La Saga

La Saga fue un proyecto que exploró el jazz latinoamericano durante la década de los 2000 y fue conocido primeramente como el grupo del saxofonista Eloy Alquinta, el segundo hijo de Gato Alquinta, fallecido en 2004, apenas un año después del emblemático músico de Los Jaivas. Fue parte de una generaciónde agrupaciones que tomaron improvisación jazzística desde esa perspectiva de las raíces: Apus Jazz Bank, Motete, La Otra Tierra, Fusión Judá, La Pincoyazz y Sur, prácticamente todos descendientes cercanos o lejanos de La Marraqueta como cultores de la llamada “fusión criolla” o “fusión chilena”.

Leer más

Años

Santiago, 1999 -

Región de origen

Metropolitana de Santiago

Décadas

2000 |

Géneros

Integrantes

Eloy Alquinta, saxo alto (1999 - 2003).
Miguel Jiménez, guitarra (1999 - •).
Francisco Bascuñán, bajo (1999 - 2003).
Juan Antonio Sepúlveda, batería, percusión (1999 - •).
Rodrigo Jorquera, bajo (2003 - •).
Diego Sepúlveda, saxo alto (2003 - 2004).
Felipe Martínez, flauta traversa, saxo alto (2004 - •).

Iñigo Díaz

Fundado en las cercanías de la Vega Central en 1999 como cuarteto por el guitarrista Miguel Jiménez (futuro colaborador de Panchito Cabrera y músico de teatro), el bajista Francisco Bascuñán y el baterista Juan Antonio Sepúlveda, además del propio Eloy Alquinta como saxofonista alto, La Saga orientó su trabajo a la mezcla de ritmos regionales con instrumental eléctrico. La base guitarra, bajo y batería estableció ese sello de fusión, aunque la incorporación de música andina y mapuche le dio otro tipo de perfil. La Saga trabajó con ritmos altiplánicos como la saya, el huayno, el sanjuanito y también con la cueca chilena, el characarera argentina o el joropo venezolano, matizados con el lenguaje jazzístico y la improvisación. Su primer disco fue Calienta oreja (2001).

En 2003 Eloy Alquinta se alejó del grupo para incorporarse a tiempo completo a Los Jaivas, junto a sus hermanos Ankatu Alquinta (guitarra) y Aurora Alquinta (voz), tras la muerte de Gato Alquinta el 15 de enero de 2003. La Saga, entonces, integró primero al saxofonista alto Diego Sepúlveda y en 2004 a Felipe Martínez, otro músico ligado al teatro, saxofonista y flautista, quien había colaborado con el grupo La Hebra, y los guitarristas de fusión latinoamericana Antonio Restucci y Juan Antonio Sánchez. La Saga reemplazó además a su bajista original por Rodrigo Jorquera, y con nuevo cuarteto avanzó hacia su segunda etapa musical. En el disco Desde la tierra (2008) los procesos de creación incorporaron nuevos elementos, ahora con fuerte presencia de la música brasileña pero sin abandonar la riqueza musical andina.

Actualizado el 29 de mayo de 2021