Música de Jardín
Foto: Archivo de Joaquín Eyzaguirre

Música de Jardín

De los muchos grupos de rock que surgieron a mediados de los años '60 en el dinámico circuito de festivales escolares del sector oriente de Santiago, la permanencia en la memoria de quienes vieron tocar alguna vez a Música de Jardín puede responder a lo inusual de su propuesta, que no conoció límites en el uso de instrumentos, tiempos y patrones establecidos. Lamentablemente, su experimental propuesta jamás llegó a ser grabada de manera formal.

Leer más

Años

Santiago, 1969 - 1973

Décadas

1970 |

Géneros

Música de Jardín

Integrantes

Roberto Pegarallo, voz y guitarra (1969 - 1973)
Joaquín Eyzaguirre, voz y bajo (1969 - 1973)
José Pérez de Arce; guitarra, violín, bajo y máquina de escribir (1969 - 1973)
Vicente Infante, batería (1969 - 1970)
Jorge Rigo Righi, batería (1970 - 1973)
Rafael Edwards, piano y guitarra (1970 - 1973).

Gonzalo Planet

Iniciado como un cuarteto de rock más bien convencional inspirado en el grupo estadounidense The Byrds, los estudiantes José Pérez de Arce y Joaquín Eyzaguirre, del colegio Verbo Divino, junto a Vicente Infante y Roberto Peragallo, del San Ignacio, se presentaban en vivo desde 1968 con el nombre Los Círculos Cuadrados. Tras finalizar su etapa escolar cambiaron su denominación a Música de Jardín, y comenzó un trabajo musical de gran libertad, a ratos progresivo, donde el término rock parecía no cubrir sus búsquedas e inquietudes sonoras. A la guitarra, el bajo, la batería y el piano del recién incorporado Rafael Edwards se sumaron una antigua máquina de escribir a modo de percusión, un exagerado uso del vibrato en la guitarra eléctrica para crear atmósferas, y una interpretación del violín lejana a cualquier academicismo.

Así se oían obras como "La opera de los huevos fritos" o "El día", que duraba un concierto completo. A veces contaban con dos baterías tocadas simultáneamente por Vicente Infante y Jorge Rigo Righi, y en otras ocasiones se hacían acompañar de músicos invitados como Andrés Pinto y Manena Rosas en cello, y Eduardo Opazo en guitarra. Además de tocar en el circuito de festivales escolares, Música de Jardín realizó recitales en el Teatro Marconi, el Instituto Cultural de Las Condes y el Cine Arte de Viña del Mar, entre otros escenarios.

Hacia 1973, distintas inclinaciones vocacionales y más de alguna discrepancia política entre sus miembros en un momento álgido de la vida social chilena finalizarían la actividad del grupo. Quienes seguirían ligados a la música serían Joaquín Eyzaguirre, en el grupo Aquelarre, y José Pérez de Arce, con discos en solitario y junto al grupo La Chimuchina, en paralelo a sus textos, dibujos e investigaciones musicológicas para el Museo de Arte Precolombino.