Chilombiana

Colombia, Ecuador, Perú y Chile aparecen de formas más o menos directas en la alineación de este grupo iniciado en Santiago en 2008, con integrantes ligados a esos cuatro países y un sonido que responde a un cruce de ritmos caribeños con los instrumentos eléctricos del rock. Sobre esa base Chilombiana vino a enriquecer el circuito de músicos y grupos chilenos entregados a diversas formas de mestizaje local entre raíces latinoamericanas.

Leer más

Años

Santiago, 2008 -

Décadas

2000 |2010 |

Géneros

Integrantes

Claudia Cantillana, voz (2008 – 2009)
Gina de la Hoz, voz, tambora, maracones, llamador, guache, guasá y platillos (2008 – )
Tocori Berrú, voz, quena y bajo (2008 – )
Carlos Papo Marchant, voz y trombón (2008 – )
Germán Thodes, trombón (2008)
Rocío Ortiz, clarinete (2008)
Leo Fecci, saxo alto (2008 – 2009)
José Barrías, saxo tenor (2008 – 2009)
Giuliano Ferreira, percusión y batería (2008)
Gonzalo Prieto, caja y percusión (2008)
Hugo Celis, percusión (2008)
Carola Reyes, baile (2008)
Ramiro Durán, voz, guitarra eléctrica, cuatro y tres (2009 – )
Danilo Donoso, voz, tambora, bongó, congas, cencerro y batería (2009 – )
Christian Duarte, congas, bongó, cajón, tambora, tambor alegre y batería (2009 – )
Sebastián Redolés, voz, guache, llamador, campana, guacharaca y batería (2009 – 2012)
Carlos Gómez, voz y trombón (2011 – )
Sebastian López, saxo alto (2011 – )
Marcos Contreras, saxos tenor y barítono (2011)
Cristóbal Dahm, saxos tenor y barítono (2011 – )
Alejandro Bustos, saxo tenor (2011 – )
Tomás Dahm, bongó, tambora, batería, güiro y guache (2012 – )

David Ponce

Siempre numerosa en su composición, la banda se caracteriza por la presencia de varios cantantes simultáneos y mantiene desde el inicio al núcleo fundador entre la vocalista y percusionista colombiana Gina de la Hoz, el bajista y quenista de origen ecuatoriano Tocori Berrú y el trombonista chileno e hijo de padre peruanos Carlos Papo Marchant, en un recorrido que en sus primeros cuatro años ha incluido a más de veinte integrantes y cuyo resultado se escucha en el disco debut Chilombiana (2011).

Fandango, porro y cumbia son algunos de los ritmos colombianos que cultiva el grupo, fusionados con corrientes como el rock y el ska. La raigambre de ese país se advierte además en la variedad de percusiones, que incluye tambora, llamador y tambor alegre entre los membranófonos, además de maracones, guache, guasá y guacharaca. Complementada con bongó, congas, güiro, cencerro, cajón, platillos y batería, la percusión es fundamental en el sonido del grupo, con al menos cuatro de sus integrantes dedicados a esos instrumentos.

Su repertorio es una combinación de canciones originales como “Cholas del alma”, “Sapo” y “Mal genio” con adaptaciones de otros autores. En su primer disco Chilombiana grabó versiones de “Fandango”, del grupo colombiano La Mojarra Eléctrica, y “Senderito de amor”, canción del compositor mexicano Ventura Romero interpretada por figuras como Javier Solís, Julio Jaramillo y Lisandro Mesa, para la cual el grupo acudió a la voz de Max Berrú. También recrearon “Que me pisen”, de la banda de rock argentina Sumo, y “El show de los pobres”, de Felipink y los Precisos, grupo liderado por el ex integrante del dúo electropop Pornogolossina.

Un día después de lanzado el disco, Chilombiana inicó en mayo de 2011 una gira europea por Suecia, Dinamarca, España, Bélgica, Francia y Alemania. Fueron veintiséis actuaciones en un mes y medio, tanto en el festival Fête de l’Humanité celebrado en Bordeaux como en teatros, una mayoría de clubes y escenarios callejeros, en los últimos de los cuales mostraron su modalidad acústica. A su paso por Bruselas compartieron escenario con Pita, rapero iniciado en el precursor grupo santiaguino Panteras Negras y radicado en Bélgica. Es la afirmación en vivo de los principios del grupo en materia de mestizaje, migración y fronteras. “Nos llamamos así porque es una mezcla”, ha dicho Tocori Berrú. “En Chile adoptamos la cumbia hace ya mucho y la hicimos nuestra, y Chilombiana es un concepto musical, cultural y mestizo”.

Clásicos: cine y música junto a Horacio Salinas

En 1996, el director de Inti Illimani Histórico creó una banda sonora para El húsar de la muerte, la película de Pedro Sienna en torno a Manuel Rodríguez. Este 27 de marzo y 3 de abril, a las 19 horas, se pone al frente de la Orquesta Clásica Usach para musicalizar en vivo el filme, en el Aula Magna de la institución.

Cumpleaños con Quilapayún

El programa El Zócalo Nacional, que se emite en Radio Universidad de Chile, cumple 20 años al aire y festeja con un concierto de Quilapayún. El jueves 21 de marzo, en la Sala Master (20:30 hrs.).