Camila Meza

Como guitarrista y cantante, Camila Meza fue una figura bivalente desde sus inicios. Sobre todo en el campo del jazz contemporáneo que desarrolló en Chile y Nueva York, la ciudad donde llegó en 2009 para estudiar en la New School for Jazz and Contemporary Music, y donde autogestionó su trabajo principal como activa compositora, líder y sidewoman. En el paso de ese período inicial en Santiago y su vida siguiente en la capital mundial del jazz y su serie de discos y proyectos neoyorquinos, Meza terminó por convertirse en uno de los nombres principales de la generación cero-cero.

Fechas

Santiago - 22 de julio de 1985

Décadas

2000 |2010 |

Géneros

Grupos

Camila Meza pertenece a una generación de cantantes de mediados de los años 2000 como Paz CourtMartina Lecaros o Karen Rodenas (fusión). En 2004 se convirtió fue una de las voces jóvenes escogidas por el pianista Moncho Romero para actuar en las temporadas de swing en el Hotel Sheraton, siguiendo un perfil muy clásico de figuras como Ella Fitzgerald y Carmen McRae. En 2005 se integró a la rotativa de voces de Júpiter Jack y en 2006 llegó también a Feria para definirse momentáneamente como guitarra pop (había estudiado con Jorge Vidal y Jorge Díaz).

Su carrera se mantuvo en líneas paralelas hasta que comenzó una historia solista más definitoria, actuando en espacios como los clubes Thelonious, Off the Record y Miles, influenciada en esos tiempos por Claudia Acuña. Así, experimentó una escalada muy rápida de liderazgo de tríos con el contrabajista Pablo Menares y el baterista Andy Baeza, cuartetos con el trompetista Sebastián Jordán, y quintetos con el tenorista Claudio Rubio. A fines de 2007 apuntó un doble debut discográfico, como sidewoman del altoísta Alfredo Espinoza y el pianista Giovanni Cultrera en Navidad jazz (2007) y como solista y líder en Skylark (2007), un primer peldaño en la interpretación de standards en el estilo con títulos como “My romance”, “Bewitched, bothered and bewildered” o “How deep is the ocean”.

Para cuando regresó de una estada en Nueva York y una serie de conciertos con su trío en Europa, publicó Retrato (2009), un trabajo de arreglismo sobre composiciones escogidas: “Venus as a boy” (Björk), “The rain song” (Page y Plant) o “Goodbye porkpie hat” (Charles Mingus). Su primer disco producido, grabado y editado en Estados Unidos fue Prisma (2013). Dos años después, Camila Meza se presentaba en el Festival de Jazz de Providencia, y a fin de esa misma temporada lanzaría por el sello Sunnyside Records el disco Traces (2015), con composiciones para su cuarteto neoyorquino.

Trilogía de Nueva York: mujeres sacan la voz

Desde la gran ciudad de la música, el año arranca con publicaciones de nuevo material. Tras una década de silencio, la cantante Claudia Acuña presentó Turning pages, editado por su propio sello, mientras que la gran saxofonista Melissa Aldana lidera un quinteto en Visions, y la guitarrista Camila Meza adelanta Ambar, junto a una pequeña orquesta.

Paloma Mami, siempre un poco más

Las audiencias de la música pop se inclinan hoy por el streaming y según reportes allí la estrella del trap pasó a ser el fenómeno nacional más resonante de Spotify.