tiempo para empezar a grabar con otros músicos. Primero reparó en ella Gabriel Vigliensoni, en cuyo disco Nata (2004) la invitó a cantar "Elige me". Un adelanto propio fue su canción "Sol de invierno", a dúo con Gepe, para el disco Panorama neutral (2005), temprano compilado del sello Quemasucabeza. Es su voz la que suena en "Pepper", del disco Caspana (2006), de los Mismos, y la balada "Está en tus manos" aparece en la banda sonora de la película Se arrienda (2005), de Alberto Fuguet. Javiera Mena era desde ya la cantante más inquieta de su generación, incluso antes de su primer disco oficial.

Tantas canciones buenas: el primer disco
Ese disco es Esquemas juveniles (2006), grabado con la producción de Cristián Heyne, y música entre pianos, guitarras acústicas, bases programadas, coros y guiños a Carole King, Erasure y Daniela Romo. Desde su inicio Mena había mostrado un sello personal en letras. "Me gusta ese vocabulario medio raro", comentaba en los días de ese disco. "Es bueno que tenga significados distintos, que deje más a la imaginación de los demás. Y de uno mismo, también". Un año después, en 2007 fue editada la versión japonesa de Esquemas juveniles, con una versión house de la canción “Hambre” agregada.

La nueva década iba a marcar el despegue internacional de la cantante con Mena (2010). También producido junto a Heyne, reafirmaba el gusto de su autora por la distinción en armonías y melodías con un sonido esta vez más basado en sintetizadores, entre el pop sereno de “Ahondar en ti”, “Hasta la verdad” y “Primera estrella”, la fiesta bailable de “El amanecer”, “Luz de piedra de luna” y “Acá entera” y el borde casi house de “Sufrir”, incluido el espacio para la balada “Un audífono tú, un audífono yo” y la melancolía de piano de “No te cuesta nada”.

Dedicada en especial a raíz de ese álbum a una intensiva agenda de giras y festivales internacionales, Otra era llegó cuatro años más tarde. Fue lanzado en vivo en México en noviembre de ese año, orientado a la pista de baile gracias a canciones como “Espada”, “La joya”, “La carretera”, “Los olores de tu alma”, “Esa fuerza” y “Que me tome la noche”.

Argentina, México, España: viajera frecuente
En un primer signo de alcance internacional, ya en 2006 Esquemas juveniles había sido editado primero en Argentina, con el sello Índice Virgen del grupo Entre Ríos. Fue ése el primer país que Javiera Mena visitó para actuar en vivo, en 2004, en lugares como Belleza y Felicidad, Proyecto Venus y el festival Personal Fest. Desde entonces, su agenda internacional ha sido una constante, con presentaciones regulares en Argentina, México (donde debutó en junio de 2007), Brasil y Perú. España ha sido más que un destino, un centro de operaciones, con la cantautora instalada en Madrid por largos períodos al menos desde 2018. Se cuenta allí la participación en varios de los más relevantes festivales, como Primavera Sound y La Mar de Músicas.

De igual modo han sido diversas sus grabaciones paralelas y participaciones en compilados, campañas publicitarias y soundtracks (además de la citada Se arrienda, Javiera Mena intervino en la banda sonora de la película Joven y alocada, 2012, con covers de "Je ne regrette rien" y de "Amiga mía", de Los Prisioneros). Sus novedades la registran ya en un ámbito internacional, de atención creciente en el pop cantado en castellano.

Actualizado el 02 de julio de 2021