Marinaclub

El "pop electrónico" fue la etiqueta con la que nació Marinaclub en el año 2001, en un proyecto de abierta vocación comercial que, sin embargo, no pudo sostener por mucho tiempo su existencia. La participación en la banda sonora de la película Los debutantes (2003) y en la de popular teleserie "Machos", junto a un disco y un par de sencillos radiofónicos, fueron el legado de este trío, cuya historia se detuvo más por falta de acogida que por carencia de ideas.

Leer más

Años

Santiago, 2001 - 2004

Décadas

2000 |

Géneros

Pop
Marinaclub

Integrantes

Claudio Pérez Herrera, voz, guitarra y bajo (2001 - 2004)
Luis Corominas, voz, teclados, theremin y programaciones (2001 - 2004)
Isabel Felmer, voz (2002 - 2003)
Bárbara Intriago, voz (2003 - 2004)

Jorge Leiva

El eje y cabeza de Marinaclub fueron dos músicos: Claudio Pérez Herrera (ex integrante de Quadrophenicos; y sin relación con Claudio Pérez Pérez, del proyecto electrónico Usted No!) y Luis Corominas. Ambos se conocieron trabajando en el sitio web musical Devorame.com, y en 2001 dieron vida a al grupo, integrando a la chelista Ángela Acuña (solista de música contemporánea, compositora de música incidental y colaboradora de Javiera y Los Imposibles), quien le cedió su espacio poco después a la cantante de origen francés Isabel Felmer. El nuevo trío trabajó en un pub de Barcelona durante 2002, consolidando su propuesta pop. Teclados, secuencias y hasta guitarra acústica, con inspiraciones que iban desde Madonna a Kylie Minogue, fueron dando vida al grupo, cuyas canciones grabadas en ese período inesperadamente consiguieron difusión en Chile.

La inclusión de temas en la banda sonora de la película Los debutantes ("Intro"), y luego en las teleseries "Machos" ("Dime dónde") y "16" ("Keep on dancing") sorprendió al propio conjunto, que en 2003 comenzó la búsqueda de una nueva vocalista para continuar con su historia. La selecionada fue Bárbara Intriago, cantante que había pasado durante tres semanas por el programa "Rojo, fama contrafama" y que se convirtió en el rostro y la voz de Marinaclub en el escenario y el videoclip.

El disco Pop lovers (2003) grabado por el sello independiente Big Sur (y luego editado por Sony Music), consiguió difusión y buenas críticas; las suficientes para que el grupo rotara por escenarios chilenos, pero insuficientes para mantener viva la propuesta, cuya historia terminó al año siguiente. En 2006 ambos fundadores retomaron las accciones musicales con nuevos proyectos: Claudio Pérez se ocupó desde entonces en la banda pop Fontanabeat, antes de comenzar a grabar canciones como solista hacia 2009, y Luis Corominas formó el dúo Dimagno.

Casi 50 mujeres en el escenario

Medio centenar de "cantoras", como las presentó Mon Laferte, acompañaron a la chilena en el escenario para dos cuecas. Desde nombres mayores del folclor, como Cecilia Astorga, a la estrella pop Francisca Valenzuela (en la foto con Mon). Aquí, una lista. (Foto: Agencia Uno)

Javiera Mena por Bisama

El escritor chileno Álvaro Bisama escribe una crónica, donde combina su mirada, la biografía y entrevistas a Javiera Mena, para retratarla como una voz generacional y símbolo de nuevos rumbos para la música pop en castellano.