Bárbara Muñoz

Entre los micrófonos de la fila de coristas de Luis Jara hasta el triunfo en la competencia de “Gran rojo” (de “Rojo, fama contrafama”), la historia de Bárbara Muñoz fue y vino, con altibajos y sinsabores. Siendo adolescente había intentado una carrera en pubs y festivales menores. Buscaba un espacio en el medio televisivo para abrirse paso como cantante. Cosa que en el corto plazo Bárbara Muñoz conseguiría con creces y en el plazo mediano confirmaría con su llegada a México y un contrato en la alta industria discográfica que le permitió grabar con Sin Bandera y con el saxofonista norteamericano Kenny G.

Fechas

Santiago - 13 de junio de 1985

Décadas

2000 |2010 |

Géneros

Antes de arribar a “Rojo, fama contrafama”, probó su suerte en los sets de “Calor humano”, “De aquí no sale” y “Nace una estrella”. Incluso se presentó a los casting de “Protagonistas de la música” (Ximena Abarca, Romina Martin, Lizette, Feliciano), pero quedó a medio camino entrampada en las preselecciones. Su ánimo se vino abajo cuando tampoco le alcanzó para concursar como intérprete en el Festival de Viña del Mar de 2003. Sin embargo, igualmente subió al escenario de la Quinta Vergara para atestiguar, desde la posición del coro, el categórico triunfo popular de Luis Jara. Entonces decidió regresar al canto, fichando en la versión 2004 del certamen de TVN.

Con un background vocal orientado al R&B de sus modelos Whitney Houston, Toni Braxton y Mariah Carey, Bárbara Muñoz llegó a ser catalogada por parte de la prensa como “la blanca con voz de negra”. Pero alcanzó su máximo triunfo interpretando un tema lírico con que superó a la especialista en ópera Gianina Ramos. Bárbara Muñoz fue la última de las primeras camadas de cantantes del programa en editar su disco (Amanecer, 2005), con piezas que exploraron los ritmos del R&B o el hip-hop («El juego del amor», «Te amo») y la participación de figuras del ámbito «afro»: C-Funk o Moyenei Valdés.

En 2006, la cantante se instaló en México (el mismo ejercicio que hicieron Daniela Castillo y Monserrat Bustamante) para explorar el mercado pop de grandes dimensiones. Ahí  consiguió un contrato con Sony BMG y grabó la canción latina «Mírame bailar» con el saxofonista estadounidense Kenny G y la balada «Si supieras» junto a Sin Bandera para su disco Bárbara (2008). La balada «Para olvidarte bien», producida en Los Angeles, California, por Humberto Gatica y Jaime Ciero, reposicionaron en 2016 a Bárbara Muñoz en la órbita musical, y fue el adelanto de su tercer disco.

Memoria y legado de Pablo Garrido

Musicólogos, académicos, profesores y especialistas se reúnen este viernes 23 en la Sala Isidora Zegers para reflexionar sobre los archivos que entregó el compositor, violinista, director orquestal, investigador, divulgador porteño Pablo Garrido (1905-1982), uno de los primeros en desarrollar estudios de la cueca y también el primer jazzista chileno de la historia.

Congreso suma nuevos invitados

Este 24 de agosto, el grupo de Quilpué conmemora cinco décadas de música en el Teatro Caupolicán y confirma la participación de Isabel Parra, Magdalena Matthey y Simón González.