Prissa

Melodías, coreografías y bases electrónicas son los tres componentes que suman Francisca Villela y Javiera Mena en Prissa: pop apropiado para bailar, cantar y escuchar. El dúo fue una de las primeras plataformas que expusieron a esta futura estrella del pop independiente, cuando ella por entonces merodeaba sus veinte años.

Leer más

Años

Santiago, 2003 - 2006

Décadas

2000 |

Géneros

Integrantes

Francisca Villela, voz (2003 – 2006)
Javiera Mena, voz y producción (2003 – 2006)

Cuando empezaron el dúo en 2003 con el nombre de Tele-Visa, Javiera ya actuaba como solista y Francisca provenía de los grupos Canción de Amor Desea Verle y Exfiesta, y entre las dos sumaron horas de audición de músicos como Pet Shop Boys, Erasure, Mecano, Saint-Etienne, Whigfield, Chico/Chica, Pandora, Daniela Romo, Aqua o Pimpinela: el escenario propicio para Prissa es por igual un concierto o una fiesta, donde el grupo se presenta con bases programadas, coreografías diseñadas junto a Raúl Durán, integrante del dúo Intersecs, y canciones siempre a dos voces.

Con títulos como “Disimulo ser”, “A un lugar lejano”, “Don’t forget my number cell”, “Sé que acabaremos” o “Seamos amigas”, en 2006 grabaron su disco debut Ni tú ni yo y también figuran en las compilaciones Futuro esplendor (2005) y Electric melodies: Música para una vida feliz (2005). La actuación con la que estrenaron el nombre de Prissa, en septiembre de 2006 en el subsuelo de un club céntrico santiaguino, fue también la última antes de que el dúo se disolviera por la partida de Francisca Villela a Alemania, donde tiempo después formo un conjunto pop de chilenos en ese país, llamado Samanta.

Natalino sale a recorrer Chile con nueva canción

El trío romántico abre su itinerario el 14 de diciembre con un concierto en Valdivia. Seguirán en Puerto Varas, Casablanca, Panquehue, Maullín, Curacaví, Quintero y Papudo, entre otras localidades. Con miras a su nuevo álbum, titulado Natalino vivo, el grupo liberó además la balada “No volveré a caer”, del autor curicano Lenny Zing.

El año de Jorge Peña Hen

A 45 años de su asesinato a manos de la Caravana de la Muerte, en La Serena se levantó un monumento que recuerda su pionera labor como educador.