Camilo Eque

La cadena de canción chilena forjada desde Valdivia a guitarra y voz tiene en Camilo Eque un eslabón destacado, por la seriedad de su dedicación (con casi un disco por año) y el alto nivel de sus colaboradores. El cuidado por la palabra, y el vínculo entre su composición, naturaleza y raíz latinoamericana distinguen hasta ahora el trabajo de este autor, cuyo sonido se ha ido enriqueciendo con los años en una disposición sonora de conjunto, con timbres diversos y ritmos integrados.

Fechas

Santiago - 17 de agosto de 1992

Décadas

2000 |2010 |

Géneros

Camilo Eque

Marisol García

Ganar el concurso de las estatales Escuelas de Rock en 2011 impulsó a Eque a llevar su afición por la música, cultivada desde la infancia, a legítimas aspiraciones profesionales.

Desde entonces, sus publicaciones han destacado por su coherencia y rigor, así como por la disposición del músico a autofinanciarlas con colaboración de sus seguidores (al menos Construcción, su álbum debut, y Aurora han respondido al modelo de crowdfunding o micromecenazgo). Sus discos pueden trabajar en torno a conceptos, como cuando en Caminante (2014) plasmó una experiencia de meses de residencia en Valparaíso. Destaca asimismo la producción de Nano Stern en el álbum Matriz (2014) —donde además aparecen como músicos invitados Marcelo Nilo, Juan Ayala y el guitarrista de jazz Raimundo Santander—, a partir de cuya colaboración el músico se hizo acompañar en vivo por la banda BarrioSur.

«Cada canción es un Momento, un trozo de “ahora”. No he hecho otra cosa con la música más que vivir», define Eque su avance en la cantautoría.

«La propuesta de Eque es una refrescante reintepretación del folclor, con una potencia vocal que recuerda performances de grandes cantantes como José Seves —llega a compararlo el sitio MQLTV.com—. Desfasado de los intereses de su generación, se perfila como una de las grandes voces del rescate de la tradición folclórica del país: “El trabajo para los creadores es estar en la comodidad de su propia naturaleza, y ésta es mi naturaleza”, explica.».

 

A 30 años de Corazones

El cuarto disco de Los Prisioneros, una colección de dolorosas canciones de amor y con fuerte presencia de los sintetizadores, es considerado hoy como una referencia de la música chilena. Fue publicado oficialmente el martes 22 de mayo de 1990, como indica este documento del sello EMI que circuló en la época y que guardamos entre nuestros archivos.

Rezos para el aislamiento

A cinco años de su primera publicación, el sello Pueblo Nuevo pone para libre descarga el tercer disco del compositor electroacústico José Miguel Candela.