La Dolce Vita

En las postrimerías del pop chileno de los 80, aunque con un carácter más rudo y urgente, surgió este proyecto que centró su producción y trabajo en la década siguiente, y ocupó en algún momento a músicos destacados previamente en otras bandas, como Pablo Ugarte (Upa) y Francisco Koch (Viena). El guitarrista Pierre De L'Herbe ha sido su puntal más firme, en un trabajo intermitente que se reactivó en 2019, con él como integrante fundador y nuevos compañero/as a bordo.

Leer más

Años

Santiago, 1989 - 1999 (*reunidos en 2019)

Décadas

1990 |2020 |

Géneros

La Dolce Vita

Integrantes

Pierre De L'Herbe, guitarra, teclados y voz (1989 - 1999 / 2019 - •)
Ximena Cubillos, bajo (1989 - 1999)
Francisco Koch, batería (?)
Pablo Ugarte, voz y acordeón (?)
Oliver De L’Herbe, guitarra (2019 - •)
Pablo Arriagada, batería (2019 - •)
Francisco Contesse, bajo (2019 - •)

MusicaPopular.cl

Un debut en cassette por el sello Alerce, Historia de familia (1992), interesó lo suficiente a EMI-Chile para sumar al conjunto a su catálogo y a su llamado «Proyecto de rock en Chile», entonces en marcha. El disco La Dolce Vita (1995) fue un acierto que no tardó en ubicar "Amor a la mala" en radios. La canción era un cover eléctrico y furioso, que hacía casi irreconocible el antiguo bolero en el que se basaba (popularizado por el portorriqueño Odilio González).

El grupo continuó con su marcha hasta 1999, cuando decidió su pausa poco después de publicar un tercer álbum y ubicar el tema "Calla" en la banda sonora de la película chilena Tuve un sueño contigo.

De L'Herbe pasó entonces por diversos proyectos musicales, como Alamedas. Pero hacia 2019 anunció el retorno de La Dolce Vita, esta vez con su hijo Oliver a bordo y en primera guitarra. Con nueva formación de regreso, la banda trabajaba ya en un nuevo disco cuando Oliver De L'Herbe (de 18 años) fue detenido y llevado a prisión por Carabineros, en el marco de la serie de protestas iniciadas en el país en octubre de 2019. Casi un mes llegó a estar el joven en la cárcel Santiago Uno, de donde salió decidido a grabar el disco en carpeta:

«Fue un momento único, a mí nunca me había tocado afrontar una situación similar —comentaría más tarde a El Desconcierto—. Para mí era una motivación; de hecho, al estar próximo a retomar mi libertad, lo único que yo pensaba era retomar también mi proyecto musical, que había quedado suspendido por todo esto. Viví esta grabación como una terapia posprisión, para sacar la mente del tormento y ser constructivo. Puse todo mi corazón y mi tiempo para producir las mejores ideas y música que fuesen posibles».

Predeciblemente, ese disco, Siglos de engaños (2021), reforzó un carácter político y ajustado a las demandas en marcha entonces en el país. Ha sido adelantado hasta ahora por el single "Guanacos en llamas".

 

 

Actualizado el 15 de enero de 2021