Yupisatam

Yupisatam fue una banda de rock independiente que se mantuvo en pie por una década completa, desde sus primeras grabaciones editadas en cassettes caseros hasta un disco lanzado con un sello argentino, y siempre caracterizada por un rock melancólico con algo de punk incorporado.

Leer más

Años

Santiago, 1997 - 2007

Décadas

1990 |2000 |

Géneros

Yupisatam

Integrantes

Macarena Lavín

Antes de aparecer con su primer disco oficial en 2003 habían hecho un largo recorrido. Como parte de él figuran doce canciones registradas en una cassette en su época colegial, el single "Sandía" grabado por invitación de sus amigos de Jirafa Ardiendo en los estudios de Balmaceda 1215, la edición de su EP Niños perdidos (2000) y, ya con cuatro años de existencia, el disco en vivo Limbo 76 (2001), que incluye grabaciones del programa "Raras tocatas nuevas" de la radio Rock & Pop.

En esos discos el grupo combina las melodías cantadas por el bajista Astroman 6 y el guitarrista Carlos Vargas con ciertas influencias punk. De este modo llegó el momento de grabar Antena universal (2003) con el sello argentino DBN, instalado en Chile y transformado luego en GmbH, que también tuvo en su catálogo a bandas como Tronic y De Saloon. Este álbum recogió guitarras rítmicas, melódicas y distorsionadas, sintonizando diferentes estados de ánimo con las voces enérgicas y los coros de ambos cantantes.

Instalados en una cabaña en la playa de Horcón y ya sin sello, Yupisatam volvió al mundo independiente de sus inicios y, tras cambiar de baterista, grabaron Tarde o temprano (2006). Hacia un lado veían mar, y hacia el otro bosque. Paisaje decidor a la hora de escuchar su último disco. Las guitarras y voces se escuchaban reposadas y acústicas, siempre con una impronta invernal y melódica. En Santiago el grupo volvió a recorrer el circuito independiente mientras se consolidaba el trío paralelo Inflamable, con Carlos Vargas y Fabián Dávalos. La carga se les hizo algo pesada, y en febrero de 2007 Yupisatam se disolvió sin aviso de separación ni concierto de despedida para sus seguidores.

Carolina Soto y su regreso discotequero

Desde un silencio musical, la ex baladista de "Rojo" sube el volumen al máximo con "La reina soy yo", una canción para la pista de baile y la esfera de espejos. Dedicada a la comunidad LGBTI, su lanzamiento se realizó en el contexto de una Marcha del Orgullo Gay en plena cuarentena. «A veces necesitamos poner la radio fuerte, bailar y olvidarnos del mundo», dice la cantante rancagüina.

Una candidata incomparable

En la recta final de la entrega de postulaciones, la estrella de la Nueva Ola concita el apoyo de organizaciones feministas como la Matria. Será una deliberación reñida y friccionada, toda vez que en 75 años de premiación solo tres mujeres lo han obtenido.