Libra

Éste es uno de los grupos chilenos que más se han desmarcado de los límites del nuevo metal surgido en los años '90. Aunque tiene influencias iniciales de bandas de ese movimiento como Deftones y fue parte de los festivales Aggrofest que cohesionaron en Chile la escena metalera conocida como "aggro", Libra conecta guitarras eléctricas pesadas con atmósferas y sonidos electrónicos y no disimula su inclinación por la melodía ni su alejamiento de la estridencia. Libra se ha acercado además a grupos que a su vez escapan de las categorías musicales del metal o el punk, como Pacü y Humana, con quienes comparten escenarios y sello disquero.

Leer más

Años

Santiago, 2002 -

Décadas

2000 |2010 |

Géneros

Libra

Integrantes

Jaime Fernández, voz (2002 - ).
César Ascencio, guitarra, teclados, programación y voces (2002 - ).
Pablo González, teclados (2002 - 2005).
Luis Lemus, bajo, piano y voces (2002 - ).
Christian Ahues, batería (2002 - ).

Daniela Valdés

Libra, entre el volumen y el efecto

Libra surgió de la idea de César Ascencio, un músico y productor que ya había grabado el disco Psychotic side (2000) con la banda metalera Dark Age. Integró al cantante Jaime Fernández, que venía de un período en el grupo de metal industrial Kanatrán, y en 2002 ya no era un proyecto solista a base de teclados sino una banda integrada además desde octubre de ese año por el tecladista Pablo González, el contrabajista Luis Lemus, inclinado por la música docta y también proveniente de Dark Age, y el baterista Christian Ahues, que había tocado en Devil Presley bajo el alias de Chris Presley.

El grupo debutó en vivo en diciembre de 2002 en un concierto la Sala SCD Plaza Vespucio, ante una treintena de personas y con un cartel que recuerdan con exactitud: la banda thrash Massacre, los metaleros mestizos Escualo y los propios Libra. Luego emprendieron rumbo a un primer disco de cuatro canciones, Libra EP (2003), publicado en enero siguiente, y en mayo ya estaban presentando el videoclip de "Marcha atrás", que fue exhibido en los canales Vía X y MTV y se transformó en uno de los mayores éxitos cosechados por el grupo en el futuro.

Un año después el quinteto ya tenía su primer disco de larga duración, Libra (2004), que reúne trece canciones cargadas al rock y al metal con toques electrónicos en títulos como "Un día más" y "Llévame". En el disco tuvieron como cantantes invitados a Carolina Fernández y al guitarrista Rigo, de la banda de pop punk Tronic, y César Ascencio se permitió experimentar en el estudio dada su doble condición de integrante de Libra y de productor del sello Bolchevique, que editó el álbum.

Pablo González dejó su sitio en el teclado en 2004 y el grupo siguió como cuarteto. La difusión de las mencionadas canciones en radios y canales de video permitió a Libra abrir el show que grupo finlandés The Rasmus dio en el Estadio Víctor Jara el 31 de marzo de 2006 y acompañar a la banda argentina Carajo por una gira en Chile en el mismo año. Asimismo el grupo se ha preocupado de tocar no sólo con el circuito más asociado a la escena metalera.

En su segundo disco, Vol. II, el efecto (2007), lanzado en marzo del año siguiente, Libra busca referencias menos vinculadas al metal. Si la crítica ha percibido influencias de grupos como Deftones, Linkin Park o 30 Second to Mars en el grupo, en el nuevo álbum también se nota una inclinación al sonido de grupos como los ingleses Muse o Placebo, con melodías, interludios de voz y piano y el carácter pop de la canción "Quieres más".

También es un disco más ambicioso, y responde a los que los grupos de rock suelen llamar un "concepto", que involucra las letras, la música y la gráfica y está dividido en tres partes, con un diseño remite a la severidad de las simbologías totalitarias. El efecto fue masterizado en Buenos Aires con el ingeniero argentino Eduardo Bergallo, lo que coincide con la cercanía entre Libra y un circuito de rockeros argentinos como Carajo, Cabezones y Catupechu Machu. "Con la melodía como eje principal, Libra busca el equilibrio entre el peso y la suavidad", dice el propio manifiesto del grupo, que desde el significado de su nombre va en busca del equilibrio.

Un patrimonio que cumple medio siglo

Desde 1970, el Archivo de Música de la Biblioteca Nacional resguarda partituras, manuscritos, documentos personales, grabaciones, piezas gráficas y una multitud de objetos relacionados con la creación realizada en el país. En octubre festejan sus 50 años con el IV Encuentro Iberoamericano de Archivos Musicales y Sonoros. La programación, acá.

Leo Saavedra confinado

A cinco años de su debut como solista, el ex vocalista de Primavera de Praga presenta su segundo disco, Operación ballena, con ocho canciones compuestas y grabadas durante la cuarentena obligada por el nuevo coronavirus.