Evelyn Cornejo

Compositora oriunda de Caliboro, en los campos del Maule, que aprendió el oficio musical por su familia, y que desde adolescente recibió, además de los referentes folclóricos de su zona, la importante influencia de la  música  popular chilena, desde Violeta Parra a Los Prisioneros. Con letras que abordan historias del campo y severas críticas políticas, Evelyn Cornejo se ha convertido en una de las creadoras más importantes de la generación de 2010.

Fechas

Caliboro - 12 de febrero de 1981

Décadas

2000 |2010 |

Géneros

Evelyn Cornejo

Evelyn Cornejo desde pequeña desarrolló su inquietudes musicales en el medio de su familia, y de adolescente – ya viviviendo en Talca –  comenzó a componer sus propias canciones. Las micros interprovinciales de su zona fueron su primer escenario,  y en el 2007 debutó en el Festival de la Tonada, en el talquino Teatro Regional del Maule. Luego de pasar por varios festivales,  el rapero Subverso, impresionado por sus canciones, la invitó a a grabar en su estudio de grabación. Temas de amor, melodías de raíz folklórica y latinoamericana y críticas sociales y políticas son los ingredientes de sus canciones, en un sello que ella ha seguido desarrollando desde entonces. Entre muchas influencias, en  Violeta Parra y la mexicana Amparo Ochoa ella reconoce sus modelos, pero también en los Fiskales Ad-Hok y los españoles La Polla Records.

El año 2009, su primera colección de canciones se subió a internet con el nombre de Música de raíz folclórica, y con ese disco digital amplió sus escenarios, invitado por otros músicos como Chinoy y Angelo Escobar. Fue en ese momento, el año 2011, cuando fue seleccionada por el Sello Azul de la SCD y ese primer disco fue reeditado con el nombre de  Evelyn Cornejo. Canciones como  “Los ratones”, “Sólo tú” o “Alerta” ingresaron a algunas radios. Evelyn Cornejo incluía, además, dos temas ajenos: Una versión de “Versos para la niña muerta” de Violeta Parra y una singular interpretación de “Yo vengo de San Rosendo”, de la obra La pérgola de las flores, que ella llamó “Carmela”.

Una intensa actividad en vivo en todo Chile ha sido su sello desde entonces, llegando incluso fuera de Chile el año 2013, cuando tuvo su primera gira europea. Con una banda de acompañamiento que se ha ido consolidando con el tiempo, La  Chusma Inconsciente, registró un disco en vivo en la Sala Master de radio de la Universidad de Chile, en noviembre de 2013, que aunque nunca editó formalmente, ella misma lo vendía en sus tocatas y, como toda su discografía, fue liberado en redes sociales. En ese disco repasó su repertorio y agregó cinco canciones nuevas, como “Arañita de rincón” o “Borrachita”.

La grabación paulatina de canciones en estudio se alternaron con sus premanentes circuitos en vivo, y tras varios años de trabajo, el 2017 presentó por fin su segundo disco: La chusma inconsciente. Once canciones propias y una nueva musicalización de una de las décimas de Violeta Parra (“Más van pasando los años”) dieron forma a ese disco, donde amplió su base instrumental, y siguió por el mismo camino musical que trazó en el Maule una década atrás.

De Chile al mundo: los confirmados para el festival Womad

Caramelitus, el primer grupo de Camila Moreno y Tomás Preuss de Prehistöricos, destaca en la programación del evento. Santaferia, Lluvia Ácida, Guachupé y Los Crack del Puerto también figuran entre los músicos chilenos que tocarán en la Plaza de la Paz de Recoleta.

En la ruta con Max Zegers

El cantautor estrenó Gira pueblos, un documental que retrata su recorrido por teatros municipales de las regiones de O’Higgins y el Maule. Está disponible en Ondamedia.cl