Alejandra Ramírez
Foto:

Discos

Ver también

Alejandra Ramírez

Una canción en el estilo pop-soul titulada “No me pidas amor”, con la que participó en la preselección del Festival de Viña del Mar de 2003, fue la primera experiencia solista de Alejandra Ramírez, una de las más versátiles voces en secciones corales de artistas pop, orquestas de televisión y sesiones de estudio. Eso hasta que en 2011 grabó la canción "De punta a punta" para la teleserie juvenil "Vampiras" y luego inició la producción de un primer disco propio, junto al baterista Carlos Figueroa Salazar, el mismo músico que había escrito “No me pidas amor” diez años antes.

Fechas

Santiago - 02 de julio de 1980

Décadas

1990 |2000 |2010 |

Géneros

Alejandra Ramírez

Alejandra Ramírez se formó en la disciplina musical de bloques. Desde niña actuó junto al Coro del Teatro Municipal, con participaciones en “Boris Godunov” (Mussorgsky), “Carmen” (Bizet) y “Turandot” (Puccini), entre otras obras y montajes. Y a fines de los '90 ya había aparecido frente a micrófonos de apoyo en espectáculos masivos, alternando su participación en las orquestas del Festival de Viña del Mar a cargo de Horacio Saavedra, y las de diversos programas televisivos, dirigidas por Valentín Trujillo, Tito Francia, Óscar Véliz y Juan de Dios Silva. A la propia orquesta de Figueroa Salazar, que dirigió en Viña del Mar en sustitución de Saavedra, se integró en 2011.

Como voz sesionista, se multiplicó: desde estrellas latinas como José Luis Rodríguez, José Feliciano, Chayanne, Enrique Iglesias, Camilo Sesto, Marco Antonio Solís, Yuri y Diego Torres, a figuras locales de la canción como José Alfredo Fuentes, Buddy Richard, Daniel Guerrero, Douglas, Andrea Tessa, Alberto Plaza, Luis Jara, Nicole, Juan Antonio Labra y Andrés de León, entre otros. Pero la colaboración más continua y significativa con su voz calibrada a la balada, el pop y el soul latino quedó registrada como parte de la agrupación de Myriam Hernández, con quien Alejandra Ramírez trabajó entre 2003 y 2010, giró por toda América Latina e incluso dio un concierto en el Madison Square Garden de Nueva York.

A 30 años de Corazones

El cuarto disco de Los Prisioneros, una colección de dolorosas canciones de amor y con fuerte presencia de los sintetizadores, es considerado hoy como una referencia de la música chilena. Fue publicado oficialmente el martes 22 de mayo de 1990, como indica este documento del sello EMI que circuló en la época y que guardamos entre nuestros archivos.

Rezos para el aislamiento

A cinco años de su primera publicación, el sello Pueblo Nuevo pone para libre descarga el tercer disco del compositor electroacústico José Miguel Candela.